21 de septiembre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Personaje. Cultura

René Magritte, ingenioso pintor belga

AGENCIAS-EL SIGLO DE TORREÓN
CIUDAD DE MÉXICO, sábado 18 de noviembre 2017, actualizada 11:59 am

Enlace copiado

René-Francois-Ghislain Magritte, mejor conocido como René Magritte, es el personaje de la semana de quien se comparten algunos datos biográficos, con motivo de un aniversario más de su natalicio, a cumplirse estos días.

Magritte vino al mundo el 21 de noviembre de 1898, en Lessines, Bélgica. A los 18 años ingresó a la Academia de Bellas Artes de Bruselas, donde concluyó su formación artística dos años más tarde en 1918.

Tras finalizar sus estudios fungió como diseñador para una fábrica de papel pintado y luego hizo bocetos para anuncios; fue en esta época que se interesó por el arte surrealista, que conoció a través de la obra del pintor italiano Giorgio de Chirico 's.

De acuerdo con la biografía del artista surrealista publicada en el portal de la Enciclopedia Británica, en 1926, con apoyo de una galería de arte de Bruselas, se convirtió en un pintor de tiempo completo y un año más tarde montó su primera exposición individual, permeada del denominado “realismo mágico”, que no fue recibida favorablemente por la crítica.

Ese mismo año, en compañía de su esposa, se trasladó a un suburbio de París, Francia, donde conoció y se hizo amigo de varios exponentes de la escena surrealistas de París, tales como André Breton y Paul Éluar.

En 1930, Magritte regresó a su natal Bruselas, donde permaneció el resto de su vida. En este periodo su arte adquirió un surrealismo que iría evolucionando con los años hacia un estilo muy personal, cuyos símbolos giran con frecuencia alrededor de la relación entre el lenguaje y sus objetos.

Durante la década de 1940 experimentó con una variedad de estilos, ejemplo de ello fue la incorporación de elementos del impresionismo con los que colmó su obra, si embargo, nuevamente su arte no fue considerado exitoso razón por la que abandonó lo experimental.

En la siguiente década, el exponente surrealista exhibió su obra en importantes galerías en Nueva York, París y Ginebra.

El resto de su vida continuó produciendo sus imágenes enigmáticas e ilógicas en un estilo fácilmente identificable. En 1967 supervisó la construcción de ocho esculturas de bronce derivados de las imágenes en sus pinturas.

Luego de la inauguración de una importante muestra de su obra en el Museo Boymans Van Beuningen de Róterdam, René Magritte murió en Bruselas el 15 de agosto de 1967, a los 69 años de edad.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...