22 de abril de 2019 notifications
menu
Deportes

Pumas, sin futbol, cae ante Lobos

AGENCIAS / CIUDAD DE MÉXICO.-
CIUDAD DE MÉXICO, lunes 04 de marzo 2019, actualizada 8:51 am

Bruno Marioni habría sido capaz de recuperar el ánimo de los Pumas, pero todavía le falta mucho para regresarles el futbol.

Ni técnica ni táctica demostró el equipo del argentino, que se fue derrotado 2-1 frente a los Lobos BUAP. Barullo no supo darle la vuelta a un conjunto que jugó con 10 hombres durante 45 minutos. Los Pumas cometieron errores infantiles, letales, porque los licántropos no perdonaron ese par de regalos por parte de los auriazules. En el primer gol de la BUAP se equivocó Luis Fernando Quintana. En el segundo, David Cabrera.

Contrario a los Lobos, con todo y la expulsión de Leiton Jiménez (minuto 44), lograron mantener la portería en cero, gracias a un par de intervenciones de Antonio Rodríguez y el resto de la zaga poblana.

Lo que hizo Pumas en defensa fue digno de un equipo amateur. Quintana defendió el esférico como un niño que apenas aprende a jugar futbol.

El defensa felino esperó el bote del balón en lugar de despejarlo a cualquier otro lado; la bola le brincó y llegó a Da Silva, completamente sin marca. El atacante no desaprovechó la oportunidad y remató raso, lejos del alcance del guardameta Alfredo Saldívar (20').

Mientras que en el área técnica, Bruno Marioni no se rascó la cabeza, porque ni siquiera tenía ideas que le dieran comezón. Su equipo no presentó algo a favor en 44 minutos; fue hasta que Leiton Jiménez vio la tarjeta roja por derrumbar a Juan Iturbe, quien se iba solo frente a Toño Rodríguez, que los Pumas generaron futbol, recordaron que estaba en juego más allá de tres puntos, un poco de orgullo, ese que tanto presumieron con el regreso de Marioni a Cantera.

El juego felino no fue el más bonito, simplemente no les quedó de otra que atacar a 10 lobos en el campo. Cuando Barullo hizo el segundo cambio -Felipe Mora por Jeison Angulo-, recibió la segunda cachetada de la tarde.

Cabrera, quien había ingresado tras el medio tiempo, regaló el balón, que quedó a merced de Mauro Lainez, el hermano mayor de Diego, el del Betis de Sevilla.

El volante llevó el esférico por el costado derecho, recortó y lo mandó al fondo de la portería de Saldívar (60´) con un gran disparo, muy colocado, muy preciso. Fue el 2-0 y con 10 hombres.

Alan Mozo fue el jugador más peligroso para los auriazules, con constante llegada por el costado derecho, pero no era su culpa que el resto de sus compañeros no supiera moverse dentro del área de "Toño" Rodríguez.

Carlos González hizo el tanto del orgullo en el último suspiro, pero no sirvió de mucho porque el cronómetro se agotó.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...