20 de agosto de 2019 notifications
menu desktop_windows
Deportes

Abierto de Miami se jugará en nueva sede

AP / FLORIDA, EUA.-
FLORIDA, EUA, martes 19 de marzo 2019, actualizada 8:28 am

Enlace copiado

En la entrada principal del estadio de los Delfines de Miami, se yergue una estatua de Dan Marino. En vez de atestiguar que uno de sus pases fue capturado, el legendario quarterback parece ahora dar su visto bueno a una transformación notable del recinto, para albergar un torneo de tenis.

El Abierto de Miami se ha mudado 30 kilómetros al norte respecto de lo que había sido su escenario pintoresco desde 1987, la isla de Key Biscayne. Ahora, el certamen se llevará a cabo en el estadio de fútbol americano, donde juegan los Dolphins y los Hurricanes.

Los partidos que involucren a los mejores tenistas del mundo se realizarán en el estadio. Una cancha dura, instalada de manera temporal, cubrirá parte del terreno. La red se ha colocado encima de la línea que demarcaba la yarda 50.

"Yo no diría que esto es mejor que un equipo de futbol americano, pero es algo muy emocionante", indicó Stephen Ross, dueño de los Delfines y del estadio. "Me emociona ver la reacción de la gente, aunque también hay por ahí muchos escépticos".

Entre estos últimos figuran algunos jugadores, quienes han expresado sus reservas sobre si será propicio para el tenis el ambiente en un inmueble gigante, donde la mayoría de las butacas estará vacía, incluso en la final prevista para el cierre de este mes.

Sin embargo, las primeras revisiones son favorables. Grandes telones y gradas temporales en tres costados cubrirán de la vista buena parte de los asientos no utilizados. Así, resultará sorprendentemente acogedor el estadio de 65 mil butacas, donde la capacidad máxima para ver un duelo de tenis será de 13 mil 800.

"No es como nada que yo haya visto antes", dijo el director del torneo James Blake, quien llegó a ubicarse entre los cinco primeros del escalafón mundial como jugador. "Instalar una cancha de tenis en un estadio de futbol (americano) es algo que pocos jugadores recomendarían. Ahora que están aquí y lo ven, pienso que les parece muy positivo".

Ha habido también una remodelación a fondo en el estacionamiento al sur del estadio. Ahí, el escenario vanguardista para un torneo de tenis incluirá las canchas exteriores, así como atractivas zonas para comer, divertirse, escuchar música, contemplar exposiciones de arte o mirar la pantalla de video más grande que se haya utilizado en un suceso de este deporte.

También será posible ver la estatua de Marino, quien de pronto parece sorprendido en offside.

Hay canchas más iluminadas, más instalaciones y mejores espacios para aparcar vehículos que en Key Biscayne. También los tenistas encontrarán mejores instalaciones.

Aun así, flotará en el aire cierta nostalgia.

"Key Biscayne fue siempre como lo tradicional. Pasar por el puente que va encima del agua", dijo la alemana Angelique Kerber, campeona reinante de Wimbledon. "Así que lo echaré de menos, sin duda".

La cercanía de la antigua sede con la playa contribuyó a que este torneo llegara a tener casi el lustre de un Grand Slam. Pero éste se fue opacando con los años.

IMG, organizadora del certamen, decidió mudarlo luego que una corte decidió en 2015 que no podrían realizarse en el complejo anterior las obras de remodelación que se requerían con urgencia.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...