21 de julio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Gómez Palacio y Lerdo

ENFOQUE

Controlador cameral

RAÚL MUÑOZ DE LEÓN
domingo 17 de febrero 2019, actualizada 9:11 am


Enlace copiado

"Establecer mecanismos de fiscalización, control, auditoría y evaluación para supervisar el funcionamiento de las unidades administrativas; realizar las recomendaciones orientadas a mejorar los procedimientos administrativos que emplean las áreas con el propósito de que cumplan con los ordenamientos legales aplicables y lograr así el aprovechamiento óptimo de los recursos financieros, materiales y humanos de que dispone la Cámara". Tales son los objetivos de la Contraloría Interna de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.

En tanto que sus funciones principales son, entre otras, las siguientes:

1.- Elaborar el Programa Anual de Control y Auditoría de la Cámara;

2.- Diseñar, implantar y supervisar el Sistema Integral de Control y Evaluación de Gestión de las unidades adscritas.

De la Contraloría Interna de la Cámara de Diputados dependen las siguientes Unidades Administrativas:

-Dirección General de Auditoría:

-Dirección General de Control y Evaluación;

-Dirección General de Quejas, Denuncias e Inconformidades.

Con trescientos cincuenta votos a favor, ochenta y nueve en contra y una abstención, en sesión ordinaria celebrada el pasado 7 de febrero, el Pleno de la Cámara de Diputados, designó como Contralor Interno de dicho órgano legislativo a Jorge Torres Castillo.

Habiendo una asistencia de 440 diputados, de 500 que integran la Cámara, sólo se necesitaban 294 votos para cumplir con el requisito constitucional de las dos terceras partes de los miembros asistentes a la sesión; rebasó con amplitud dicha exigencia. Así que su nombramiento está perfectamente legitimado. Tres diputados panistas, entre ellos, Jorge Luis Preciado, abordaron la tribuna para oponerse al nombramiento; éste último mencionó que sin tener que decir nada negativo de su perfil, votarían en contra porque "no se vale que el grupo mayoritario designe a quien tiene que revisarlos, sería como una auto revisión"; argumentando que "en los ayuntamientos y en los congresos locales, se había institucionalizado que las minorías nombrasen al titular del órgano de control, y en esta misma Cámara de Diputados, era una práctica desde 1997, y que hoy se está rompiendo con esta tradición".

A favor del dictamen hablaron, primero Pablo Gómez Álvarez: sobrio respetuoso, con elegancia, claro y objetivo, llamando la atención de los que se oponían, al decirles que están equivocados o mal informados, pues la propuesta de Torres Castillo para el cargo de Contralor Interno de la Cámara no fue de Morena, sino de la Conferencia para la Dirección y Programación de los Trabajos Legislativos. Destacó el perfil profesional de quien fue propuesto, aludiendo a su trayectoria y experiencia en actividades administrativas de fiscalización, como su reciente paso por la Contraloría del INE, donde se desempeñó con responsabilidad y eficiencia.

Contundente y categórico fue Mario Delgado, coordinador de la Fracción Parlamentaria de Morena y líder de la Cámara, quien después de hacer una relatoría de los datos curriculares de Jorge, y habiéndolo estudiado detenidamente concluyeron que era el candidato idóneo para desempeñar función tan delicada como la de revisar la correcta aplicación de los recursos de la Cámara de Diputados, mencionando que no venía de ningún grupo partidario o político.

Además mostró un documento que contiene el Acuerdo a que previamente habían llegado y firmado los coordinadores de todos los grupos parlamentarios que concurren en la Cámara en el sentido de aceptar la propuesta de la Conferencia, "pues se trata de impulsar el servicio civil de carrera; por eso me sorprende que hoy los señores diputados del PAN desconozcan tal Acuerdo y no hagan honor a su palabra; eso es preocupante".

La nota graciosa y anti solemne la puso Gerardo Fernández Noroña, del PT, quien calificó a los opositores diputados panistas de "pedorros"; adjetivo que escandalizó a los mencionados legisladores, provocando, sin embargo, la hilaridad del resto de los asambleístas.

Considerado suficientemente discutido el asunto, Dolores Padierna Luna que presidió la sesión, sometió a votación la propuesta, habiéndose obtenido el resultado arriba mencionado, declarando: "Es Contralor Interno de la LXIV Legislatura de la Cámara de Diputados el ciudadano Jorge Torres Castillo". Designa una Comisión de Cortesía, integrada por tres diputadas y tres diputados para recibir y acompañar al designado hasta el recinto legislativo, a fin de que rinda la protesta de ley e inicie sus funciones.

Presente el interesado, la presidenta de la Mesa Directiva, preguntó:

"Ciudadano Jorge Torres Castillo: ¿Protesta usted cumplir y hacer cumplir la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen, y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de Contralor Interno de la Honorable Cámara de Diputados que se le ha conferido, mirando en todo momento por el bien y prosperidad de la Unión?"

