“En esta Semana Santa del 2012… QUEREMOS VER A Jesús???”

ValoresGerman de la Cruz Carrizales

“En esta Semana Santa del 2012… QUEREMOS VER A Jesús???”

PUBLICIDAD

Escrito por German de la Cruz Carrizales 27 de marzo de 2012

En vísperas de la Semana Santa, el Vicario de Cristo, el sucesor de Pedro en la tierra, estuvo en México y nos invita a la reflexión sobre nuestras vidas y sobre la violencia en que nos vemos inmersos los mexicanos.

 

Hay un principio que dice, que donde este Pedro, donde este el Papa, ahí está la Iglesia, y hoy Pedro, en la persona del S.S. Benedicto XVI, estuvo en México, entonces, la Iglesia estuvo expresada en plenitud en nuestra nación mexicana. De modo especial en la catedral de León, Gto., donde todos los obispos de México estuvieron viviendo un acto de comunión en torno al que es obispo entre obispos, primero entre iguales. Pedro en la persona de S.S. Benedicto XVI. Esto para nosotros los creyentes, debe de fortalecer nuestra esperanza y no solo por ver al Papa, sino para quedarnos con su mensaje que ha dirigido a nuestra nación mexicana. Debería consolidar nuestra unidad como pueblo, en su persona.

Estamos ya en la recta final del tiempo de cuaresma, que rápido ha pasado el tiempo, que rápido se nos han hecho ya casi estos cuarenta días. Desde el miércoles de ceniza donde empezamos la cuaresma. El primer domingo de cuaresma, donde se reflexionó sobre las tentaciones, aquel desierto donde Jesús vivió las tentaciones, y las tentaciones que a nosotros se nos presentan día a día. Ahora después de estos 40 días, estamos ante el umbral de la entrada Santa del Domingo de Ramos. A  días de vivir con Jesús su entrada triunfal a Jerusalén.

Juan proclama: “Y se acercaron unos griegos a los discípulos de Jesús, concretamente a Felipe, diciéndoles –queremos ver a Jesús-“.  Aquellos hombres vinieron a Jerusalén para celebrar el tiempo de la pascua, para dar ese paso a la liberación que cada año por mandato de Dios el pueblo de Israel venía a Jerusalén para celebrar el prodigio de la liberación. Dios escuchó esta voz de su pueblo cuando eran esclavos en Egipto. Dios por medio de Moisés  los sacó, los condujo por el desierto y los llevó  a una tierra que les había prometido. Este recorrido que duro cuarenta años, le permitió al pueblo de Israel llegar a tomar posesión de una tierra en donde no serían esclavos, donde Dios les daría sus frutos, en una tierra que ellos llamaron la tierra prometida. Como no celebrar a este Dios amoroso y liberador, como no celebrar a este Dios que condujo a su pueblo durante cuarenta años, de ser un pueblo oprimido a un pueblo libertado. De comer sobras pasaban a comer comida digna. Y Jesús como buen judío venía como entonces también a celebrar la pascua.

Retomando la pregunta –Queremos ver a Jesús-. Y cuando Felipe y Andrés se acercan a Jesús y le dicen. -Oye-, unos griegos quieren verte, eres famoso, porque ya tu fama ha traspasado las fronteras, los griegos quieren conocerte. Y Jesús escuchándolos con atención, y estos esperando una respuesta, Jesús no dice ni sí ni no. Entonces ellos le preguntan nuevamente –donde los vas a ver-. Entonces me imagino al hombre de hoy, a nosotros que vivimos en la Comarca Lagunera, y que queremos también ver a Jesús. Y si recorremos los próximos días santos, en la procesión y decimos queremos ver a Jesús, entonces Él nos dirá: “Me verán entrando triunfante a Jerusalén”, “Me verán cumpliendo la voluntad del Padre”, y eso es lo que celebraremos este Domingo de Ramos. Un hombre, un Dios hecho hombre entrando a Jerusalén, para cumplir en plenitud la voluntad del Padre. Pero no solo eso, pues Él nos dice: “¿Me quieres ver? Me puedes ver en todo hombre y en toda mujer que sueña, que tiene proyectos, que tienen anhelos y que los cumplen.

En la ciudad de Guadalajara, Jal., con motivo de la visita de S.S. Benedicto XVI, y ante los ataques dolorosos por esta visita del sucesor de Pedro a México. Un joven de 23 años decidió hacer una campaña llamada “Los jóvenes del Papa” para decirle al Papa “Si queremos que vengas México”. Mando hacer 100,000 lonas que se distribuyeron por todos lados, junto con otros jóvenes que convocó para esta campaña y que vimos en muchos lados, en particular aquí en la Comarca Lagunera. No se puso a golpear a los que hablaban mal del Papa, tampoco se puso por Facebook ofendiendo a los que lo ofendían. Cuando este joven hablaba ante unas 300 personas entre sacerdotes y dirigentes nacionales de movimientos, podríamos ver el impacto que esto tenia, el hecho de que un joven de 23 años pudiera generar esto en todo el país, y no solo eso, sino comprometer a más de 100,000 jóvenes de todo México, para que una semana antes de la visita estuvieran colocadas las 100,000 lonas en todo México, y además las imágenes que por televisión vimos del sobrevuelo que se hizo sobre el Cerro del Cubilete en su explanada había una manta gigante que decía: “Los jóvenes del Papa”, esa lona también la puso él.

Y Jesús también nos dice: “¿Quieres verme?” búscame en los hombres buenos, búscame en los hombres que triunfan, búscame en los matrimonios que luchan, ahí me encontrarás. Pero no solo eso, podríamos volver a preguntar: “¿Quieres ver a Jesús?” y Jesús nos dirá. Volviendo la mirada al Jueves Santo. ¿Quieres verme? Veme, contémplame, búscame en el papá, que tal vez molido y lleno de cansancio, pero motivado esta por alimentar a sus hijos. ¿Quieres verme? Búscame en la mamá que a pesar de sus problemas hormonales o emocionales, todos los días tiene la casa limpia, la comida caliente a sus horas, la ropa limpia. ¿Quieres verme? Nos dice Jesús pensando en el Jueves Santo, vas a encontrarme en todo hombre y mujer que se hace ofrenda y sacrificio por los demás. Como aquellas señoras que no solo se juntan a jugar canasta, sino que hacen campaña y donación para llevar alimento a los hospitales a aquellos que no tienen alimento. Jesús nos dice: “No me busques en la penca del nopal donde se apareció una imagen de mi”. Búscame, y me encontraras en el hombre y la mujer que hacen el bien al prójimo.

Pero si volvemos a preguntar como los griegos “Queremos ver a Jesús” andando hacia el Viernes Santo. Y Jesús nos dirá: “¿Quieres verme?” Veme en todo hombre crucificado, veme en el hombre que se destroza con el alcohol y la droga. ¿Quieres verme? Veme en el padre de familia alcoholizado que no logra, por más que dice que cuando él quiera deja el alcohol pero no puede dejar su alcoholismo. ¿Quieres verme? Veme en el hombre que no encuentra trabajo y está desesperado. Veme crucificado en el crucificado.

Y todavía preguntamos a Jesús, “Queremos verte” y  Él nos dirá, me veras en todo hombre que a pesar de que haya caído en lo más bajo, aquel que no encuentra su espacio, resucita a una nueva vida. Me puedes encontrar en aquel matrimonio que a pesar que se hayan dado con la escoba y la cazuela y reconociendo la gravedad de su acción imperdonable, deciden amarse y seguir juntos, ahí me encontraras.

El gran problema que tenemos, es que hoy, hoy ya no queremos ver a Jesús. Muchos hombres y mujeres ya no lo queremos ver, solo queremos que nos den, no nos interesa dar. Como al Papa en su visita reciente. Muchos fueron a ver al Papa, a tomarle fotografías, videos, a sacarle provecho económico a su visita. Pero cuantos pondremos en práctica el mensaje que el Papa nos ha dejado.  

 

Propongámonos cada mañana, cuando el despertador suene decirle Jesús “Quiero verte en mi cansancio, en mi familia, en mi trabajo, en mi prójimo, quiero verte Jesús”, quiero verte con los ojos del alma como compañero de vida.

 

Reflexionemos si en estos días de cuaresma hicimos ayuno, dimos limosna, fortalecimos nuestra oración, date tiempo para dialogar con Dios. Y finalmente hay que vivir los días Santos.

 

Y usted qué opina?

Participe en el programa de Lala, “Héroes que inspiran vidas”, proponiendo a esos héroes anónimos en la dirección electrónica  vidasqueinspiran@gmail.com

 

 (Le comparto este tema: “EL ROSTRO DEL AMOR”). Haga clic en la dirección de abajo:

http://www.youtube.com/watch?v=WFLGeauQEWE

 

Si aún no ha leído el artículo “Cuando quiero hablar… CON DIOS!!!”, se lo recomiendo en: 

http://blogsiglo.com/archivo/1312.html

 

 

“Se feliz, porque la piedra nunca es tan grande, porque las injusticias acaban pagándose, porque el dolor se supera, porque la verdad… insiste, porque el coraje te levanta, porque el miedo te fortalece, porque los errores te enseñan y porque nadie es perfecto.

La vida da una segunda oportunidad para todo y pone a cada uno donde debe estar”.

 

"Despertar...es" 
Un encuentro contigo mismo
Un libro que una vez
que inicias, no podrás dejar de leer.


 “QUIEN NO VIVE PARA SERVIR, NO SIRVE PARA VIVIR”

Germán de la Cruz Carrizales

  Torreón, Coahuila. México

                 MMXII

 

5,592 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD