16 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Lector opina

Foro del Lector


domingo 05 de mayo 2019, actualizada 2:00 am


Enlace copiado

Prevención y violencia

La principal preocupación de los habitantes de nuestro estado, por encima incluso de la pobreza y el desempleo, lo constituye la violencia y la delincuencia, cuyo incremento se debe, en mucho, a la rápida y desordenada urbanización, los niveles de pobreza, la desigualdad, el desarrollo del crimen organizado y el acceso a las armas de fuego.

Este flagelo impacta no sólo la vida de las víctimas y sus familiares, sino de la sociedad entera y tiene costos directos de tipo médico legal, policial, penitenciario, correccional y de seguridad, así como indirectos reflejados en la pérdida de ganancias y de vida, de baja en el capital humano y productividad, menor inversión y costos psicológicos entre muchos otros.

La violencia, definida como el uso deliberado de la fuerza física o el poder, de hecho o como una amenaza, contra uno mismo, otra persona o un grupo o comunidad, que cause o tenga muchas probabilidades de causar lesiones, muerte, daños psicológicos, trastornos del desarrollo o privación de la libertad, tiene diversidad en su naturaleza, motivación, ámbito y víctima, que se debe conocer, para reconocer la mejor forma de prevenirla. La delincuencia, por su parte, es un fenómeno social complejo cuyas causas y dimensiones son múltiples, al manifestarse el rompimiento del orden legal y de conductas socialmente reprobables, que tienen como consecuencia la comisión de delitos. Para combatir la violencia y delincuencia existen dos enfoques: uno represivo y otro preventivo.

En el primero se reafirma el monopolio del Estado en su control, dando énfasis al fortalecimiento de las instituciones de seguridad pública.

En el preventivo, se destacan los límites de las instituciones de seguridad y el papel que pueden y deben jugar los ciudadanos. Resulta evidente que la represión, al ser reactiva, resulta más onerosa y menos efectiva que la prevención.

Al considerar ésta última, no obstante, el involucramiento de la ciudadanía implica el romper el paradigma de la seguridad pública para transitar a uno nuevo, el de la seguridad ciudadana donde, lejos de pretender el asumir el control como ciudadanos, debemos comprender y aplicar las formas de coproducir la seguridad junto con el Estado.

Francisco Carranza García

Francisco I. Madero, Coahuila

.

***

Divide y vencerás

Es inconcebible como el Presidente Lopez Obrador, pueda decir cualquier cosa que se le venga en mente sin saber las consecuencias de sus dichos, la forma tan despectiva y ofensiva a la que se refiere tanto a la Prensa como a sus detractores, manifiesta simplemente todo el odio que tenia guardado durante los 18 años en los que persiguió su sueño de ser Presidente. Cada vez que lo escucho en sus discursos, tratando siempre de dividir la opino entre chairos y fifis sembrando odio y rencor entre unos y ¿Dónde quedo aquella figura Presidencial que imponía Respeto?. Es una lastima que simplemente haya querido llegar al poder para vengarse de todos aquellos que le dijeron que jamás seria Presidente, habiendo infinidad de problemas que atañen a nuestro Querido Mexico, el cual hoy veo con tristeza, se ve sumido entre el odio y el rencor entre pobres y ricos.

joshua salvador cruz aragon

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...