14 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Policiaca

'Cumplí con denunciar, espero que cumplan'

Señala que hubo malos tratos por parte del personal de la Vicefiscalía al acudir con su hija

EL SIGLO DE TORREÓN
GÓMEZ PALACIO, miércoles 17 de octubre 2018, actualizada 2:00 pm

Enlace copiado

"Malos tratos, caras largas, y palabras que desaniman, son algunas de las cosas a las que me enfrenté el día que llegue a la Vicefiscalía, en busca de un apoyo para hacer justicia, por el delito de abuso sexual que sufrió mi hija de nueve años", dijo la señora Lizbeth.

Lizbeth Guadalupe es una de las dos madres de familia de la escuela primaria J. Agustín Castro, ubicada en la colonia Chapala de Gómez Palacio, que acudieron desde la semana pasada a la Vicefiscalía región Laguna, para denunciar el abuso sexual que sufrió su hija que cursa el quinto grado de primaria.

"Me sentía devastada luego de que mi hija me dijera lo que un maestro le hacía en horario de clases y al llegar a la Vicefiscalía para denunciarlo, me encontré con un personal completamente insensible, cansado y sin ganas de tomarme la denuncia; tal fue así que no me entregaron ni siquiera el número de acta que levanté y obligaron a mi hija a que declarara dos veces porque supuestamente la primera vez no se guardó lo que ella les dijo, y fue luego de que tomé la escuela que me tomaron en serio y citaron de nueva cuenta a mi niña", detalló la madre de familia.

A decir de Lizbeth Guadalupe, su pequeña fue víctima de la violación de sus Derechos Humanos, al momento de declarar, ya que el Ministerio Público que le tomó la declaración rebasó los límites al exigirle a la pequeña que le detallara el día y la hora justos en que el maestro la había tocado, además de pedirle en repetidas ocasiones que le explicara cómo es que el maestro la abusaba sexualmente.

"Mi hija llegó temblando con la licenciada Ariadna Fernández y Diana, encargadas de la unidad de Delitos Sexuales y Contra la Familia de la Vicefiscalía; y esta mujer en lugar de brindarle confianza la hostigó hasta que mi niña sudaba, temblaba sin control y no logró controlar sus esfínteres mientras declaraba por segunda ocasión lo ocurrido", dijo al borde de las lágrimas Lizbeth.

La afectada también denunció que si bien la menor ya había sido sometida al examen psicológico, porque la misma psicóloga no se presentó al momento de que su hija fue llamada a declarar para brindarle el apoyo necesario.

"Yo llegué buscando apoyo y justicia, pero me topé con autoridades que te preguntan, que te desalientan al decirte que un caso de éstos lleva hasta dos años y que al final de cuentas todo se puede arreglar con el llamado reparación del daño, donde el acusado entrega dinero como si yo quisiera comprar el daño que le hizo a mi hija. Pienso en todas esas niñas a las que puede llegar el maestro si es que la autoridad no cumple con su tarea; yo ya cumplí con denunciar y espero que ellos cumplan con lo que les corresponde", dijo la madre.

A decir de las autoridades de la Vicefiscalía, hasta el momento ya se cuenta con dos denuncias formales por el delito de abuso sexual en contra del profesor Javier, y será hasta el día de hoy que se le gire una orden de presentación, ya que no puedan girar una orden de aprehensión hasta que no cuenten con la evidencia suficiente para señalarlo por el cargo de abuso sexual en contra de las menores que eran sus alumnas.

"Es ilógico que la autoridad piense que tres niñas pueden estar mintiendo sobre el abuso que vivieron a manos de su maestro, y me indigna pensar que no se va hacer justicia; porque para la autoridad no hay daño grave mientras que el presunto no penetre a su víctima, para ellos no es suficiente con el daño que le hizo al tocarle su cuerpo y robarle su inocencia" concluyó Lizbeth.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...