24 de abril de 2019 notifications
menu
Espectáculos

Alberto Guerra habla sobre la serie Historia de un crimen: Colosio

NOTIMEX
CIUDAD DE MÉXICO, miércoles 20 de marzo 2019, actualizada 11:12 am

El actor cubano Alberto Guerra, quien interpretará a Federico Benítez, director de Seguridad Pública Municipal de Tijuana cuando asesinaron al candidato presidencial Luis Donaldo Colosio en la serie Historia de un crimen: Colosio, aseguró que por primera vez la gente verá el lado humano de todos los involucrados en dicho acontecimiento histórico.

La nueva producción de Netflix, a estrenarse el 22 de marzo, contará por primera vez en 25 años la historia de Colosio Murrieta desde la perspectiva y ojos de su viuda Diana Laura Riojas, quien pasó los últimos días de su vida luchando contra el cáncer y por encontrar a los asesinos de su esposo.

Para Guerra, tanto se ha hablado de ello que la gente lo ve como un hecho histórico y ha dejado atrás al hombre, a la persona, algo que la empresa estadunidense de entretenimiento recupera. “Colosio era o es una anécdota, un hecho, un momento que marcó la historia, pero no tenía una cara humana como tal.

“Yo había visto su discurso y nunca me hubiera imaginado cómo pudo ser una conversación de él con su mujer y aquí lo van a ver. Nunca pude imaginarme qué postura tomó la mujer y cómo se puso, los momentos que nadie ve, en los que uno se vulnera y aquí lo pueden ver”, agregó en charla con los medios.

Además de retomar el magnicidio que nunca llegó a ser esclarecido, el público conocerá la otra cara del candidato, de la viuda, del “asesino solitario” y demás participantes del hecho, por lo que al final será imposible no sentir empatía por cada uno.

“Esta serie humaniza a los personajes, tienes ocho horas de historia para construir personajes y entender un poco más quién era Aburto y todo lo que sucedía; quién era su familia, quién era Benítez y lo que había detrás; quién era Diana Laura y todo lo que vivió después; quién era Colosio antes de lo sucedido y los actores políticos que tenía alrededor".

Yo creo que profundizar en la humanización de los personajes era algo que hacía muchísima falta, porque para nosotros Colosio es un hecho, pero no fue sólo eso, era una persona, era padre, esposo”, insistió.

Con una gigantesca investigación detrás, Alberto aseguró que en esta serie no hay héroes ni villanos, sino personas, y eso es lo que la hace diferente al resto de producciones hechas en torno al caso.

“Federico Benítez no nada más era un jefe de policía, hizo muchísimas cosas, tenía una carrera, tenía estudios, tenía una familia. Aburto no nada más es un preso hoy por hoy en Tabasco, creo que humanizar ya abre el abanico de lo que sabemos de la historia de estos personajes por mucho”.

Y continuó: “Es entender un poco el calvario que vivió una mujer a la que le matan al esposo, con hijos pequeños y enferma, es una historia humana que pega y a eso le vas añadiendo las demás historias, entonces sorprende”.

Interpretar al jefe de policía que comenzó una investigación independiente fue difícil, admitió, ya que poco tiempo después del asesinato de Colosio murió acribillado, motivo por el cual tuvo poca información de él y debió recurrir a entrevistas y artículos de sus colegas y familia para hacerse una idea de cómo era.

“Es una figura que si bien fue sumamente importante en todo el proceso que vino después del magnicidio, se ha intentado dejar un poco de lado. Una de las formas en las que yo encontré más interesante abordar el personaje fue sacándolo del caso, más que un tipo que quería resolver qué había pasado con Luis Donaldo, lo que quería era resolver un caso más de su comunidad. Tenía un interés absoluto por dejarle una buena comunidad a sus hijos, porque Tijuana tuviera un buen nombre y por ejercer su puesto y su cargo”.

Al preguntarle sobre la experiencia que le deja Historia de un crimen: Colosio, Guerra reconoció que a sus 37 años se sensibilizó.

“Empecé a ver distinto a las instituciones, a dejar de ponerles un sello en la cara a cada policía, porque de repente a uno se le olvida que también son seres humanos que tienen familia, que tienen una moral, buena o mala. Hay que empezar a dar el beneficio de la duda, es algo que se me despertó, porque estamos ávidos de justicia en México, pero muchas veces confundimos justicia con venganza”.

Dirigida por Hiromi Kamata y Natalia Beristáin, la serie protagonizada también por Jorge A. Jiménez, Ilse Salas, Jorge Antonio Guerrero, Lisa Owen y Ari Brickman, es producida por Dynamo en colaboración con Netflix.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...