17 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Internacional

No hallan pruebas que incriminen a Trump

Informe de Mueller concluye que nadie de campaña del presidente de EUA conspiró con Rusia

EFE
WASHINGTON, EUA, lunes 25 de marzo 2019, actualizada 7:17 am

Enlace copiado

El informe del fiscal especial Robert Mueller concluyó que nadie de la campaña del ahora presidente estadounidense, Donald Trump, ni el propio mandatario conspiraron con las autoridades rusas en los comicios presidenciales de 2016, según una carta que divulgó ayer el fiscal general, William Barr.

"La investigación del fiscal especial no encontró que la campaña de Trump ni ninguna de las personas relacionadas con ella conspiraron o coordinaron con Rusia sus esfuerzos por influir en las elecciones presidenciales de los EUA de 2016", escribió Barr en una carta enviada a los comités judiciales de la Cámara y del Senado.

De acuerdo a Barr, Mueller indicó que "si bien este informe concluye que el presidente no cometió un delito, tampoco lo exonera".

De este modo, el documento hecho público este domingo deja "sin resolver si las acciones y la intención del presidente podrían verse como una obstrucción" a la justicia, según Barr.

Sin embargo, Barr argumentó que él y su adjunto, Rod Rosenstein, concluyeron que la evidencia que Mueller había reunido "no es suficiente para establecer que el presidente cometió una ofensa de obstrucción de la justicia".

La publicación de los hallazgos de Mueller pone fin a unos días de especulaciones, después de que el fiscal especial entregase el informe al Departamento de Justicia este viernes.

Desde que el viernes se anunciara el cierre de la investigación de Mueller sobre la supuesta confabulación entre el Kremlim y el equipo de campaña de Trump para perjudicar a su rival demócrata, Hillary Clinton, el gobernante se ha mantenido en silencio.

Miembros del Congreso, mayoritariamente demócratas pero también algunos republicanos, han pedido la difusión íntegra del informe, que ha levantado mucha expectación en EUA.

"Es absolutamente crucial que se divulguen al público tanto el informe completo como las pruebas que lo respaldan", aseguró el presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, el demócrata Jerrold Nadler, en un programa dominical de debate en CNN, antes de recibir el resumen de Barr.

A raíz de esta investigación, se ha imputado a 34 personas, incluidos seis exasesores de Trump (Paul Manafort, Rick Gates, George Papadopoulos, Michael Cohen, Michael Flynn y Roger Stone) y 26 rusos que probablemente no serán juzgados porque Estados Unidos no tiene tratado de extradición con Rusia.

En los últimos dos años, Trump ha insistido en que esta investigación ha constituido una "caza de brujas" activada por la oposición demócrata y ha negado en todo momento que en la campaña electoral de cara a las elecciones de 2016 hubiera habido un complot entre su equipo y el Gobierno ruso para ayudarlo a ganar socavando la candidatura de Hillary Clinton.

'SUPONEN UNA COMPLETA EXONERACIÓN'

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, señaló ayer que las conclusiones incluidas en el informe final que el fiscal especial Robert Mueller le entregó al Departamento de Justicia han supuesto "una completa y total exoneración" a su persona.

En breves declaraciones a los periodistas poco antes de abordar un vuelo rumbo a Washington desde el Aeropuerto Internacional de Palm Beach, en el sur de Florida, el mandatario señaló que las alegaciones de una presunta conspiración de su campaña con Rusia ha sido "la cosa más ridícula".

"Después de una larga revisión, después de una larga investigación, después de que tantas personas hayan sido lastimadas tanto, después de no mirar al otro lado donde ocurrieron muchas cosas malas, se acaba de anunciar que no hubo complot con Rusia", señaló el presidente al pool de periodistas que lo acompaña.

"Es una pena que nuestro país haya tenido que pasar por esto. Para ser honesto, es una pena que su presidente haya tenido que pasar por esto", agregó, en declaraciones desde la escalinata de un avión Air Force One que partió desde Palm Beach, donde el presidente pasó el fin de semana.

"Es una completa y total exoneración", remató el mandatario, en unas declaraciones con las que rompió el silencio en el que se mantuvo desde el viernes, día en que se anunció el cierre de la investigación, que duró casi dos años.

Demócratas quieren ver el informe

Los líderes demócratas del Congreso de EUA insistieron ayer en que quieren ver "completo" el informe del fiscal especial Robert Mueller sobre los contactos entre la campaña de Donald Trump con las autoridades rusas en las elecciones de 2016, después de recibir un resumen del Departamento de Justicia.

"El Congreso requiere el informe completo y los documentos subyacentes para que los comités puedan continuar con su trabajo independiente, incluyendo la supervisión y la legislación para abordar cualquier problema que pueda plantear el informe", aseguraron los líderes demócratas en la Cámara de Representantes y el Senado.

El documento final de Mueller concluyó que nadie de la campaña de Trump ni el propio mandatario conspiraron con las autoridades rusas en los comicios presidenciales de 2016, según una carta que el fiscal general, William Barr, envió hoy al Congreso.

Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara Baja, y Chuck Schumer, líder de la minoría demócrata en el Senado, consideraron que el resumen de Barr "plantea tantas preguntas como respuestas".

"El hecho de que el informe de Mueller no exonere al presidente de un cargo tan grave como la obstrucción de la justicia demuestra cuán urgente es que el informe completo y la documentación subyacente se hagan públicos sin más demora", indicaron.

De acuerdo a Barr, Mueller indicó que "si bien este informe concluye que el presidente no cometió un delito, tampoco lo exonera".

De este modo, el documento hecho público este domingo deja "sin resolver si las acciones y la intención del presidente podrían verse como una obstrucción" a la justicia, según Barr.

Sin embargo, Barr argumentó que él y su adjunto, Rod Rosenstein, concluyeron que la evidencia que Mueller había reunido "no es suficiente para establecer que el presidente cometió una ofensa de obstrucción de la justicia".

En este sentido, Pelosi y Schumer acusaron a Barr de tener un "historial público de sesgo" contra de la investigación de Mueller, por lo que señalaron que "no es un observador neutral y no está en condiciones de hacer determinaciones objetivas sobre el informe".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...