13 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Internacional

Escala tensión entre EUA e Irán

Washington no permitirá que tenga armas nucleares, enfatizó Trump

EFE
WASHINGTON, EUA, lunes 24 de junio 2019, actualizada 9:16 am

Enlace copiado

Estados Unidos ha decidido responder con la amenaza de nuevas sanciones y presuntos ciberataques a Irán, en medio de la cada vez más tensa relación bilateral tras la agresión contra dos buques en el estrecho de Ormuz y el derribo de un dron espía en un punto en el que ambos países han diferido.

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, confirmó que el gobernante Donald Trump anunciará este lunes "sanciones adicionales contra Irán", aunque no abundó en mayores detalles.

Sí fue enfático en advertir que Washington no permitirá que Irán tenga armas nucleares.

Semanas antes el líder supremo de la república islámica, el ayatolá Ali Jamenei, aclaró que "Irán no tiene planes de desarrollar ni usar armas nucleares, pero si decide hacerlo, Estados Unidos no podrá evitarlo ni hacer nada", durante una reunión con el primer ministro japonés, Shinzo Abe.

Jamenei aseguró ese día que Irán no posee ni producirá armas nucleares, ni mucho menos tiene la intención de desarrollarlas en el futuro, incluso ha emitido un decreto religioso para prohibirlas, según la agencia iraní de noticias FARS.

La posibilidad de nuevas sanciones, anticipada por el propio Trump este sábado, amenaza con imprimirle más tensión a la relación entre ambos países, que empezó su declive el año pasado después de que Washington se retiró del acuerdo nuclear con Teherán.

Tras abandonar el pacto nuclear de 2015, que fue firmado también por Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania y que se encuentra muy debilitado, Estados Unidos impuso sanciones al país persa y en abril pasado la Administración Trump decidió no renovar las exenciones a la compra de petróleo iraní.

Este domingo, en una entrevista difundida por NBC News, Trump puntualizó que no busca una guerra con Irán y aunque no cerró la puerta a un algún contacto con ese país, aclaró que será sin condiciones.

"No estoy buscando la guerra y si la hay, será una destrucción como nunca antes la habías visto. Pero no estoy buscando hacer eso", sentenció el mandatario.

"¿Quieren hablar? Bueno. De lo contrario, pueden tener una mala economía en los próximos tres años", agregó Trump, quien consultado sobre alguna condición para un acercamiento, sentenció: "En lo que a mí respecta, no hay condiciones previas".

Trump se refirió en la entrevista al incidente del pasado jueves, cuando un avión no tripulado estadounidense fue derribado en un lugar que también ha sido motivo de controversia para ambos países: mientras Estados Unidos asegura que el ataque fue sobre el estrecho de Ormuz, en espacio aéreo internacional, Irán afirma que el dron estaba en sus aguas territoriales.

El mandatario defendió su decisión de detener un ataque selectivo contra Irán a pesar de que como reportó The Washington Post, él primero aprobó a pesar de haber sido informado del gran número de bajas que dicho ataque causaría (según su propio tweet 150 personas) y que de haberse concretado sería el tercero en Oriente Medio durante su Presidencia, tras los que ordenó en 2017 y 2018 contra objetivos militares en Siria.

Ya este sábado, el mismo Trump puntualizó en su cuenta de Twitter que no había llamado a "Dar Marcha atrás" en el ataque a Irán, "como la gente está informando incorrectamente", sino que simplemente detuvo "el avance en ese momento".

Horas después, medios locales revelaron, citando fuentes conocedoras de las operaciones, que Estados Unidos lanzó el mismo jueves ciberataques contra computadores que regulan los sistemas de lanzamiento de misiles en Irán.

Según The Washington Post, la ofensiva cibernética del jueves inutilizó los sistemas de computadores empleados en el control de cohetes y misiles de Irán.

Por su parte, The New York Times indicó que los ataques fueron preparados durante semanas y fueron decididos como respuesta directa al derribo días antes de un dron estadounidense por un misil tierra-aire iraní en las cercanías del Estrecho de Ormuz, así como a las agresiones contra dos cargueros el pasado 13 de junio en esa misma zona, a unas 30 millas de la costa de Irán.

Efectivos del Comando Cibernético de Estados Unidos fueron los encargados de llevar a cabo esas acciones, que fueron propuestas por el Pentágono después de que dos barcos, uno propiedad de un armador noruego y otro japonés, sufrieron impactos y explosiones al salir del estrecho de Ormuz, algo de lo que Washington acusó a Teherán.

No obstante, The New York Times detalló que determinar la eficacia del ciberataque es difícil y solo podrá saberse si Irán intenta de nuevo el lanzamiento de un misil.

No estoy buscando la guerra, pero si la hay, será destrucción como nunca antes la habían visto”. — DONALD TRUMP, Presidente de EUA

Mundo no puede confrontarse: ONU

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, instó a evitar cualquier escalada de tensión en el Golfo Pérsico, advirtiendo que “el mundo no puede permitirse una gran confrontación” en la zona.

“Es absolutamente esencial evitar cualquier forma de escalada”, subrayó Guterres en esta capital, donde asiste a la Conferencia Mundial de Ministros Responsables de la Juventud 2019 y el Foro de la Juventud “Lisboa +21”, que reúne a responsables sobre temas sobre los jóvenes de países, organizaciones internacionales y no gubernamentales, y la sociedad civil.

La Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC, por sus siglas en inglés) afirmó el pasado jueves que su fuerza aérea había derribado a un dron “espía” de Estados Unidos, después de que la aeronave no tripulada violara el espacio aéreo iraní cerca de Kuhmobarak, en la provincia sureña de Hormozgan, lo que rechazó Washington. El viernes pasado, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó que ordenó un ataque contra Irán, en represalia por el derribo de su dron, aunque lo canceló minutos después al considerar que no sería una respuesta “proporcionada” pues morirían unas 150 personas.

Pide Irán respuesta internacional

El presidente de Irán, Hasán Rohaní, afirmó hoy que la reciente invasión del espacio aéreo iraní por parte de un dron de Estados Unidos es el comienzo de una nueva tensión en la región, por lo que exhortó a la comunidad internacional a responder al nuevo acto de agresión de Washington.

“Esta región es muy sensible y la seguridad de las rutas marítimas del Golfo Pérsico y el Mar de Omán es muy importante para muchos países, por lo que esperamos que todos los organismos internacionales respondan adecuadamente ante esta agresión de Estados Unidos”, dijo Rohaní.

Recordó que en los últimos años, las plataformas petroleras, los buques de carga e incluso los aviones de pasajeros iraníes han sido atacados por la flota de Estados Unidos, informó la agencia iraní de noticias IRNA.

El jueves anterior un dron RQ-4 Global Hawk de Estados Unidos fue derribado en el espacio aéreo iraní tras ignorar las múltiples advertencias, aunque Washington asegura que fue fuera.

La vicepresidenta iraní para Asuntos Legales, Laya Yoneidi, anunció este domingo que su país analiza emprender acciones legales contra Estados Unidos por la violación del espacio aéreo iraní, cuando fue derribado el avión no tripulado estadunidense en aguas del estrecho de Ormuz.

Denunció que Estados Unidos “violó el Derecho Internacional” con la incursión del dron y por tanto Irán adoptará “medidas judiciales” al respecto, ya que Teherán no tolerará ninguna violación de sus fronteras aéreas, terrestres o marítimas. según la agencia de noticias iraní Tasnim.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...