05 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Gómez Palacio y Lerdo

Padres incurren en delito sin saberlo

CLAUDIA LANDEROS/ EL SIGLO DE TORREÓN
GÓMEZ PALACIO, DURANGO, lunes 26 de febrero 2018, actualizada 9:56 am

Enlace copiado

La omisión de cuidados es un delito y suele ser más común dentro de los hogares de lo que se considera, ya que hay muchos padres de que familia incurren en acciones que son calificadas como tal, pero lo desconocen.

Pueden considerarse como omisión de cuidados el no brindar atención a su salud cuando es necesario y de manera oportuna, las faltas constantes a la escuela, la extrema desatención de los padres, accidentes por falta de precaución o no ser vigilados por alguien capaz, la falta de aseo de los pequeños, no proporcionarles el alimento básico o incluso una alimentación adecuada, dejarlos solos, aunque sea por momentos breves o dejarlos a cargo de otros menores de edad, entre otras acciones que pongan en riesgo la integridad física o emocional del niño o la niña.

La titular de la delegación de Procuraduría del DIF Gómez Palacio, Lenia Gabriela Prado Echavarri señaló que ésta es una de las situaciones que más se atienden y que a la vez no se les da la importancia debida.

"Y es algo que puede repercutir incluso en la vida del menor o en pérdida de la misma; además, repercute en su vida adulta, se siente en abandono, tiende a afectarles y llevarlos a situaciones de riesgo y problemas sociales diversos como la drogadicción, el alcoholismo, entre otros que son muy diversos", indicó.

En la Procuraduría se reciben en promedio cuatro reportes al día, de los cuales no todos se comprueban como tal, aunque la mayoría sí son verídicos y en algunos casos se trata de un conflicto familiar.

"Aunque con el hecho de que sea conflicto en la familia, no necesariamente se debe descartar la omisión o el maltrato, porque muchas veces sí se da como consecuencia y es lo que debemos investigar", destacó.

La manera de proceder es distinta en cada caso, pero desde el inicio se canaliza a trabajo social para que realice el estudio pertinente y con frecuencia se resuelve con un apercibimiento, pero también puede llegar hasta la denuncia.

Incluso, se han dado casos en los que se pierde la patria potestad de los menores, quienes son canalizados a la casa hogar de DIF del estado de Durango, que es donde se llevan a cabo los juicios de pérdida.

La titular de la Procuraduría en Gómez Palacio, hizo un llamado a los padres de familia, tutores y cuidadores a cuidar y salvaguardar la integridad de los menores, ya que éstos es un derecho que ellos tienen y el adulto que no lo haga, estará incurriendo en un delito.

Por otra parte, recomentó a la comunidad a denunciar cualquier irregularidad que noten en torno a la situación que viven los niños de su alrededor, ya que se pueden realizar señalamientos de manera anónima.

Se pueden comunicar al DIF municipal de Gómez Palacio a los números 714-21-27 y 24, de lunes a viernes en horario de nueve de la mañana a cuatro de la tarde.

La funcionaria destacó que además, la Procuraduría del DIF municipal se mantiene siempre en contacto de Grupo Esmeralda para dar atención a cualquier caso que se detecte o denuncie.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...