22 de septiembre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Enlace copiado

Regresaron las soleadas tardes de futbol en la Comarca Lagunera, con los Guerreros recibiendo a los Tuzos del Pachuca, cerrando una semana turbulenta en la que nuevamente le dieron las gracias al entrenador Albiverde en turno.

Con todo y que el equipo lagunero está sufriendo para mantenerse en la pelea por un puesto de liguilla, además de sufrir una humillante goleada en 'Concachampions', el aficionado albiverde no le falló a sus Guerreros y respondió en la tribuna, con la esperanza de que la partida de Salvador Reyes, le traiga un nuevo impulso a los futbolistas, para lograr la victoria.

Las playeras y gorras verde y blanco, fueron la indumentaria principal en la explanada del estadio Corona, era realmente difícil encontrar una camiseta del visitante.

/media/top5/lagDEP5caa7ef326cb3jpg.jpg

"¿Y dónde está Furch?", se preguntaban los santistas en cuanto se dio a conocer la alineación titular, mientras que por Chava Reyes, por él no se preguntaba nadie, ya de él se sabía su destino y su sustituto.

/media/top5/lagDEP5caa7ef1eff6ajpg.jpg

Con el silbatazo inicial, las emociones volvieron a surgir en la fanaticada local, pero el primer tiempo no otorgó muchos motivos para gritar o para ilusionarse, quizá lo más entretenido fue el reto de baile entre botargas y porristas, organizado por uno de los patrocinadores como activación para el medio tiempo.

/media/top5/lagDEP5caac63457d16jpg.jpg

El camino fue cuesta arriba para los de la Comarca Lagunera, en inferioridad numérica por una expulsión desde el primer tiempo, cada futbolista tuvo que correr el doble, pelear y esforzarse más de lo exigido, para mantenerse en la pelea con unos Tuzos que su bien no fueron tan agresivos al frente, sí mostraron oficio para sacar ventaja de ese hombre de más con el que contaban. Pero los Guerreros no estaban dispuestos a ceder con facilidad, sin importar ser menos en la cancha, sin importar el mal momento, sin importar la posición en la tabla, sin importar absolutamente nada, ellos fueron siempre a tratar de ganar el balón y como fuera, crear peligro en el arco rival.

/media/top5/lagDEP5caac69e07313jpg.jpg

Con "El Emperador" Furch viendo el partido desde la banca, las respuestas escaseaban para la ofensiva lagunera, mientras que los visitantes tampoco parecían tener la ambición de llevarse los tres puntos, aunque a fuerza de ser francos, la pelota se paseó más ocasiones cerca de la portería de Jonathan Orozco, que de la defendida por "Poncho" Blanco. El esfuerzo no bastó para los Guerreros, a quienes se les acabó la gasolina y bajaron las revoluciones, guardando el cero en su arco, recargados contra su propia portería.

/media/top5/lagDEP5caa7eee67f4fjpg.jpg

Desencanto fue el sentimiento principal, al llegar el silbatazo final, abucheos con un sabor de que la liguilla se ve cada vez más lejos, finalmente, ese cambio que los aficionados esperaban ver al cambiar de entrenador, no llegó. La misión es inmediata, otra vez olvidarse del pasado y concentrarse en lo que viene, pues a mitad de semana volverán a encenderse las torres de iluminación del estadio Corona, para recibir a los Tigres en un duelo donde la desventaja ya es de 3 goles, levantarse parecería imposible para los Guerreros, pero en el desierto lagunero, el rendirse nunca es una opción.

/media/top5/lagDEP5caac6b9735b6jpg.jpg
Identifícate, es gratuito Leer nota completa

Fotos

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...