22 de septiembre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Espectáculos

Roma se construyó en ocho meses

Eugenio Caballero da detalles de las locaciones del filme dirigido por Alfonso Cuarón

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, lunes 21 de enero 2019, actualizada 8:37 am

Enlace copiado

Sin leer inicialmente el guión, como es tradicional, pero apoyado en largas charlas sostenidas con Alfonso Cuarón, donde escarbaban en los recuerdos de ambos, el diseñador de producción, Eugenio Caballero, comenzó hace tres años el camino para la película Roma.

La cinta se ubicaría en la capital mexicana de 1971 y para recrearla trabajó ocho meses. Casi nueve. Curiosamente uno de los escenarios sería el desaparecido cine Las Américas, en avenida Insurgentes esquina con Baja California, a los que asistía Caballero con sus abuelos.

"Ellos vivían en la calle de Quintana Roo, a dos o tres calles de donde creció Alfonso. Hay 10 años de diferencia entre nosotros (Cuarón y él), así que seguramente iba con la novia y yo con mis abuelos a babosear", dice divertido Caballero.

La recreación de escenarios, como las calles de Neza y el Teatro Metropólitan, sí contó con la investigación histórica respectiva, dice, pero en esas pláticas y búsqueda de locaciones, se dejaba a algo más.

"Hablábamos no necesariamente de cómo se veía una calle sino de cuáles eran los sonidos o cómo olía o de lo que ya no estaba porque se había caído con el temblor (septiembre de 1985).

"Eran largas horas de búsqueda de locaciones, íbamos, veíamos y de pronto Alfonso decía: `¡mira, ese es el mosaico que había en mi casa!´ Y yo decía: `¡este balcón me recuerda a tal cosa! ¡Mira las plantas!´ Era siempre estar abiertos en los sentidos y ver lo que daba la ciudad", recuerda.

Para la casa de Cuarón se utilizó una que estaba por demolerse en la colonia Narvarte. Y un viejo edificio del Centro Médico sirvió para recrear el hospital que se ve en la parte final de la cinta. Una parte del proceso se dejó a lo digital.

"Al final de la calle Tepeji pusimos los multifamiliares que estaban ahí y se cayeron; a Baja California la rematamos con el Centro Médico derrumbado, hay una cuestión de precisión en la recreación que a lo mejor la gente descubrirá en su segunda o tercera visita a la película".

Avenida Insurgentes

"Construimos Insurgentes desde cero, dos cuadras y media de manera física hasta el segundo piso y después continuamos digitalmente (colocando "blue screen").

"En físico pusimos desde asfalto, banquetas, vías del tranvía y la clásica e icónica marquesina del cine. En aquel tiempo (1971) tanto Insurgentes como Baja California (la avenida) tenían camellón en medio", comentó.

Neza

Caballero dijo cómo recrearon Neza: "A Neza la recreamos por Chalco (en el Estado de México) en un lugar largo. Neza ya es una ciudad desarrollada, pero, por las fotos de referencia que teníamos, era impresionante ver el lodazal que había entonces, la falta de servicios y su vida cotidiana. Los materiales que se usaban entonces en los asentamientos irregulares eran distintos a los que hoy se usan y era importante ponerlo así.

"Alfonso tenía muy claro que quería poner un mitin y nos dimos cuenta que siempre (los vecinos) fueron abusados por los políticos. A esta gente del campo los líderes les llegaban a vender en dos ocasiones el mismo terreno".

"Una de las cosas que queríamos, cuando se pudiera por su importancia, era rodar en los lugares donde sucedieron los hechos que se narran. Entonces, la Calzada México-Tacuba (Ciudad de México), donde fue "El Halconazo", había que usarla. Ya está cambiada, pero modificamos muchas cosas físicas, otras digitalmente, pero siempre supervisadas por Alfonso y yo.

"El edificio donde ocurre la escena es el mismo, ahora hay un gimnasio al cual quitamos para poner la mueblería. Originalmente ésta se encontraba en el segundo piso del edificio, pero nosotros la pusimos en el tercero, para que se viera mejor. Fueron dos días de rodaje", contó sobre el sitio denominado El Halconazo.

EL BOSQUE

La familia principal va de fiesta a una hacienda, en la víspera del Año Nuevo, pero mucho del bosque y paisajes que ahí se ve, no existe.

"El riachuelo que cruza uno de los niños sobre un tronco, en realidad era un paraje plano, al que se le tomaron las medidas necesarias para generar el cauce mediante estanques. Lo mismo pasa con el lago, donde los adultos, bien abrigados, se encuentran practicando tiro.

"Creamos surcos, montañas y parajes para decorar la zona central del encuadre y luego insertamos digitalmente el Volcán Iztaccíhuatl", detalla al respecto.

Recrean la casa de Cuarón

La casa de Cleo y la familia protagonista de la película, Roma, es una reproducción de la que habitó Alfonso Cuarón en su niñez, pero para reconstruirla se requirió buscar muebles en cinco entidades, armar un sistema de poleas que permitiera quitar paredes y poner fachadas falsas. Eugenio Caballero, diseñador de producción del filme, tuvo que recrear el número 21 de la calle de Tepeji, donde vive la familia estelar. Lo primero fue encontrar una casa que permitiera ser remodelada y encontraron una por demolerse. “Probablemente lo que se ve en ella es 80 por ciento de recreación. ¿Por qué no nos metimos a foro? No teníamos actores profesionales (la protagonista Yalitza Aparicio) y tenían que sentir los materiales reales e íbamos a pasar ahí bastante tiempo”, dice. La loseta que se ve en las escenas del patio se mandó a hacer con un artesano que usa la técnica de hace 70 años. “La casa de los Cuarón fue construida en los años 30, entonces tratamos de mantener los materiales propios. “Y como rodamos en tiempo cronológico, creamos un sistema que normalmente se usa en foros: las paredes del segundo piso estaban en una especie de riel de cortinas de negocio, en una ranura del techo, y las levantábamos con un sistema de poleas, si en algún momento había una pared, la retirábamos y ahí metíamos iluminación, cámara”, cuenta. De los objetos originales de los Cuarón encontraron, entre otros, pinturas y el piano, retapizaron las sillas del comedor y hasta sabían qué se ponía en la mesa al cenar. “O ver con qué juguetes jugaban los niños, ese tipo de cosas eran como punto de partida para diseñar los espacios”. Para escenas de exteriores, se filmó en la calle original. “No filmamos en la de su casa, sino en otra que nos convenía, sobreponiendo fachadas a ella y también en las casas vecinas”, expresa el diseñador.

Alfonso agradece al cantante Leo Dan

Luego de que el cantautor argentino Leo Dan expresara su beneplácito de que su canción Te he prometido sea el tema principal de la película Roma, el cineasta Alfonso Cuarón respondió al comentario. A través de su cuenta de Twitter @Leo_DanOficial, aseguró que el tema, lanzado en la década de los 70, es una de sus favoritas y agradeció a México por todo su cariño. “Estoy muy feliz de que una de mis canciones favoritas sea el tema principal de una película tan bella ¡Muchas gracias por tanto cariño, #México!”, escribió en la red social, donde también compartió el soundtrack del filme. En tanto, Alfonso Cuarón destacó el trabajo de Leo Dan, considerado como uno de los principales representantes argentinos de la “nueva ola”, que marcó la música hispanoamericana entre los años 60 y 70. “Gracias a ti, @Leo_DanOficial, tus canciones han sido los temas musicales de muchas vidas”, indicó en su cuenta @alfonsocuaron.
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...