13 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Deportes

El Corona vuelve a lucir ‘a tope’

AARÓN ARGUIJO
TORREÓN, COAH, lunes 27 de agosto 2018, actualizada 7:54 am

Enlace copiado

"No hay boletos" volvió a leerse en las taquillas del estadio Corona, previo al duelo entre los Guerreros y La Máquina, destinado a ser el mejor juego de la jornada.

Otra vez un extremo calor fue el marco para el partido dominical en la Comarca Lagunera, rozando los 40 grados centígrados y sin una sola nube en el horizonte. La expectativa era grande; todos se preguntaban si Santos sería capaz de quitarle el invicto al Cruz Azul, o si Caixinha vendría a hacer la travesura en el que fue su fortín para conquistar el futbol mexicano hace tres años.

Buena cantidad de camisetas azules comenzaron a observarse en la explanada del estadio, niños y adultos, laguneros y foráneos, disfrutando su momento al tener al equipo como líderes de la general. "¿De dónde salieron tantos 'pitufos'?", se preguntaban los aficionados albiverdes.

Antes del inicio del partido, Maribel y Lizeth cumplieron su sueño de ejecutar una coreografía junto a las Guerreritas, bailando sobre sus sillas de ruedas, demostrando que no hay límites para el espíritu y que no sólo se baila con los pies. Ingresaron los jugadores de la Máquina al terreno de juego y se dividieron abucheos con vítores, presumían los Celestes que "estaban jugando como locales".

/media/top5/lagDEP5b83849c2fe01jpg.jpg

Un primer tiempo flojo, pobre de espectáculo y escaso de oportunidades, les permitió a los espectadores armar su propio entretenimiento con la "guerra" de porras, que al igual que el partido, registraba un empate. Terminó la primera mitad y el partido correspondió poco a las expectativas que había generado.

El apoyo a Cruz Azul se hizo patente con porras y la respuesta fue un abucheo. En un contragolpe mortal, la Máquina demostró estar bien aceitada y Cateruccio reafirmó su momento, retumbando el grito de gol como si fueran mayoría los azules.

/media/top5/lagDEP5b8383e604cacjpg.jpg

Lejos de rendirse, la grada albiverde mostró su respaldo con mayores gritos hasta la explosión de júbilo cuando Deinner Quiñones se estrenó como Guerrero, empujando el balón tras un "bombón" que le cedió Rodríguez.

/media/top5/lagDEP5b8357aa1f955jpg.jpg

Tras una tensa recta final, ambas aficiones tuvieron que conformarse con el empate.

Fotos

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...