Un poco de Letras Vagabundas

Letras vagabundasPaola Astorga

Un poco de Letras Vagabundas

PUBLICIDAD

Escrito por Paola Astorga 19 de agosto de 2016
textos, escritores, Comarca Lagunera, escritores laguneros, lectores, letras, blogs, torreon, letras vagabundas
Un poco de Letras Vagabundas

“La finalidad del escritor es mover las tripas del lector”, eso pienso. Y no es que tenga la presunción de ser parte de ese gremio. Pero, si una característica de serlo es producir tinta onírica, y crear realidades paralelas, tal vez algún día podría aspirar a formar parte de él.

     Pensar, y empezar  tener un blog, fue con el interés “ego maniaco” de que consuman mis letras ¿o, no es lo que buscan todos?

    Al momento que me preguntan en el Siglo de Torreón, los temas que manejaría en el blog, y el nombre que le pondría, era lógico, letras, letras vagabundas. No he podido engañarlos, el móvil del blog, es la literatura. En todas las formas, como lo han constatado quiénes me han leído desde el primer día.

          Lo confieso soy adicta a ella; todo empieza con una lectura insaciable, tu mente no descansa después de consumir tanta tinta. La única forma de eliminar el exceso es, escribiendo. Ya lo saben, ya hice el primer paso, lo acepte. Segundo paso, disculparme por compartirla con ustedes. Los dejaré con una probada, si les gusta, sigan consumiéndola.

 

Microrelato

Mujer de Luna

La abuela murió. Vino anoche la muerte y se la llevó. Me despertó su último suspiro, no supe que lo era, hasta que vi a la muerte al pie de su cama. Era una mujer destellante como la luna, su cabello eran hilos de luz  que caían sobre su espalda. Quise hablarle pero me hizo una señal de silencio, entendí que no quería despertar a la abuela del sueño eterno. Mi Tita se incorporó, abrazó a la muerte como si fuera un grato encuentro. Las seguí hasta la puerta pero un nudo de abandono subía por mi garganta. “Abuelita llévame contigo, no me dejes”.  Detuvo sus pasos, me miró como siempre que quería un capricho, mis lágrimas ya no se detuvieron, pasó su mano sobre mi rostro como un reflejo de la vida que abandonaba. Comprendí que no era mi momento, no había escrito mi destino y como decía ella,"la muerte es cumplida pero no puntual".

        Traspasaron la puerta. La luna llena derramaba su luz en el jardín y fue en esos gajos de resplandor que desaparecieron. Me quede acompañando a la luna un largo rato, hasta que la brisa invernal me recordó que yo seguía viva.

        Regresé a la habitación a cubrir con una sábana lo único que me quedaba en esta vida. La calentura empezó entre cirios y el novenario, y no se desprendió de mi pequeño cuerpo hasta mi último suspiro.

        Vino anoche la muerte y la abrace como una vieja amiga…

 

Prosa Poética

Cuerpos de arena

Dedicado a mi Comarca Lagunera

Lugares lejanos recorrieron mis huellas. Ví el azul inmenso estallar en   su milenario canto. Crucé riachuelos diáfanos tintineante de seres, nadé en ríos alegres. Sentí que  el  bosque me enmudeció con su gélido aliento. Pero el desierto me llama.

 Escuchó al viento tibio silbar las memorias de la tierra. Habla de las cordilleras, gigantes de piedra custodias de la sangre caliza que cubre sus llanos. De la brisa embravecida  que desciende de los cerros desnudos devorando las vastas planicies cubiertas de soledad finalmente acaricia con su lengua de fuego,  los cuerpos de arena.  Figuras de sol y polvo,  habitantes de de un lugar suspendido en el tiempo. Con  techo de azul infinito, tímido de cúmulos. Montajes de paisajes salvajes  pero de belleza indómita  donde hay fauna palpitante sobreviviente de su carne seca.

       La tarde se derrama.  Las montañas ensangrentadas anuncian el último acto. Cae la noche.

 

Verso libre

Blanco es pureza

El que madruga Dios le ayuda

decía la madre cálida

decía la madre amante

vestido de blanco

iba a la iglesia

vestido de blanco

iba a la escuela

blanco es pureza dice la abuela

el niño es bueno

el niño es blanco

en la escuela conoce lo que es rancio

susurros a la vuelta de la esquina

lo invitan a jugar

lo invitan a robar

lágrimas de madre

lágrimas de abuela

se hacen tedio se hacen burla

ya no es niño

ya no es blanco

robar pequeño

robar en grande

vender veneno empieza fácil

el halcón es bueno

pero no blanco

pícale que ya nos cayeron

pícale que ya nos chingaron

corre el miedo

corre el espanto

recuerda los besos de la madre

los abrazos de la abuela

las lágrimas ahogan

las lágrimas desvelan

búscalas en el camposanto

ahí todas llegan

se esconde en la porquería

se cubre de mierda

latiendo el cuerpo

latiendo la cabeza

angostos crujidos dejan huellas

lo atrapan

madrean

escupe la sangre

escupe la muerte

cortan cartucho

la bala lo abraza

la bala lo aquieta

la sangre escurre

la sangre calienta

la sangre es roja

blanco es pureza

decía la abuela.

 

Síganme en mi instagram: fotos vagabundas.

@asdipao

textos, escritores, Comarca Lagunera, escritores laguneros, lectores, letras, blogs, torreon, letras vagabundas, 3,340 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD