Tragedia en Hidalgo por explosión en toma clandestina

Nacional / INT AGENCIAS

Al menos 79 personas muertas fue el saldo de una explosión en Hidalgo, reportada en una toma clandestina que no pudo ser controlada por los huachicoleros.

En la zona cero de esta explosión, una de las mayores tragedias de las últimas décadas en México, los peritos cubren los cuerpos con sábanas blancas, para posteriormente llevarlos a institutos forenses y funerarias.Y si bien no se ha producido hasta el momento ningún conato de violencia, algunos vecinos exigen a las autoridades que se apresuren en la identificación de personas, pues alegan que falta gente por localizar.El secretario de Salud, Jorge Alcocer, dijo en entrevista a medios que algunos de los lesionados, que han sido llevados a distintos hospitales, están entre "la vida y la muerte".
Por el elevado grado de calcinación de algunos de los cadáveres, la identificación de algunos cuerpos se estima complicada.En el lugar del suceso, en una de las entradas en este pueblo de Hidalgo, al menos un centenar de personas se concentran a la espera de tener más detalles de sus familiares y conocidos.El suceso aconteció este viernes sobre las 16:50 hora local (22:50 GMT), cuando pobladores de Tlahuelilpan reventaron un ducto para extraer gasolina.Más de 70 personas muertas fue el saldo de una explosión en Hidalgo, reportada en una toma clandestina que no pudo ser controlada por los huachicoleros.

El piquete al ducto fue reportado por autoridades locales al Ejército antes de las 16:00 horas.

La policía estatal de Hidalgo indicó que la fuga fue reportada por primera vez alrededor de las 5 de la tarde. "Se reporta que ciudadanos se encuentran en el lugar intentando obtener hidrocarburo", informó la policía.

Pasaron casi tres horas de ordeña, antes de que una chispa ocasionara una explosión que arrasó con los huachicoleros, que traían a menores de edad para cargar cubetas.

El incendio hizo una reacción en cadena, pues alcanzó vehículos cargados con combustible y hasta bodegones con garrafas.

El Ejército implementó el Plan DN-III en apoyo a la población, y Bomberos de diversos municipios se trasladaron a la zona.

Unos 400 elementos militares y 300 más de corporaciones locales acordonaron la zona.

Personal especializado de Petróleos Mexicanos, en coordinación con las autoridades, atendieron el incendio ocasionado por una toma clandestina en el ducto Tuxpan-Tula, en el kilómetro 226.

Más de 50 ambulancias del IMSS, estatales y municipales, atendieron la emergencia para llevar a los heridos a Tula y Pachuca.

Los huachicoleros se convirtieron en antorchas humanas, debido a que en su mayoría estaban empapados de hidrocarburo.

Por ese municipio, de tradición huachicolera, atraviesan dos poliductos: el primero de 14 y 16 pulgadas que va de Tuxpan-Poza Rica a Tula, con origen en Barra Norte, Tuxpan, y destino en la refinería Tula.

Labores de rescate en la zona de la tragedia.

Tragedia en Hidalgo por explosión en toma clandestina

18 fotos, Al menos 79 personas muertas fue el saldo de una explosión en Hidalgo, reportada en una toma clandestina que no pudo ser controlada por los huachicoleros. »


explosión hidalgo,gasolina

En la zona cero de esta explosión, una de las mayores tragedias de las últimas décadas en México, los peritos cubren los cuerpos con sábanas blancas, para posteriormente llevarlos a institutos forenses y funerarias.

Y si bien no se ha producido hasta el momento ningún conato de violencia, algunos vecinos exigen a las autoridades que se apresuren en la identificación de personas, pues alegan que falta gente por localizar.

El secretario de Salud, Jorge Alcocer, dijo en entrevista a medios que algunos de los lesionados, que han sido llevados a distintos hospitales, están entre "la vida y la muerte".

Por el elevado grado de calcinación de algunos de los cadáveres, la identificación de algunos cuerpos se estima complicada.

En el lugar del suceso, en una de las entradas en este pueblo de Hidalgo, al menos un centenar de personas se concentran a la espera de tener más detalles de sus familiares y conocidos.

El suceso aconteció este viernes sobre las 16:50 hora local (22:50 GMT), cuando pobladores de Tlahuelilpan reventaron un ducto para extraer gasolina.

Más de 70 personas muertas fue el saldo de una explosión en Hidalgo, reportada en una toma clandestina que no pudo ser controlada por los huachicoleros.

El piquete al ducto fue reportado por autoridades locales al Ejército antes de las 16:00 horas.

La policía estatal de Hidalgo indicó que la fuga fue reportada por primera vez alrededor de las 5 de la tarde. "Se reporta que ciudadanos se encuentran en el lugar intentando obtener hidrocarburo", informó la policía.

Pasaron casi tres horas de ordeña, antes de que una chispa ocasionara una explosión que arrasó con los huachicoleros, que traían a menores de edad para cargar cubetas.

El incendio hizo una reacción en cadena, pues alcanzó vehículos cargados con combustible y hasta bodegones con garrafas.

El Ejército implementó el Plan DN-III en apoyo a la población, y Bomberos de diversos municipios se trasladaron a la zona.

Unos 400 elementos militares y 300 más de corporaciones locales acordonaron la zona.

Personal especializado de Petróleos Mexicanos, en coordinación con las autoridades, atendieron el incendio ocasionado por una toma clandestina en el ducto Tuxpan-Tula, en el kilómetro 226.

Más de 50 ambulancias del IMSS, estatales y municipales, atendieron la emergencia para llevar a los heridos a Tula y Pachuca.

Los huachicoleros se convirtieron en antorchas humanas, debido a que en su mayoría estaban empapados de hidrocarburo.

Por ese municipio, de tradición huachicolera, atraviesan dos poliductos: el primero de 14 y 16 pulgadas que va de Tuxpan-Poza Rica a Tula, con origen en Barra Norte, Tuxpan, y destino en la refinería Tula.

Labores de rescate en la zona de la tragedia.

Comentarios

Fotos más vistas