“Lo que hoy hagamos por México resonará… EN LA ETERNIDAD!!!”

ValoresGerman de la Cruz Carrizales

“Lo que hoy hagamos por México resonará… EN LA ETERNIDAD!!!”

PUBLICIDAD

Escrito por German de la Cruz Carrizales 16 de septiembre de 2012

En esta fecha 16 de septiembre de 2012, después de las grandes celebraciones a lo largo y ancho de nuestro país y aún más allá de nuestras fronteras, y particularmente en mi Torreón querido, donde se inauguró la Gran Plaza y con gallardía se presenció el tradicional desfile militar. No podemos negar que nos gusta a los mexicanos la fiesta y el folclore, pero vivimos una situación que debemos reflexionar seriamente.

Yo soy miembro de este gran país México, que me ha dado mucho y amo profundamente; pero creo que debemos tomar en cuenta que ante el clima de violencia en que estamos sumergidos los mexicanos, la sociedad tiene una gran responsabilidad ala que no podemos ya ignorar.

Yo nací en 1958, en una familia tradicional mexicana fincada en los valores y el honor, ya que mi padre perteneció a La Fuerza Aérea Mexicana y mi madre hija de un gran político con bases morales muy firmes. De niño tuve una vida normal, iba a la escuela en las diversas ciudades donde vivimos, ya que cambiaban constantemente a mi padre a las diferentes bases áreas militares por obvias razones. Así que mis hermanos mis padres y yo, formamos una gran familia donde como en la viña del Señor hubo de todo, pero sobretodo unidad un gran cariño, comprensión y AMOR.

Crecí, podría decir, en un ambiente militar protegido, pues de cierta manera no había mucha comunicación con la población civil, al menos durante los tres primeros lustros de mi vida. Sin embargo esto me lleva a poder concluir que lo que deberíamos hacer como sociedad civil, como sociedad mexicana, respecto a los valores que nuestra patria requiere de cada uno de nosotros hoy día es lo que a continuación menciono.

México vive un problema muy profundo y que podríamos mencionar a cualquier grupo que todo el mundo nombra, incluida la corrupción, la pobreza, el desánimo y por qué no decirlo el miedo. Sin embargo creo que el problema es más profundo, sin dejar de darle la importancia que cada uno de estos reviste.

Creo entonces, que nosotros dentro de esta situación nos asumimos como víctimas de estas circunstancias, que dicho sea de paso nos han acompañado históricamente; fuimos víctimas de los españoles, de los francés, de Don Porfirio Díaz,  de los partidos políticos, de los grupos de aquí, de allá… etc, etc.

Entonces, creo, que no somos víctimas de las cosas que nos rodean, sino que nos asumimos como víctimas y tenemos que ver esto con mucha atención. Ya que si nos dejáramos de ver así, cómo cambiaria nuestro país y esto lo digo para tomar acción desde el seno de cada familia mexicana.

Como podríamos pasar de ser una sociedad, de una familia que se siente víctima, a ser una sociedad, una familia responsable, participativa y que toma el futuro de su patria en sus manos.

Creo que si pensamos en las etapas que se tiene que pasar en cualquier duelo, hay varias fases y la primera que hay que ver es que estamos sumidos en una NEGACION: hay una negación, una apatía extraordinaria, es como creer que tenemos un resfriado cuando lo que está pasando nuestra querida patria es un CANCER. Si un cáncer que nos consume día a día. Por lo tanto hay que RECONOCER que tenemos un serio problema que nos hace actuar con MIEDO. Pero al igual que estar en la sala de terapia intensiva, en la que todos sienten miedo, ahí se está para pasar una crisis; o superas la crisis y te alivias, o pasas al departamento de carnes frías, es decir te mueres. La vida hay que vivirla y no hay mucho tiempo para ello.

Ante la situación cada vez más difícil algunos grupos están reaccionando por la desesperación, no de manera adecuada, pero están reaccionando. El actuar de manera igual que nuestros adversarios, eso no nos hace mejor que ellos. Pero cualquier acción es mejor que no hacer nada.

Participar con violencia, enmascara la violencia, es decir si yo te violento y tú me respondes igual, enmascaras mi violencia.

Mahatma Gandhi, pudo liberar a la India del yugo ingles a través de una forma muy inteligente a través de la no violencia. Pero si de una manera pacífica, no pasiva!!! Determinada y efectiva, pero NO VIOLENTA.

Nací en México, crecí en México y aprendí a amar a mi patria a través de los valores de la familia, de la familia que me heredaron mis antepasados, mis abuelos, que me dieron mis padres y amarlo no es fácil.

En los viajes que he realizado al extranjero, particularmente en la Unión Europea no he visto jamás la PASION de los mexicanos, esa pasión que se entrega en un partido de futbol de nuestros Santos Guerreros, de la selección mexicana en los recientes juegos Olímpicos Londres 2012, en los terremotos de septiembre de 1985, en las inundaciones de la comarca lagunera en los noventas, cuando la comunidad entera se unió en un solo fin, apoyar a nuestros hermanos sanpetrinos. La pasión que te hace sentir el escuchar y entonar nuestro hermoso himno nacional, en cuya estrofa dice “… un soldado en cada hijo te dio…”. El mayor insulto que como mexicanos podemos recibir, es un recordatorio a nuestra querida madre, lo más sagrado para nosotros. México ES NUESTRA MADRE, nuestra Madre Patria que hoy clama por sus hijos.

Vivimos el momento más obscuro de nuestra historia reciente, y nuestra Patria está siendo ultrajada frente a nosotros y lo peor de todo, que es por sus propios hijos.

Gandhi fue un luchar civil, y en conjunto con sus conciudadanos “Fue el cambio que quiso ser en el mundo” y vaya que nos dio una gran lección de que entre hermanos cualquier pleito se soluciona frente a una madre que te dio la vida, y que te alimento de su seno los valores de la vida, de la familia, de nuestra querida Patria Mexicana.

Hoy México reclama un compromiso de paz de todos y cada uno de sus hijas e hijos, hijos que tomen acción en la paz y en la comprensión a través del AMOR de todos los que amamos a Nuestra Madre Patria.

En este mes patrio, ¿qué te gustaría rescatar como hermanos?  Nuestra Feria del Algodón y de la Uva?, nuestras fondas, restaurantes, lugares de reunión, el tomarte una copa un tequila con tus amigos laguneros? Las serenatas, las posadas, el recién Grito de Independencia, el día de muertos, la alegría, la pasión por vivir, y todo lo que significa ser laguneros, gente linda y hermosa, pacífica y querendona, la pasión de ser MEXICANO!!! Y que todo eso no desaparezca de este México que tanto queremos que tanto admiran los extranjeros.

 

Es mucha la obscuridad, pero la luz es infinita. Podrán acabar con la vida de un hombre, pero no con el espíritu enorme de México. La batalla está ganada, pero hay que darla… empieza por arreglar las diferencias que hay en tu familia, sonríele a tus paisanos laguneros, se amable, ayuda, demuestra que tenemos pasión por ser LAGUNEROS de corazón.

 

Hagamos la diferencia, TODOS SOMOS HERMANOS, basta de estarnos odiando, somos laguneros somos MEXICANOS!!! La moneda está en el aire…

 

¡Dios nos bendice!

 

¿Y usted qué opina?

Participe en el programa de Lala, “Héroes que inspiran vidas”, proponiendo a esos héroes anónimos en la dirección electrónica  vidasqueinspiran@gmail.com

 

 (Le comparto este tema: “México en tus sentidos”). Haga clic en la dirección de abajo:

http://www.youtube.com/watch?v=wWyx6MiSzCY

Si aún no ha leído el artículo “Desde el fondo de mi corazón…TE AMO!!!” , se lo recomiendo en: 

http://blogsiglo.com/archivo/925.html

 

“Se feliz, porque la piedra nunca es tan grande, porque las injusticias acaban pagándose, porque el dolor se supera, porque la verdad… insiste, porque el coraje te levanta, porque el miedo te fortalece, porque los errores te enseñan y porque nadie es perfecto.

La vida da una segunda oportunidad para todo y pone a cada uno donde debe estar”.

 

"Despertar...es" 
Un encuentro contigo mismo
Un libro que una vez
que inicias, no podrás dejar de leer.


 “QUIEN NO VIVE PARA SERVIR, NO SIRVE PARA VIVIR”

Germán de la Cruz Carrizales

  Torreón, Coahuila. México

                 MMXII

 

4,413 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD