15 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Tecnología

Debaten sobre el futuro de la Inteligencia Artificial

EL UNIVERSAL
CIUDAD DE MÉXICO, viernes 07 de junio 2019, actualizada 9:47 am

Enlace copiado

Para discutir sobre los beneficios y riesgos que la Inteligencia Artificial (IA) representa para la humanidad la compañía KIO Networks reunió a Nick Bostrom y Sebastian Thrun.

Bostrom, quien es profesor en la Universidad de Oxford y un gran crítico de la Inteligencia Artificial fue el primero en ofrecer su postura: "lo único que nos diferencia de los animales y las máquinas es nuestra inteligencia, la capacidad de contextualizar la información. Si le damos inteligencia a las máquinas, las cuales pueden hacer cálculos a una velocidad mayor a la de nuestro cerebro, el resultado inevitable es la creación de la superinteligencia".

De acuerdo con Bostrom el problema de la IA es que hay una urgencia por desarrollarla sin detenerse a pensar en todos los protocolos que deben crearse antes de dotar a una máquina de habilidades de raciocinio.

"No existen protocolos para actuar frente a una IA. No se han definido límites ni lineamientos de seguridad, de ética, de contención. Se están desarrollando máquinas pensantes con una ligereza que da miedo. De 2013 a 2019 el poder de cómputo destinado al desarrollo de IA ha crecido 300 mil por ciento", aseguró.

En su turno frente a la audiencia, Sebastian Thrun, el creador de los Google Glasses y del automóvil autónomo Waymo, también de Google, compartió que él no tiene problema con el estado actual del desarrollo de las Inteligencias Artificiales.

"Yo no quiero tener que acordarme de números telefónicos o de rostros; no quiero saber cómo se deletrean las palabras; prefiero que una IA haga eso por mi y utilizar esa capacidad cerebral en otras cosas, como el arte, la creación y la inventiva", aseguró el también profesor de la Universidad de Stanford.

De acuerdo con Thrun, el potencial de la IA en los autos autónomos, la detección de ciberamenazas y el cuidado preventivo de la salud, son razones suficientes para continuar con el desarrollo de esta tecnología. "Tendremos mejores servicios, mayor seguridad y sobre todo una optimización de recursos que hará de nuestra sociedad un lugar mejor".

En lo que ambos especialistas coincidieron es en que el uso de IA no debe ser aplicado en cuestiones éticas, como la terminación de la vida de un humano. "No podemos dejar que una máquina tome decisiones médicas en las que la vida de un paciente se vea comprometida, los diagnósticos deben estar siempre bajo supervisión de un médico humano", dijo Bostrom.

Al respecto Thrun dijo: "las IA pueden llegar a diagnósticos más rápidamente y con una interpretación más profunda de los datos que sus contrapartes humanas. Sin embargo, coincido en que el tratamiento y el diagnóstico final debe ser emitido por un médico humano".

En el tema laboral, Bostrom se dijo preocupado por un eventual desplazamiento masivo de personas sustituidas por IA; mientras Thrun descartó la idea al afirmar que estos sistemas eliminarán tareas repetitivas y brindarán una mejor calidad de vida a los empleados.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...