"Si, protesto", respondió el interpelado.

"Si así lo hicieres, que la Nación os lo demande".

Subrayo intencionalmente la línea anterior para señalar respetuosamente el error en que incurrió la presidenta del órgano legislativo, pues lo correcto es: "si así no lo hicieres. . ." Parece un detalle intrascendente, dado que nadie de los presentes en la sesión hizo observación alguna, pero desde luego que tiene su importancia constitucional y práctica. Seguramente fue un "lapsus linguae". Aquí lo dejo para el análisis de los que tengan interés en el asunto.

SEMBLANZA

Originario de Gómez Palacio, Dgo., en donde nació el mes de febrero de 1947, Jorge Torres Castillo cursó estudios de primaria, secundaria y preparatoria en el Instituto "18 de Marzo", del cual fue presidente de la sociedad de alumnos, y más tarde catedrático y Director del mismo. Como dirigente estudiantil logró que por primera vez, la sociedad de alumnos, organizara los Festejos de Aniversario del Instituto en 1965, que en tal año correspondió al Jubileo de Plata, que tradicionalmente manejaba la dirección de la escuela, lo cual no fue nada fácil pues encontró fuerte resistencia en las autoridades educativas del plantel, habiendo logrado su propósito.

Apasionado de la Oratoria, participó en concursos y torneos, obteniendo diversos premios en certámenes de carácter regional y estatal; lo mismo que a nivel nacional, representando a la institución que lo formó.

Los estudios profesionales los realizó en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México, obteniendo el grado de Licenciado en Derecho. Terminada la carrera y ya titulado, regresa a su ciudad natal en donde muy joven inicia una carrera política en la que encontró obstáculos y dio tropezones, pero también logros y satisfacciones pues siempre salió avante.

Contrajo matrimonio con Ana Laura Bernal Montoya, formando una bonita y armónica familia con sus hijos Jorge, Melissa y Pamela, ya realizados profesionalmente.

Fue Presidente del Comité Municipal Electoral en Gómez Palacio, Director del Centro de Seguridad Social para el Bienestar Familiar del IMSS. Militó activamente en el Partido Revolucionario Institucional, del que fue Presidente de su Comité Municipal, primero, y años después Secretario de Prensa y Propaganda (lo que hoy es Comunicación Social) del Comité Directivo Estatal de Durango; partido al que renunció por encontrar fuertes actitudes y prácticas antidemocráticas por parte de quienes manejaban los hilos de la política partidista regional y estatal de su Estado, en tal época.

En 1988 sucede la fractura a nivel nacional del Partido Revolucionario Institucional, surgiendo las figuras de Cuauhtémoc Cárdenas, Porfirio Muñoz Ledo, Heberto Castillo, adhiriéndose más tarde los nombres de Ifigenia Martínez Navarrete, Andrés Manuel López Obrador, Amalia García y otros más, quienes fundaron la corriente democrática nacional, de la que nacería el Partido de la Revolución Democrática PRD.

Esta coyuntura le da a Jorge la oportunidad de adherirse al nuevo partido que nace con mucha fuerza, relacionándose con los líderes de esta corriente política, especialmente Muñoz Ledo con quien establece una amistad que perdura hasta hoy.

Fue postulado por el PRD como diputado federal de representación proporcional por Durango, integrando la Legislatura Federal 1991-1994. Candidato por el mismo partido a Presidente Municipal de Gómez Palacio en dos ocasiones: en 1989 teniendo como contrincante a don José Rebollo Acosta, por el PRI; y en 1992, enfrentándose al priísta Ernesto Boheringer Lugo; en esta elección aunque los resultados le favorecieron, el triunfo no le fue reconocido por la imposición de los factores del poder que prevalecían en Durango.

Apreciado y reconocido por la sociedad lagunera de Durango, Jorge ha desarrollado una carrera política exitosa; independientemente de su militancia partidista, fue Secretario de Seguridad Pública del Estado de Durango, cargo de responsabilidad que desempeñó en todo momento con honestidad y rectitud.

En los últimos diez años realizó positiva labor de carácter administrativo y fiscal en la Contraloría del Instituto Nacional Electoral, INE en la Ciudad de México, lo que representó ser considerado para el cargo al que ahora fue designado.

Breve semblanza de la brillante carrera de Jorge Torres Castillo. El cargo de Contralor Interno de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión es el merecido corolario a la vida de un hombre honesto, trabajador y de probada vocación de servicio, manifestando nuestra satisfacción porque un distinguido ciudadano de Gómez Palacio, ocupe tan elevada y delicada posición. Enhorabuena.

r_munozdeleon@yahoo.com.mx
TAGS
Temas del día
  • Migrantes
  • Chapo Guzmán
  • Pemex
  • RELACIONADAS
    COMENTA ESTA NOTICIA
    Cargando comentarios...
    Cargando más noticias...
    Cargando tendencia...