14 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Israel ataca posiciones de Hamás

AFIRMAN QUE LAS PROTESTAS NO FUERON PACÍFICAS, SINO 'DISTURBIOS ORQUESTADOS' POR HAMÁS

EFE
JERUSALÉN, ISRAEL, jueves 17 de mayo 2018, actualizada 8:39 am

Enlace copiado

Fuerzas aéreas del Ejército israelí bombardearon ayer varias instalaciones del movimiento islamista Hamás en el norte de la Franja de Gaza tras disparos ayer desde el enclave costero hacia la localidad israelí de Sderot y otros ataques producidos contra soldados israelíes.

"Cuatro objetivos, entre ellos edificios e infraestructuras terroristas, fueron alcanzados en un complejo militar y otros tres objetivos fueron alcanzados en una instalación de producción de armas", informó el Ejército en un comunicado castrense.

Las fuerzas armadas añadieron que "los ataques se llevaron a cabo en respuesta" a los disparos de ayer por la tarde "contra la ciudad de Sderot", muy cercana a la Franja de Gaza, donde una casa recibió el impacto de fuego procedente de Gaza, y tras "varios ataques durante todo el día" contra efectivos israelíes.

"La organización terrorista Hamás es la única responsable de los sucesos que ocurren dentro y fuera de la Franja de Gaza, y es responsable de toda la actividad terrorista que se produce desde Gaza contra civiles israelíes", declaró el Ejército, que añadió "estar preparado" para seguir garantizando la seguridad de su ciudadanía.

La tensión en la Franja de Gaza es muy alta desde las protestas palestinas por la Gran Marcha del Retorno y contra el traslado de la Embajada de Estados Unidos a Jerusalén el pasado lunes, que se saldaron con 60 manifestantes palestinos muertos por fuego israelí ese día y dos al siguiente, lo que eleva a 110 las víctimas mortales desde que empezaron las manifestaciones el 30 de marzo.

Israel afirma que las protestas no fueron pacíficas, sino "disturbios orquestados" por Hamás para asaltar la valla de separación y entrar en su territorio a cometer ataques, y considera que al menos 24 de los muertos palestinos del lunes eran "terroristas con antecedentes documentados de terror".

Un destacado miembro de Hamás reconoció ayer que la mayoría de muertos pertenecen a su movimiento, pero el portavoz oficial del grupo lo negó y aseguró que eran civiles.

'Protestas fueron acto de guerra de Hamás'

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dijo ayer en una recepción al presidente de Guatemala, Jimmy Morales, que los disturbios en la valla de la Franja de Gaza durante los últimos días fueron "un acto de guerra de Hamás" y no "protestas civiles".

El jefe del Gobierno aseguró que la jornada de hoy fue "relativamente tranquila en la frontera con Gaza", lo que atribuyó a "la excelente actuación del Ejército israelí, que nos defiende", informó en un comunicado su oficina.

"No vamos a permitir que Hamás ni ningún otro grupo terrorista penetre en nuestras fronteras y nos amenace", dijo Netanyahu, que señaló las declaraciones del dirigente de Hamás, Salah al Bardaweel, quien dijo hoy que 50 de los 60 manifestantes muertos el lunes en las protestas eran miembros del movimiento islamista.

"Un gran número de los muertos son de sus filas. Nosotros también conocíamos esta información", indicó el jefe del Ejecutivo.

La tensión en Gaza es muy alta desde las protestas por la Gran Marcha del Retorno y contra el traslado de la embajada de Estados Unidos a Jerusalén el pasado lunes, que se saldaron con 60 manifestantes palestinos muertos por fuego israelí ese día y dos el siguiente, lo que eleva a 110 el número de los fallecidos desde que empezaron las manifestaciones el 30 de marzo.

Israel asegura que las protestas no fueron pacíficas sino "disturbios orquestados por el grupo terrorista Hamás" para asaltar la valla de separación y entrar en su territorio para cometer ataques.

Irán acusa

El presidente iraní, Hasan Rohaní, criticó ayer que Israel "sólo entiende el lenguaje de la fuerza", después de la muerte de 60 palestinos en la frontera divisoria en Gaza por el ejército israelí y que suscitó asimismo una protesta de cientos de personas en Teherán.

"El régimen sionista no es un régimen comprometido con la moralidad y las normas internacionales, solo entiende el lenguaje de la fuerza", aseguró Rohaní en una reunión del Gobierno iraní, según un comunicado.

El mandatario persa subrayó que tales acciones "harán que los palestinos estén más decididos a resistir y demostrarán a los musulmanes del mundo que no hay otro camino que la unidad y el apoyo".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...