22 de agosto de 2019 notifications
menu desktop_windows
Internacional

Expulsa Bolsonaro al 'comunismo' del Estado

El presidente de Brasil autoriza la destitución de funcionarios con ideas 'comunistas'

EFE
SAO PAULO, BRASIL, viernes 04 de enero 2019, actualizada 8:35 am

Enlace copiado

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, autorizó ayer la destitución de funcionarios que defiendan ideales "comunistas" y la venta de muchos de los 700.000 inmuebles propiedad del Estado, para contribuir a contener el elevado gasto público.

Las decisiones fueron adoptadas en la primera reunión del llamado Consejo de Gobierno, que es integrado por el propio mandatario, por el vicepresidente y general de la reserva Hamilton Mourao y por los 22 ministros del gabinete, que hasta el mes pasado tenía 29 miembros y en otras épocas llegó a tener casi 40.

El ministro de la Presidencia, Onyx Lorenzoni, dijo que la decisión de revisar la estructura de la administración pública y destituir a los funcionarios no alineados con las ideas de Bolsonaro es parte del "compromiso" que el capitán de la reserva del Ejército adoptó durante su campaña electoral.

"No tiene sentido tener un Gobierno como el que tenemos ahora con personas que defiendan otras ideas u otra forma de organización de la sociedad", declaró y anunció la destitución de unos 300 funcionarios temporales.

Según Lorenzoni, en las elecciones del pasado octubre, ganadas por el líder de la ultraderecha, "la sociedad dijo basta a las ideas socialistas y comunistas que en los últimos 30 años nos llevaron al caos actual" y el Gobierno debe responder ahora al mandato de las urnas.

BUSCA EXTINGUIR JUSTICIA DEL TRABAJO

El presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, afirmó hoy que "estudiará" con su equipo la posibilidad de poner fin a la Justicia del Trabajo, ya que considera que hay un "exceso de derechos" para los trabajadores brasileños y que los encargos laborales "molestan a todos".

"Cuando uno piensa en producir alguna cosa, cuando ve la cuestión de los encargos laborales, que molestan a todos en Brasil, esa persona desiste de emprender", declaró Bolsonaro en una entrevista a la cadena televisiva SBT.

En la primera entrevista concedida desde su investidura, el pasado día 1, Bolsonaro expresó que "estudia" e incluso podría hacer "una propuesta" para la extinción de la Justicia del Trabajo, pues, a juicio del presidente, ella está "politizada".

"¿Qué país del mundo tiene (Justicia del Trabajo)? Ya tenemos la Justicia común. Si (un trabajador) entra en la Justicia y pierde, tiene que pagar", manifestó.

"Mira Estados Unidos. Allí casi no hay derechos laborales. No sirve de nada tener derechos si no hay trabajo", completó.

Durante la transición de Gobiernos, Bolsonaro confirmó la extinción del Ministerio de Trabajo, creado en 1930 y cuyas funciones serán "redistribuidas" entre las nuevas carteras de Justicia y Economía.

En la entrevista, el mandatario también anticipó que pretende enviar al Congreso una propuesta de la reforma del sistema de pensiones que establece una edad mínima para las jubilaciones de 62 años para los hombres y 57 años para la mujeres, frente a los 60 y 55 años, respectivamente, de la legislación actual.

La reforma del sistema de pensiones es uno de los pilares del equipo económico del nuevo Gobierno, que la calificó también como el "principal desafío" de la nueva gestión.

Bolsonaro agregó que pretende "aprovechar" parte de la reforma propuesta por su antecesor, Michel Temer, pero con la "revisión" de algunos puntos y que lleve en cuenta las particularidades de cada región de Brasil.

"No es una reforma que da un número para todo el mundo. Habrá una diferencia para facilitar la aprobación (en el Congreso) y para que no se haga ninguna injusticia con quienes tienen una expectativa de vida mejor", como es el caso del Nordeste, subrayó el presidente.

Asimismo, Bolsonaro, un nostálgico de la dictadura militar (1964-1985) y quien prometió liberar a Brasil "del socialismo, de la inversión de valores y de lo políticamente correcto", destacó que el país siempre estuvo "bajo el riesgo del socialismo" y que "muchos" deseaban "un régimen similar al de Cuba o al de Venezuela".

"Si nunca tuvimos socialismo en Brasil fue gracias a las Fuerzas Armadas, hay que agradecerlas", dijo el presidente en alusión al golpe de Estado llevado a cabo en 1964 y que dio inicio a la dictadura militar que gobernó Brasil hasta 1985.

No tiene sentido tener un Gobierno como el que tenemos ahora, con personas que defiendan otras ideas...”—ONYX LORENZONI, Ministro de la Presidencia de Brasil
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...