20 de septiembre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Gómez Palacio y Lerdo

Se desvinculan de las viviendas viejas

DIANA GONZÁLEZ/EL SIGLO DE TORREÓN
LERDO, DURANGO, jueves 05 de octubre 2017, actualizada 8:39 am

Enlace copiado

Aunque las autoridades municipales han tratado de que todos los propietarios de las casas viejas se hagan responsables de las mismas, la realidad es que no es así.

Se llevan notificaciones, exhortos, se ha hablado personalmente con algunos (los que son localizables en la región), pero muchos argumentan no poder de momento invertir en las propiedades, ya sea para tumbarlas o para rehabilitarlas.

Al respecto, el director de Protección Civil, Vicente García dijo que el Municipio se ve en una disyuntiva porque por una parte tiene que salvaguardar la integridad de las personas, de los transeúntes que se exponen al transitar por las aceras donde están las casas, pues, aunque se acordonen con el tiempo, éstos desaparecen o incluso los niños pasan por ahí o los arrancan.

Por otra parte, el Ayuntamiento tampoco puede demoler una propiedad privada y menos sin el consentimiento de los propietarios.

Además, en Lerdo existe el problema de que muchas de estas viviendas están consideradas en el catálogo de inmuebles a preservar por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH); no obstante, ninguna se encuentra en condiciones ya de ser reparadas.

"Nadie le mete mano, ni el INAH ni los dueños porque además no pueden hacerle cualquier modificación, todo tiene que ser avalado por este Instituto y terminan por abandonar estas fincas", ha expuesto el director de Protección Civil de Lerdo, Vicente García Ramírez.

Actualmente son cerca de 40 casas, no todas protegidas por el INAH, las que se encuentran en condiciones deplorables. Protección Civil ha hecho del conocimiento de esta situación a otras instancias de la presidencia municipal.

Las casas que se incluyen en el catálogo en su mayoría son del año 1900, pero actualmente representan un peligro para los ciudadanos por el estado deplorable en el que se encuentran.

Son casas que ya no tienen techo o está a punto de caer y donde las paredes en cualquier momento se vendrán también abajo, y puede ocurrir una desgracia.

Desde la pasada Administración municipal se reportó por parte de Protección Civil esta situación a la Dirección de Obras Públicas y al Juzgado Municipal para que se analice la situación real y lo que administrativamente puede hacerse.

Hasta ahora los propietarios no se han acercado al Ayuntamiento para ver la situación de estas viviendas; no obstante, si llegara a derrumbarse alguna, los dueños sí cargarían con responsabilidad que se ocasione un colapso.

"Nosotros tampoco podemos tumbarlas, necesitamos tratar el tema en conjunto con los propietarios y ver cuál sería la situación con el INAH siguiendo los protocolos establecidos, pero sí, sí son un peligro estas casas", dijo el director.

Por ejemplo, en el área rural de Lerdo muchas viviendas resultaron afectadas por las pasadas lluvias. A muchas se les cayó un techo o las bardas, situación que a decir del funcionario, puede repetirse en el primer cuadro de la ciudad.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) tiene la función de investigar, conservar y difundir el patrimonio arqueológico, antropológico, histórico y paleontológico de la Nación, así como su protección y conservación.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...