19 de septiembre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Deportes

Quinta estrella, la primera de visitante

Hace cuatro años los Guerreros vencieron a Gallos Blancos en patio ajeno

Humberto Vázquez Frayre/ EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, viernes 31 de mayo 2019, actualizada 9:59 am

Enlace copiado

Hace cuatro años, los Guerreros lograron su quinta estrella de la Liga MX. Fue la primera ocasión que se coronaron fuera de la Comarca Lagunera. La Corregidora de Querétaro, fue testigo cuando el central argentino Carlos Izquierdoz, levantó el trofeo de campeón.

Previamente, se habían coronado cuatro veces en casa. En el Invierno 96 ante los Rayos del Necaxa de Manuel Lapuente, en el Verano 2001 contra los Tuzos del Pachuca de Javier Aguirre, en el Clausura 2008 frente al Cruz Azul del uruguayo Sergio Markarián. En su nueva casa, vencieron a los Rayados del Monterrey de Víctor Manuel Vucetich, quien dirigió en ese Clausura 2015 a los Gallos Blancos.

La escuadra albiverde al mando en ese entonces del portugués Pedro Caixinha, llegaba con una ventaja de 5 goles para el choque de vuelta, gracias a la gran noche del "Chuletita" Orozco, quien en 62 minutos en la ida, marcó cuatro. El otro fue obra del "Pulpo" González.

Pero ese domingo 31 de mayo del 2015, los laguneros sufrieron de más. Y es que los emplumados, abrieron pronto el marcador al minuto 10, con un gol convertido por la vía de penal de Mario Osuna. Al 21', Yasser Corona marcó el segundo con un remate de cabeza, que alcanzó a desviar Marchesín, cuando Aldrete se alistaba para sacar el balón de la línea de gol.

El drama aumentó en el minuto 38 de la primera parte, cuando Ángel Sepúlveda se internó por izquierda y definió en una jugada individual ante la salida de Agustín Federico el tercer tanto.

Pero vino la genialidad de Caixinha. Tres minutos antes de irse al descanso, sacrificó a Orozco, para darle cabida al espigado juvenil Sergio Ceballos. El mediocampista, controló a partir de ahí, junto a Jesús Molina y Rodo Salinas, los embates queretanos.

En el complemento, los santistas tuvieron más posesión y cerca estuvieron de marcar, a través de un obús de Alonso Escoboza, que se impactó en el travesaño. El ingreso de Ronaldinho por los locales, favoreció más a los laguneros, ya que el brasileño nunca pudo adaptarse al ritmo de juego de sus compañeros.

Francisco Chacón silbó el final del encuentro y pese a la derrota por goleada, los Guerreros obtuvieron el título debido al marcador global. El festejo en la cancha y el vestidor fue en grande.

RECUENTO

Aunque nunca estuvieron fuera de zona de calificación, los laguneros tuvieron que esperar hasta la última fecha para oficializar su ingreso a la fiesta grande del futbol mexicano, gracias a un empate en Toluca entre los Diablos Rojos y los Tigres UANL. Se ubicaron octavos en la tabla general.

Precisamente en los cuartos de final, enfrentaron al líder Tigres. En el Corona igualaron 1-1 con goles del "Chuletita" Orozco y el ecuatoriano Joffre Guerrón por los felinos.

En la vuelta, los laguneros aprovecharon la soberbia y el futbol mezquino del "Tuca" Ferreti, para ganarles 1-0 en su propia casa para eliminarlos de la liguilla. Un largo trazo del "Avión" Calderón para Djaniny Tavares, fue suficiente para que el caboverdiano se quitara la salida del "Patón" Guzmán y la mandara guardar.

Para la semifinal, se midieron a las Chivas Rayadas del Guadalajara. En la ida en Torreón, el "Chepo" se encerró y no permitió mayores libertades a los albiverdes, quienes tampoco se avocaron a buscar un gol, evitando así un letal contragolpe, dejando todo para la vuelta.

En la Perla Tapatía, Tavares volvió a aparecer para abrir el marcador, obligando al Rebaño Sagrado a marcar dos goles, pero en el complemento, un sólido testarazo del capitán Izquierdoz y un riflazo de Calderón desde tres cuartos de cancha, le dieron el boleto a la final.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...