21 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Los Veintisiete dan su apoyo político al 'brexit'

Este es el mejor acuerdo posible para Europa. Este es el único acuerdo posible: Juncker

EFE
BRUSELAS, BÉLGICA, lunes 26 de noviembre 2018, actualizada 9:08 am

Enlace copiado

Los líderes de los Veintisiete países que seguirán en la Unión Europea (UE) tras la salida del Reino Unido dieron ayer su apoyo político al acuerdo de la retirada británica del club comunitario, un texto que la Comisión Europea instó a ratificar en el Parlamento de Londres, pues es "el único pacto posible".

"Este es el mejor acuerdo posible. Invito a quienes tienen que ratificar este acuerdo en la Cámara de los Comunes a tomar esto en consideración. Este es el mejor acuerdo posible para el Reino Unido.

Este es el mejor acuerdo posible para Europa. Este es el único acuerdo posible", declaró el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, en la rueda de prensa tras la cumbre de ayer.

En la reunión, los líderes dieron su respaldo político tanto al pacto sobre la retirada británica de la UE como a la declaración política de la futura relación.

El acuerdo del "brexit" todavía debe ser aprobado en parlamentos como Westminster, donde no tiene los apoyos garantizados, y en la Eurocámara, además de por los Estados miembros del club comunitario a nivel de ministros.

Pese al apoyo político de los dirigentes de los Veintisiete, Juncker consideró que la salida del Reino Unido de la Unión Europea, que tendrá lugar el próximo 29 de marzo, "no da lugar a sacar el champán ni a aplausos".

"El 'brexit' es un momento triste para la Unión Europea y, quiero decirlo, para el Reino Unido también. El futuro demostrará esto", resaltó.

La cumbre de ayer quedó en el aire hasta horas antes por las dudas de España sobre el acuerdo del "brexit" que, según Madrid, no daba garantías jurídicas suficientes de que ese país tendría la última palabra en cualquier futuro acuerdo con Gibraltar.

Sin embargo, el sábado el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, anunció que España votaría a favor del acuerdo entre la UE y el Reino Unido tras lograr un "triple blindaje histórico" sobre el Peñón, que contiene por escrito todas las garantías exigidas por el Ejecutivo.

"El acuerdo que hemos obtenido hoy aquí es un acuerdo bueno para España", afirmó Juncker, quien añadió una breve frase en castellano: "Nuestro cariño y solidaridad están con España".

Dijo que quienes "no son españoles" no "miden la importancia de esta cuestión para el Reino de España".

"Teníamos un problema en el último momento con nuestros amigos españoles, a los que quiero mucho, al igual que a su país, su rey, su presidente del Gobierno y su predecesor y hemos sido capaces de ponernos de acuerdo sobre los arreglos relativos a Gibraltar", comentó.

No obstante, algunos socios están molestos con España por su movimiento "de último minuto" al amenazar con bloquear el acuerdo por Gibraltar, un gesto que, según consideraron fuentes diplomáticas, "no tiene ninguna justificación basada en hechos" ni iba vinculado a "un problema político".

Sobre la ratificación del acuerdo de retirada, el negociador de la UE para el "brexit", Michel Barnier, instó a "todo el mundo" a asumir "su responsabilidad".

"El acuerdo de hoy ayudará a crear la confianza necesaria para negociar nuestra futura relación cercana y sin precedentes", precisó Barnier, quien apostó por seguir "cultivando" la unidad entre los Veintisiete.

Mientras tanto, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, advirtió de que en el futuro espera "un proceso difícil de ratificación, así como de negociaciones adicionales", en referencia a la futura relación entre Londres y Bruselas.

"Pero, con independencia de cómo termine todo, una cosa es segura: seguiremos siendo amigos hasta el final de los tiempos y un día más allá", recalcó.

Por su parte, la primera ministra británica, Theresa May, consideró que el Reino Unido ha obtenido "el mejor acuerdo disponible" sobre el "brexit" y alertó al Parlamento de Westminster de que, si no lo aprueba habrá, "más división e incertidumbre".

La canciller alemana, Angela Merkel, también confió en que el Parlamento británico de su visto bueno al acuerdo, que, a su juicio, logra un "equilibrio" entre los intereses de las partes y sienta las bases de una "estrecha asociación".

El primer ministro de la República de Irlanda, Leo Varadkar, señaló que a partir de abril empezará a negociarse el acuerdo sobre la relación futura que, afirmó, incluirá "probablemente dos tratados": uno sobre la asociación económica y un segundo que aborde la cooperación en seguridad.

May se enfrenta a un Parlamento en contra

La primera ministra británica, Theresa May, consiguió ayer la aprobación de los líderes europeos al acuerdo del “brexit”, un importante paso en el camino a la salida de la Unión Europea (UE) que, sin embargo, se ve empañado por la difícil situación que se le plantea ahora en el Parlamento británico.

Después de que los Veintisiete hayan respaldado el pacto de salida del Reino Unido del bloque comunitario y de sortear las reticencias de España respecto a Gibraltar, May debe someter a votación el acuerdo en la Cámara de los Comunes.

Una votación que supone el siguiente gran reto para la “premier”, quien no cuenta con el respaldo de casi un centenar de los 316 diputados de su propio Partido Conservador ni de los diez parlamentarios del norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP), socios de su Gobierno en minoría.

La líder del DUP, Arlene Foster, aseguró que “bajo ninguna circunstancia” su partido votará a favor del acuerdo porque, a su juicio, pone en peligro la integridad territorial del Reino Unido y otorga a Irlanda del Norte un estatus diferente al del resto del país (Escocia, Gales e Inglaterra), a fin de preservar la invisibilidad de la frontera con la República de Irlanda.

Una negativa a la que también se sumó hoy el jefe de la oposición británica, el laborista Jeremy Corbyn, que calificó el acuerdo de “malo” para el país y sostuvo que el laborismo votará en contra.

“Este es el resultado de un miserable fracaso en las negociaciones que nos deja con lo peor de ambos mundos”, manifestó el político, quien agregó que deja al país con “poco que decir” sobre su futuro y pone “en riesgo” empleos y estándares de vida.

Corbyn no quiere una salida sin acuerdo, sino renegociar un pacto “sensato” que incluya “una unión aduanera permanente, un mercado único fuerte y que garantice los derechos de los trabajadores y de los consumidores y la protección medioambiental”.

Pero renegociar un acuerdo no parece una opción muy viable, después de que presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, advirtiera de que el pacto aprobado hoy es “el único posible”.

Algo que ratificó la propia May desde Bruselas al afirmar que, “si la gente cree que de alguna manera se puede hacer otra negociación, no es el caso”.

“El acuerdo es el resultado de lo que han sido unas duras y difíciles negociaciones, durante un periodo significativo de tiempo, y, como se ha dicho, este es el acuerdo que está sobre la mesa, es el mejor acuerdo posible, es el único acuerdo posible”, subrayó.

La primera ministra es consciente de que no tiene fácil recabar el apoyo que necesita en el Parlamento de Westminster, por ello ha comenzado ya a hacer campaña para persuadir a los legisladores para que voten a favor del acuerdo.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...