21 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Deportes

Puro gozo en casa de los Guerreros

Goleada desata la alegría en el TSM

AARÓN ARGUIJO / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, lunes 25 de febrero 2019, actualizada 8:51 am

Enlace copiado

La eterna batalla de bien contra el mal escribió un nuevo capítulo en el Estadio Corona, con los Guerreros inspirados tras conseguir media docena de goles, recibiendo a unos Diablos que llegaban urgidos de un resultado que les permitiera salir un poco de su propio infierno.

Las nubes negras amenazaban al Territorio Santos Modelo y parecía una escena propicia para que se apareciera el demonio, sin embargo, pocas camisetas rojas se presentaron en la explanada del estadio, la cual lució un tanto tranquila, faltando menos de una hora para el silbatazo inicial de Luis Enrique Santander. La parsimonia podía respirarse en los alrededores del estadio, tranquilidad que incluso permitió a los guardianes del orden salir a comprar sus alimentos y las aguas frescas, preparándose para otra fresca tarde de futbol en la Comarca.

Antes del inicio del partido, honores a la hermosa Bandera Mexicana en su día, además de la entonación del Glorioso Himno Nacional Mexicano, momento que unió a los aficionados ya haciendo una buena entrada en las gradas del moderno inmueble. Una decena de minutos fue suficiente para el "estudio" entre rivales, llegando Diego Valdés con su educado botín derecho para poner la pelota pegada al palo, dejando sin oportunidad a Alfredo Talavera y poniendo en marcha la fiesta de los laguneros, que echaron por la borda las malas intenciones del Toluca al ganar el volado y cambiar la manera predilecta de los Guerreros para comenzar el partido, en cuanto a la portería a atacar.

Los pocos aficionados rojos intentaron hacer su parte y empujar a su equipo hacia el frente, pero un veloz Ayrton Preciado clavó el segundo gol y provocó un estallido de júbilo por parte de la afición Albiverde, ya entrada en el gozo de la victoria inminente. Todavía Javier Correa convirtió un penalti y por si fuera poco, los Diablos se quedaron en minoría numérica, cónica de una muerte anunciada para Hernán Cristante, que desde uno de los palcos del TSM, observó lo que probablemente serían sus últimos minutos como entrenador de los Escarlata.

El segundo tiempo, fiesta redonda para los santistas, entre el "Dale Guerrero" y la ola surcando las tribunas, llegó la cuarta anotación lagunera, obra del chileno Valdés ante una falta de concentración que refleja perfectamente la actualidad del Toluca. Puro gozo, el resto del encuentro para la nación Verdiblanca, coreando el olé aunque no fuera una corrida de toros, volteando hacia las pantallas para corroborar que el marcador fuera 4 por 0, cuando el equipo batallaba para hacer más de un gol por partido y ahora ha explotado con 10 festejos en una sola semana.

Ya para el último cuarto de hora, parecía un partido del tercer grado de primaria contra el primero de secundaria, sumamente desequilibrado y si no fuera por los buenos reflejos de Talavera, el marcador hubiese sido aún más escandaloso. Muchos aficionados caminaron hacia la salida del estadio, aún faltando algunos minutos para la finalización del encuentro, entendiendo que el Diablo estaba demasiado herido como para reaccionar ante unos Guerreros que no dejaron lugar a dudas y refrendaron su casa como una aduana peligrosa para cualquier rival.

Superar al Señor de las Tinieblas nunca había sido tan sencillo para Santos, que ahora se perfila a otra batalla continental entre semana, compromiso que afrontarán con clara ventaja, para luego visitar a una fiera que está rugiendo fuerte.

24,877

AFICIONADOS acudieron ayer al partido entre Santos Laguna y los Diablos Rojos del Toluca.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...