16 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Nacional

Ofrece AMLO convertir a México en potencia

LOS DICTÁMENES SERÁN ENTREGADOS A LOS INGENIEROS EL 15 DE SEPTIEMBRE

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, martes 07 de agosto 2018, actualizada 9:29 am

Enlace copiado

En un encuentro con ingenieros de todo el país, Andrés Manuel López Obrador, virtual presidente electo, destacó que con su proyecto de gobierno México se convertirá en potencia y así nadie va a amenazarlo con cerrar fronteras o construir muros.

Detalló los 25 proyectos estratégicos que impulsará en su administración, 12 de ellos relacionados con los colegios y asociaciones de ingenieros. El político de Tabasco sostuvo que el propósito del próximo gobierno será cambiar la correlación de fuerzas.

"El propósito es que México se va a convertir en una potencia y que va a cambiar la correlación de fuerzas. Nadie nos va a estar amenazando con que nos van a cerrar las fronteras, que se van a militarizar las fronteras o se va a construir un muro en la frontera, porque vamos a crecer en México, va a haber trabajo en nuestro país, para eso son todos los proyectos", sostuvo.

Tras un desayuno en el Palacio de Minería, López Obrador encargó a los ingenieros la revisión del dictamen técnico que realiza sobre el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), debido a que vio difícil invertir 200 mil millones de pesos para el próximo año en esa obra cuando el presupuesto para infraestructura en este 2018 fue superior a los 500 mil millones de pesos.

"No es un asunto fácil, estamos hablando de mucho dinero público, hasta hora 85 mil millones de pesos del presupuesto. Y podemos pensar que cueste 300 mmdp, entonces van a faltar más de 200 mmdp. La inversión pública de este año fue de 550 mil millones. Una obra de más de 200 mil millones de pesos amerita una revisión", detalló.

En tono de broma dijo que los colegios y asociaciones de ingenieros lo harán gratis, pero que será un apoyo importante para revisar la viabilidad del NAIM. Los dictámenes técnicos serán entregados a los ingenieros el 15 de septiembre y tendrán un mes para analizar los documentos. Después se realizará una consulta ciudadana para resolver si se cancela el proyecto, si continúa con inversión pública o se elabora en concesiones.

"El día 15 de agosto me van a entregar el dictamen ingenieros nuestros y que ustedes nos den su punto de vista como asesores. Quién mejor que ustedes y además no vamos a pagar nada, nos va a salir gratis. Es una asesoría de primera. Nada de factores o de decisiones políticas", afirmó.

A su llegada al encuentro con ingenieros, López Obrador recorrió el Palacio de Minería entre saludos y felicitaciones. Al subir a la mesa de invitados, el político de Morena y el empresario Carlos Slim Helú se dieron la mano y el primero le dio dos palmadas en la espada, lo que provocó aplausos de los asistentes.

Al cerrar su discurso, el virtual presidente electo hizo un reconocimiento público al empresario.

"Termino diciéndole un gran reconocimiento (sic) a un ingeniero que con esfuerzo, con su imaginación y su talento es un ejemplo en México y en el mundo, por ser uno de los empresarios más exitosos: Carlos Slim que nos acompaña", expresó.

Aclaró que no todas las empresas extranjeras están libres de corrupción, por lo que buscará compañías de otros países que garanticen honestidad, como Noruega.

"Que no se siga contaminando con sobornos la vida pública de México", afirmó.

 INGENIEROS RESPALDAN

Por su parte, los ingenieros respaldaron el plan del futuro gobierno y le propusieron siete acciones, entre éstas que el nuevo gobierno aumente de 2.5% a 5% del PIB en obras de infraestructura y mejorar la Ley de Adquisiciones y Obras Públicas, así como no retirar a ingenieros en funciones sin antes evaluar su desempeño, y la participación del Colegio de Ingenieros Civiles en los proyectos.

Ascensión Medina Nieves, presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de México, aseguró que se requiere invertir cuando menos 5% en lugar del 2.5% del PIB actual para generar mayor desarrollo en el país.

José Francisco Albarrán, presidente de la Academia de Ingeniería, afirmó que ingeniería es soberanía y que los países que así lo entienden son los más desarrollados y los más soberanos, pero México no es de ellos, indicó, porque su estrategia ha sido "exportar recursos naturales" y mano de obra.

Destacó que López Obrador fue electo como "nuestro líder, un líder con una visión de un México más justo, más fuerte, más soberano. Un líder que está decidido a que México se transforme radicalmente".

Señaló que la cuarta transformación requiere el esfuerzo de los mexicanos y la Academia de Ingeniería "no será la nota discordante de esta sinfonía de voluntades, ya que la justicia social y la fortaleza tecnológica conforman nuestro propósito institucional".

Rocío Nahle, próxima titular de la Secretaría de Energía; Javier Jiménez Espriú, propuesto para ocupar la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, y Víctor Villalobos, próximo secretario de Agricultura, acompañaron al tabasqueño. Además asistió José María Riobóo, ingeniero cercano a López Obrador.

Con un abrazo zanjan diferencias

Como en su momento fue con el sector empresarial, ahora tocó el turno para que los ingenieros del país se volcaran a favor del virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador. Incluso Carlos Slim Helú, el hombre más rico de México, sucumbió al "amor y paz" del tabasqueño.

Con nuevo traje color gris y en su Jetta blanco, llegó a su cita al emblemático Palacio de Minería para reunirse con las asociaciones y colegios de ingenieros, que lo recibieron entre aplausos y saludos.

De inmediato las cámaras y pantallas instaladas en el recinto se concentraron en la mesa principal donde Slim esperaba la llegada de López Obrador. La reconciliación llegó en forma de apretón de manos y dos palmadas que el virtual presidente electo dio en tono de afecto al presidente vitalicio de Grupo Carso. Ambos, también compartieron un breve desayuno.

Atrás quedó aquella rencilla por la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). Ahora, incluso Slim Helú levantó la mano cuando López Obrador hizo una consulta a los ingenieros para saber si aceptan analizar los dictámenes técnicos de la viabilidad de la obra en el lago de Texcoco.

Esto a pesar de que la obra podría cancelarse y el empresario tiene vínculos con compañías contratadas para uno de los proyectos más ambiciosos del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto.

Slim Helú se vio desenfadado, escuchó atento los 60 minutos de discurso del político de Tabasco. En momentos escribía, miraba su celular y bebía algunos sorbos de agua. Pero también se le vio muy participativo, pues aplaudió y sonrió cuando López Obrador hizo el chiste de que los ingenieros van a hacer un análisis, sin cobrar un peso, a los dictámenes técnicos del NAIM.

Mucho menos hubo gesto alguno por parte del presidente vitalicio de Grupo Carso cuando el virtual presidente electo detalló su plan para conectar con internet gratuito a todo el país.

Al final del largo discurso, el político de Tabasco cerró con una frase dirigida al magnate: "Termino diciéndole un gran reconocimiento (sic) a un ingeniero que con su esfuerzo, con su imaginación y su talento es un ejemplo en México y en el mundo, por ser uno de los empresarios más exitosos: Carlos Slim que nos acompaña".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...