12 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Deportes

Su cultura es la victoria, según Caixinha en Cruz Azul

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, sábado 15 de septiembre 2018, actualizada 9:57 am

Enlace copiado

En Cruz Azul no hay obsesión por llegar primero a la Liguilla o por establecer récords de época. El técnico Pedro Caixinha consideró que van por el buen camino, porque los suyos se han apegado a la enmienda de cada semana: "ganar".

"Lo más importante para nosotros y lo único es ganar", comentó previo a la última práctica de cara a su visita al Necaxa. "Nuestra cultura es una de victoria, de sacrificio, esfuerzo y compromiso total". Pero, ¿cuál ha sido la fórmula para que La Máquina pite con más veracidad que con ilusión?

"Tiene que ver con el convencimiento. Que [los jugadores]) valoren todo. La Liga te da para seguir creciendo tanto como entrenador como jugador y club; tener sentido más autocrítico, eso te lleva a querer más, a una apertura.

"Los jugadores entienden lo importante que es ser profesional 24 por siete. También es importante tener un directivo como Ricardo [Peláez] quien siempre está a la par y lo lleva con pasión, tener un presidente [Guillermo Álvarez] que te da la confianza, y una estructura moderna. Todo eso permite que el equipo pueda seguir creciendo", dijo como cátedra el portugués.

Y todo ese cúmulo será puesto a prueba por novena vez en el Apertura 2018, cuando este sábado por la noche se planten en la casa del Necaxa, una plaza donde no ganan desde el torneo Clausura 2009.

Critica a la Liga. No hay reproches para sus pupilos; sin embargo, Pedro Caixinha fue franco sobre la planeación de fechas y horarios de la Liga MX. "¡Viva México!", ironizó. "Nuestro partido era a las nueve de la noche, 15 de septiembre, son fiestas patrias ¿por qué recorrerlo 20:45 cuando son fiestas patrias? Tienen todo y un potencial para que se organicen... La planificación es la base del éxito".

A Caixinha no le interesa la Selección

Pedro Caixinha, técnico de Cruz Azul, antepone el escudo celeste y hace oídos sordos ante la posibilidad de ser perfilado al banquillo del Tricolor.

"Éste es mi escudo", dijo mientras resaltaba el logo cementero de su vestimenta. "Soy respetuoso y estoy aquí para defender mis colores y no de la Selección". Pero el portugués dejó ver quién sería su candidato ideal, su compatriota Carlos Queiroz. "Me gustaría mucho [que fuera el entrenador]", pero se encontraría "30 años de atraso [en el futbol mexicano]".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...