11 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Finanzas

La inteligencia artificial en México

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, jueves 30 de noviembre 2017, actualizada 7:56 am

Enlace copiado

Al hablar de Inteligencia Artificial y Aprendizaje Automático normalmente nos vienen a la mente imágenes como asistentes virtuales, robots, vehículos autónomos, y otros usos sofisticados y de ciencia ficción.

Sin embargo, en México, el uso del aprendizaje automático tiene muchas vertientes. Una de ellas especialmente tiene sus esfuerzos enfocados en la catalogación y preservación de los activos naturales del país. La Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) utiliza TensorFlow, la librería de código abierto para aprendizaje automático de Google para realizar este mapeo de biodiversidad.

TensorFlow es utilizado por los investigadores del Sistema Nacional de Monitoreo de Biodiversidad (SNMB), cuyo objetivo consiste en colectar información de diversos aspectos de la biodiversidad para tratar de analizar el estado de los ecosistemas, y definir si la actividad humana tiene impacto sobre ellos, con el fin de detallar medidas para remediar la situación.

"En Conabio queremos romper el paradigma de que la biodiversidad es algo que se debe proteger a capa y espada. Queremos protegerla, pero al mismo tiempo encontrar un equilibrio entre el aprovechamiento de los recursos naturales y la protección de los ecosistemas. Para ello, es importante entender cómo funcionan. Por eso es que comenzamos con la catalogación de especies con la ayuda de Tensor Flow", explicó Juan Martín Barrios Vargas, asesor en Cómputo de Conabio, quien añadió que el proyecto consiste en la colocación de cámaras trampa, sensores y grabadoras acústicas para la captura de imágenes y audio de flora y fauna; así como la realización de un muestreo para la búsqueda de huellas de animales y un conteo de aves. Con base en esta colecta se busca observar la dinámica de los ecosistemas, para generar un estudio integral de los recursos naturales del país.

Con el uso de esta tecnología, los especialistas de Conabio clasifican las imágenes en tres pasos: primero le piden a la herramienta inteligente diseñada por Google que distinga las imágenes que contienen fauna de las que no. Después, que clasifique las imágenes de acuerdo al tipo de fauna que contienen: sean éstas aves, mamíferos, reptiles. Posteriormente, se logra clasificar las imágenes por especie. Este proceso es muy complicado y tardado para el ser humano, pero es una tarea sencilla para las máquinas inteligentes.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...