13 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Internacional

EUA va por dos hijos de 'El Chapo'

Según documentos judiciales, el caso se introdujo en Washington en abril de 2018

AGENCIAS
WASHINGTON, EU, viernes 22 de febrero 2019, actualizada 8:12 am

Enlace copiado

Dos de los hijos de Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera fueron acusados formalmente por el gobierno de Estados Unidos, por delitos de narcotráfico.

Joaquín (34 años) y Ovidio (28 años) Guzmán López, ambos supuestos hijos del capo y Griselda López, segunda esposa del sinaloense, están acusados de un sólo cargo por distribución de cocaína, metanfetaminas y marihuana, entre 2008 y 2018, se informó este jueves.

Según documentos judiciales consultados, el caso se introdujo en la corte de Washington en abril de 2018, pero se mantuvo sellado hasta la semana pasada, días después de que "El Chapo" recibió el veredicto de culpabilidad por diez delitos, en una corte de Brooklyn.

"El Güero" y "El Ratón", respectivamente, enfrentan una acusación de conspiración a la distribución en Estados Unidos de al menos cinco kilogramos de cocaína, 500 gramos de metanfetaminas y mil kilos de marihuana. De ser condenados, enfrentarían penas de entre 10 años de cárcel y cadena perpetua.

El gobierno de Estados Unidos cree que ambos hermanos están fugitivos en territorio mexicano. Según los documentos consultados, la fiscalía estadounidense ya ha hecho algunos procedimientos para requerir la extradición de ambos en el momento en el que sean arrestados.

En el equipo de la fiscalía está Anthony Nardozzi, uno de los abogados del gobierno que participó en el caso contra "El Chapo".

El asunto está asignado al juez Rudolph Contreras, quien también tiene en cartera el de Lucero Guadalupe Sánchez López, la "Chapodiputada", testigo en el caso contra Guzmán Loera y que espera sentencia tras haberse declarado culpable.

El caso de los "Chapitos" salió a la luz poco después del veredicto contra su padre y las revelaciones explosivas de un jurado a Vice News sobre la violación de la normativa judicial, que han abierto la puerta a que los abogados de "El Chapo" puedan objetar el proceso y solicitar un nuevo juicio.

"El Chapo" fue declarado culpable el pasado 12 de febrero por 10 delitos relacionados con el tráfico de drogas, tras un juicio de más de tres meses en el que se revelaron detalles sobre la brutalidad de sus crímenes, sus líos amorosos, entre otros.

El gobierno estadounidense, en ese momento, advirtió que la decisión envía un mensaje a los narcotraficantes, en el sentido de que "no pueden escapar" de la justicia.

Está previsto que el juez Brian Cogan dicte sentencia el próximo martes 25 de junio. Los delitos por los que Guzmán Loera fue declarado culpable conllevan cadena perpetua y, de acuerdo con medios estadounidenses, la cumpliría en la prisión ADX Florence, de Colorado, mejor conocida como el Alcatraz de las Rocallosas, lugar del que nadie ha podido escapar.

RESALTAN PROBLEMA DE "JURADOS QUE GOOGLEAN"

Las afirmaciones de un jurado del juicio de Joaquín "El Chapo" Guzmán de que algunos miembros del jurado actuaron incorrectamente están llamando la atención de nuevo al problema de cuando los jurados leen noticias y hacen sus propias indagaciones antes de un veredicto.

Es un fenómeno al que se le ha llamado "jurados que googlean", y hace que los abogados defensores y fiscales pierdan el sueño.

"Todos tienen el mundo en la yema de los dedos", dijo el abogado defensor de Guzmán, Jeffrey Lichtman. "Hace 20 años no tenías que preocuparte por eso".

Lichtman dijo el jueves a The Associated Press que ahora existen serias dudas respecto a la condena en contra de Guzmán este mes por cargos de narcotráfico y asociación delictuosa, por lo que planea solicitarle al juez federal de distrito Brian Cogan que interrogue a los 12 jurados y seis alternos por los reportes de que varios de ellos hicieron caso omiso a las advertencias de evitar los reportes de prensa sobre el caso.

Un jurado que prefirió permanecer anónimo dijo esta semana a VICE News que al menos cinco miembros del panel siguieron los reportes de prensa y mensajes en Twitter durante los tres meses del juicio, y estaban al tanto de material candente _y posiblemente perjudicial_ que había sido excluido del proceso.

"Está claro que debemos traerlos de regreso a la corte y obtener algunas respuestas sobre cierta conducta indebida masiva", comentó Lichtman.

La fiscalía federal de Brooklyn se negó a comentar el jueves al respecto.

En algunos casos, traspiés similares por parte del jurado han resultado lo suficientemente perjudiciales como para ameritar un nuevo juicio, una posibilidad que, según los expertos, no puede descartarse en el caso de Guzmán.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...