18 de agosto de 2019 notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Que termine el silencio

ALBERTO AZIZ NASSIF
sábado 20 de abril 2019, actualizada 9:49 am


Enlace copiado

El reciente informe de Artículo 19 es una expresión de los horrores que han vivido la prensa y la libertad de expresión en los últimos años en México. El nombre de este trabajo dice bastante del problema: Ante el silencio, ni borrón ni cuenta nueva. Es un reconocimiento de los graves problemas que heredan el país y el actual gobierno. Es un SOS para cambiar ya esta película de terror.

Hay un tejido muy denso de las afectaciones a la prensa que dejó el régimen anterior. El miedo que se genera por la agresión y el asesinato de periodistas ha llevado al silencio. Se documentan 544 casos de agresión a periodistas solo en el año de 2018, con lo cual se concluye que México es el país más peligroso de América Latina para ejercer el periodismo. Este conjunto se pudo reproducir por la enorme impunidad que domina este campo de poder para resolver las decenas de expedientes que siguen pendientes. Esta violencia es una inercia que se ha normalizado. La impunidad de los crímenes en contra de periodistas llega a 99.13%. La intimidación y la censura han sido una moneda de cambio entre el poder y la prensa. El informe apunta hacia la cultura de la simulación y del engaño y detalla las narrativas oficiales, como la verdad histórica de Murillo Karam y los 43 jóvenes desaparecidos en Ayotzinapa. El silencio también cruza por la censura y la criminalización, como en el caso de Carmen Aristegui.

Ante el silencio presenta el enorme gasto publicitario que se hizo en los dos gobiernos anteriores, más de 56 mil millones de pesos con Calderón y más de 60 mil millones de pesos con Peña Nieto. Una de las tareas urgentes en este sexenio es resolver la regulación del gasto público mediático, para saber cuánto se gasta, cómo se regula y cómo se distribuyen esos recursos. El actual gobierno ha dicho que reducirá al 50 % el gasto publicitario en medios, pero, hasta la fecha, no ha dado a conocer los criterios con los que definirá las asignaciones. Se cuestiona la "Ley Chayote", que requiere ser reformada. Las demandas para el gobierno de AMLO en esta materia inician por una clara definición de los mecanismos de protección a periodistas. También es necesario terminar con los tipos penales que sirven para criminalizar el trabajo periodístico. El informe plantea una agenda para las políticas públicas orientadas a tutelar el derecho a la libertad de expresión, así como los derechos a la verdad y a la justicia para periodistas asesinados o agredidos. Es indispensable generar mecanismos eficientes de protección para que México deje de ser el país más peligroso de América Latina para la prensa.

Una de las partes más destacables de la agenda democrática apunta hacia la garantía del Estado sobre los derechos de la prensa que nos ha informado de los horrores del país. "Por la periodista Laura Castellanos supimos de las ejecuciones extrajudiciales cometidas por policías federales en Apatzingan, Michoacán, en 2015. Por Lydia Cacho nos enteramos de las redes de pederastia que operan en nuestro país. Por Paula Mónaco Felipe, John Gibler y Anabel Hernández hemos conocido más acerca de lo que pasó el 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero (…). Por Daniela Rea y Marcela Turati, así como por colectivos como Periodistas de a Pie o Mujeres ante la Guerra nos hemos acercado a las víctimas de la violencia, a sus historias y a sus luchas" (pág. 95). Por organizaciones de la sociedad civil y familiares de víctimas de la guerra contra el narco, se conocen las trágicas historias de miles de personas desaparecidas, de fosas clandestinas, de feminicidios. Prensa libre y observatorios ciudadanos, son espacios de la contrademocracia para hacer frente a la crisis que debilita los derechos ciudadanos, como lo platea Pierre Ronsanvallon.

Para cambiar esta película de terror que ha vivido México en la última década, se plantea una agenda que inicia con la eliminación del uso discrecional de la publicidad oficial y la eliminación de la censura, pasa por el fin de la impunidad, y llega hasta los derechos digitales, los mecanismos de protección de periodistas, la rendición de cuentas, la transparencia en el gasto y la garantía de la libertad de expresión. Que termine el silencio ya…

Twitter: @AzizNassif
TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...