19 de septiembre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Espectáculos

La vida de 'Borras' antes del cine

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, jueves 24 de enero 2019, actualizada 8:25 am

Enlace copiado

El martes, The Academy of Motion Picture Arts and Sciences, es decir quienes otorgan los premios Oscar a lo mejor del cine, anunció 10 nominaciones para la película "Roma", de Alfonso Cuarón.

Entre las nominaciones estuvieron la de Yalitza Aparicio como mejor actriz, la de Marina de Tavira, como mejor actriz de reparto, mejor director para Alfonso Cuarón y mejor película. Pero un momento, ¿cuál es la historia de "Borras", el perrito que ha ganado fans por su actuación en la película?

Todo empezó en el 2016, cuando Manuel Montero y un amigo encontraron a un perro amarrado con un alambre a una pared de un lote baldío, a punto de morir de hambre y sed. Montero es entrenador profesional de animales, lo cual fue determinante para "Borras".

Montero y su amigo llevaron al animal con la MVZ Adriana Cruz, quien contó la historia de "Borras". Según la veterinaria, el perro estuvo internado durante un mes, pues tenía diversos problemas médicos como sarna, conjuntivitis, bronquitis y pulgas.

Un mes después, el perro comenzó a mejorar y lo demostraba a través de una pelota y con movimientos de su cola.

Montero fue requerido para participar en la película de Cuarón, pues "necesitaban un perro que se pareciera al que el Sr Cuarón había tenido cuando era niño y cuando las condiciones fueron dadas, "Borras" era el candidato perfecto, puesto que tenía muchas ganas de vivir y una gran disposición a trabajar", cuenta la doctora de "Borras".

"Borras" tuvo mucha suerte, pues es muy parecido al perro que Cuarón tuvo de niño. "Roma" está basada, en buena parte, en la infancia del cineasta, ganador del Oscar.

Para que el perro rescatado de aquel baldío diera el paso a la fama mundial, "se le enseñó obediencia y le encantaba jugar con la pelota, acataba muy bien sus órdenes, y se sabe que en ocasiones se necesitan varios perritos para realizar escenas, pero borras cumplía con todas la escenas siempre con mucho entusiasmo".

Adriana contó que algunas veces ella misma participó en el entrenamiento del perro para el cine. "Su entrenador Manuel me lo llevaba a revisión y a veces se quedaba conmigo en casa donde reforzaba con su pelota sus saltos, que iban a ser requeridos para los saltos que iba a realizar en el portón de la casa del filme", dijo la veterinaria.

Todos recordamos esos saltos de "Borras".

Hoy, "Borras" tiene hasta su propio camerino.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...