22 de enero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Espectáculos

Sylvia Pasquel da cátedra del matrimonio

EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, miércoles 05 de octubre 2016, actualizada 9:29 am

Enlace copiado

Una vez más, Sylvia Pasquel presentó en la región su obra No seré feliz pero tengo marido en la que recalcó que, "La institución menos romántica del mundo es el matrimonio".

Esta vez, fue el Teatro Isauro Martínez el lugar de la cita de Sylvia y cientos de laguneros. De nueva cuenta, la hija de Silvia Pinal demostró su talento con dicho monólogo -el primero que realiza en sus casi 50 años de carrera.

La actriz provocó risas y lágrimas entre el respetable gracias a "Vivi", una mujer que compartió las experiencias que vivió a lo largo de 25 años de matrimonio.

Al dar las 19:15 horas inició la primera función. Pasquel fue recibida entre aplausos, sonrisas y mucha emoción del respetable por conocer la trama de la puesta en escena.

"Buena tarde Torreón, saben que yo reinauguré este teatro con la obra Claudia, me quieren volver loca. Qué gusto tenerlos aquí", dijo Silvia y enseguida se transformó en "Vivi", quien detalló cómo fue su vida al lado de su pareja, "Jorgito".

El "susodicho" lo representó un maniquí con "voz en off". Para trasladar al respetable a momentos del pasado, la artista se apoyó de atuendos como un vestido de novia, una bata de dormir o un saco al estilo Locomía.

"Vivi" caminaba de un lado a otro sobre el entarimado y sin dejar de hablar sobre todo porque aclaró que según las estadísticas una mujer es capaz de pronunciar ocho mil palabras al día mientras que un hombre tan sólo de dos a tres mil.

Los laguneros que acudieron al recinto supieron que "Vivi" algunas veces se divertía de lo lindo con su esposo, en tanto que otras simplemente la dejaba insatisfecha y luego vino lo peor... le descubrió un romance con una jovencita que sería la causante del divorcio.

"Jorgito" dejó a "Vivi" y aunque ella se derrumbó con el paso del tiempo se reencontró consigo misma; tan es así que se volvió escritora, algo que siempre había soñado.

Al término de la función, Sylvia Pasquel fue ovacionada de pie. Antes de dejar el escenario, la actriz recomendó a los laguneros no comprar mascotas, "mejor adopten un animalito de la calle" y además besó el piso del entarimado como símbolo de su amor por La Laguna.

Fotos

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...