18 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Cultura

Raíz de una sólida actriz

La lagunera Cecilia Ramírez Romo tiene un largo y valioso camino en el mundo del teatro

DANIELA RAMÍREZ/ EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, viernes 08 de marzo 2019, actualizada 8:59 am

Enlace copiado

Un flyer pegado en una tienda de autoservicio la desvió de la Medicina, carrera que en sus años de preparatoria visualizó como la mejor profesión para su futuro. Aquella adolescente tomó el inocente papel entre sus manos y lo escaneó con la mirada; se trataba de información sobre el taller que ofrecía el Teatro Isauro Martínez en ese entonces.

Ese fue el punto de partida de la carrera de la lagunera Cecilia Ramírez Romo, mujer que ha pisado fuerte dentro del ambiente teatral a nivel nacional e internacional, y que hoy forma parte de la Compañía Nacional de Teatro. Su voz grave y fuerte se hace escuchar detrás del teléfono que fue testigo de sus andanzas en este arte.

Aunque estudiaba materias en la rama de la salud, Ceci mostró desde pequeña esbozos de la actriz en la que se convertiría, "en el Kinder no había taller de arte como tal, pero me metí a todas las clases orientadas hacia eso, [...] yo siempre fui muy musical, me gustaba mucho la onda de la pintura, me gustaba el teatro".

Recuerda que quedó prendida de la obra de La Sirenita, especialmente del personaje de Úrsula. Ceci niña no lo sabía, pero conforme iban pasando los años, su compromiso con el teatro se solidificaba cada vez más. Pasó el tiempo y se dio cuenta de que ya no tendría remedio: se había enamorado de ese arte.

/media/top5/1157360jpeg.jpeg

"Dentro del taller nos conocimos personas que teníamos ganas de hacerlo como modo de vida. Así fue como empecé, después de eso comencé a conocer a gente y a trabajar con Jorge Méndez, con Jesús Rosas. Tomé algunos talleres con Moscoso. Taller que iba a Torreón o cosa que se abría, ahí estaba yo, al tiempo que estudiaba, pues mis papás no me dejaron irme después de prepa".

Ramírez Romo se graduó de licenciada en Ciencias de la Comunicación en Torreón, luego se fue a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) a estudiar actuación y teatro.

Después, su preparación ha sido maratónica y su nombre ha figurado en diversos proyectos nacionales e internacionales.

PANORAMA PARA LA MUJER

La experiencia respalda a Cecilia Ramírez, quien habla de lo que significa ser una mujer que se desenvuelve en esta atmósfera, "podría hablarte como actriz, que es lo que más he hecho, y podría hablarte también como directora, que esa es una connotación distinta. Creo que como actriz el asunto es en general en el arte, creo que es mucho más abierta toda la cuestión del género desde muchos lugares, creo que se abre más a la posibilidad de que uno pueda dar una opinión distinta a los demás y no haya ningún problema; sin embargo, pues sí hay resquicio obviamente de lo que es la sociedad que no se dedica al arte, y una de las cosas es la mujer vista como objeto".

"Es muy difícil para una mujer abrirse paso sin acceder a hacer lo que la mayoría de las personas quieren hacer, tienes que ser muy inteligente. Yo les digo a mis alumnos y mis alumnas, voy a ser un poco efusiva en lenguaje, 'hay que aprender a caminar entre la mierda sin mancharse', creo que es muy importante saber manejar a la gente".

También detecta cierta laceración en la cuestión económica, pues refiere que vivir del arte no es nada sencillo. "Yo soy una de las personas que te puede decir que vivo de esto, o sea, hago otras cosas pero dentro de lo mismo. Doy clases, produzco, actúo, dirijo, te hago un capítulo de esto, escribo algo, redacto, todo ese tipo de cosas que tienen que ver con mi mismo trabajo".

Lamenta que cada vez más los presupuestos para la cultura en México sean recortados, debido a que, reitera, es un aspecto fundamental para el desarrollo de una sociedad.

SENSIBLE AL OTRO

Para la actriz lagunera, el teatro es una herramienta fundamental para poder entender a otros. "El principio del arte es la empatía, la capacidad de ponerte en los zapatos del otro, generar experiencias, sensaciones, emociones. Para poder ser actor, actriz, hay que poder sentir como el otro".

Así, Ceci ha pasado de interpretar a una madre de familia a imponerse en el escenario con un papel de transexual.

Su recorrido por lo escenarios es fascinante, en ellos deja cuerpo y alma y se queda con un pedazo de cada personaje que le ha tocado interpretar.

Para ella, lo que realiza se resume en que "el teatro es vida", no se visualiza haciendo otra cosa. "En la entrevista de la compañía cuando nos hicieron audición me preguntaron quién es Cecilia [...], y dije 'Cecilia es teatro', no encuentro mi vida sin hacer esto, no entiendo, no podría dedicarme a otra cosa".

Su pasión y dedicación fueron elementos clave para ubicarla en la Compañía Nacional de Teatro, de cuyo elenco es parte.

Sus pasos firmes

Cecilia Ramírez ha trabajado con directores como David Hevia, Mario

Espinosa, Juan Carlos Vives, Vivian Cruz, Rodrigo Johnson, David Gaitán, Martín Acosta, Carlos Corona, Raquel Araujo, Aurora Cano, entre

otros. En “80 años de Bellas Artes” se sumó a la producción ejecutiva. Fue becaria del PECDA Coahuila 2012-2013 y beneficiaria del Programa Creadores Escénicos 2014-2015 del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, con el proyecto “LA [ANTÍGONA]”. Además dirigió obras

como Perderlo todo, menos la soledad, texto y producción de Valeria

Fabbri en Co-producción con el Teatro La Capilla.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...