19 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Deportes

Cruz Azul empieza con tibieza el torneo

Apenas logra sacar un punto del Cuauhtémoc

AGENCIAS
PUEBLA, PUE, sábado 05 de enero 2019, actualizada 9:03 am

Enlace copiado

El subcampeón sacó un "pequeño" punto en su visita a La Franja.

Habrá sido la falta de preparación, el shock de otra final perdida, un cambio de chip o la baja temperatura en el estadio Cuauhtémoc, pero el Cruz Azul jugó sin idea ni carácter.

Un empate (1-1) frente a los Camoteros debe de saber a poco para La Máquina, que se acostumbró a dominar en la fase regular hace unos meses. Ni con la participación de los tres refuerzos de renombre rescató el triunfo.

Hubo sufrimiento en Puebla. José de Jesús Corona, en el último suspiro, sacó a una mano lo que parecía la victoria de los locales, en potente disparo efectuado por Matías Alustiza.

El frío poblano mermó los engranes de La Máquina. Se necesitaba algo de calor para encender a los celestes, quienes presumieron su nuevo uniforme.

Lo que Elías Hernández no hizo durante la Liguilla pasada, lo consiguió en la Jornada 1 del Clausura 2019. El Patrullero recortó hacia la derecha, para colocarse el esférico a su pierna más hábil, y disparó directo al ángulo de la portería de Nicolas Vilkonis, quien quedó inmovilizado por la velocidad.

Después de dos partidos en blanco, el Cruz Azul prendió una flama de luz, que no duraría mucho por la reacción casi inmediata del Puebla.

En un centro del joven Aldahir Molina desde el costado izquierdo, ningún defensa cementero fue capaz de desviar el balón. El más cercano fue Adrián Aldrete, pero Vladmir Loroña se le anticipó, y el zaguero le hizo falta. El silbante Édgar Ulises Rangel, en su debut en Primera División, señaló correctamente el penalti.

Sin alguna prisa, Lucas Cavallini engañó a un desesperado Corona. La intención del meta durante el cotejo fue quitarse la espina clavada por el error en la final ante el América. Y lo logró.

Chuy no fue exigido por el Puebla de Enrique Meza, las llegadas de los locales fueron balas de salva... Hasta que un disparo de Alustiza obligó su vuelo y atajada, en el último segundo.

Rangel, hijo del ex árbitro del mismo nombre, cumplió con su papel: no afectó en el resultado. Cuando tuvo dudas, en un fuera de lugar que había terminado en gol de La Franja y en un clavado de Jonathan Rodríguez dentro del área poblana, consultó con la tecnología, sin presionarse por los reclamos celestes.

Con poco tiempo en el cronómetro, Caixinha (desesperado por la falta de ideas) mandó de cambio a dos refuerzos: Rodríguez y Yoshimar Yotún; Orbelín Pineda arrancó el duelo.

Nada por algún lado. Un juego insípido y estéril por parte del subcampeón, posiblemente ocasionado por la semana de preparación que tuvo después de sus vacaciones de Navidad.

La Máquina sacó su primer punto en el camino rumbo a la "novena". Fue amargo.

Pide hablar con 'Billy'

José Luis pide una oportunidad para sentarse y conversar con Guillermo Álvarez, presidente del equipo de sus amores, el Cruz Azul. En la Jornada 1, cuatro días después del Año Nuevo, el seguidor celeste se presentó al estadio Cuauhtémoc con una cartulina fosforescente, en la que solicita una reunión con el directivo, Ricardo Peláez o "Cancino" (Pedro Caixinha), para que el equipo logre el campeonato en el Clausura 2019.

"Es muy difícil que el hombre aguante la presión, no todos podemos con la presión", dice el hombre mientras espera el autobús de La Máquina previo al encuentro frente al Puebla.

José Luis no se acuerda bien de los nombres de los futbolistas. Al relatar el tanto de Edson Álvarez en la final de vuelta, no rememora a Iván Marcone o Jesús Corona, responsables del error en la anotación del América. Pero eso no importa, él quiere ayudarlos en lo que se pueda. "Si ahorita no me hacen caso ahorita, la próxima semana iré a La Noria", dice.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...