25 de agosto de 2019 notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Mazatlán y La Laguna

EDGAR SALINAS URIBE
martes 16 de julio 2019, actualizada 7:31 am


Enlace copiado

El periodo vacacional de verano es la temporada predilecta de las familias laguneras para visitar Mazatlán. Allí "donde el Pacífico es algo sin igual", como cantó José Alfredo Jiménez, múltiples generaciones de comarcanos han pasado vacaciones, otros han hecho de esas playas su refugio temporal y otros más incluso han llevado sus negocios para allá. Las playas de Mazatlán son las más cercanas a esta región, y con la autopista habilitada, el tiempo se ha acortado al punto de que ya es destino, también, en puentes cortos.

Para La Laguna, Mazatlán hasta la fecha ha sido predominantemente un destino turístico, pero su potencial es mucho mayor. Más allá de su "paseo del centenario", las playas, la comida y hospitalidad de su gente, Mazatlán contiene un atractivo de grandes proporciones para la Comarca. Y aquí lo describo:

Se calcula que poco más del ochenta por ciento del comercio mundial se realiza por transporte marítimo; sí, todos esos millones de toneladas de mercancías salen y entran por los puertos de cada continente. Nuestro país se sitúa entre las trece economías con mayor movimiento exportador. Tal vez eso sea un factor que explique el crecimiento en la capacidad de los puertos mexicanos, pues en el lustro más reciente esa capacidad creció casi un sesenta por ciento, para rebasar ligeramente los 400 millones de toneladas.

Aunque tenemos miles de kilómetros de litoral tanto en el Pacífico como en el Atlántico y el Caribe y somos el país con el mayor número de tratados de libre comercio, no destacamos ni por tener un gran número de puertos ni por capacidad logística global. Cualquiera de los cuatro puertos más grandes de China gestiona por sí solo más TEU (unidades de medida equivalente a un contenedor estándar) que la suma de todos los puertos mexicanos.

Para nuestro país, el listado de puertos más importantes lo encabeza Manzanillo y le siguen, por orden, Lázaro Cárdenas, Veracruz, Altamira y Ensenada. Poco más de 2.1 millones de TEU's estará en condiciones de gestionar Manzanillo con las obras que se realizan en ese puerto, incluidas las mejoras sustanciales de acceso ferroviario.

A todo esto, de acuerdo con las estadísticas del propio puerto, el año pasado Mazatlán gestionó 48 mil TEU's, es decir, cuatro veces menos que Ensenada y más de treinta veces menos de lo que en breve gestionará Manzanillo.

Entre las ventajas que tienen unos puertos sobre otros está la ubicación geográfica, pero también la conectividad con otros puertos en el mundo. Los hay que tienen conexión con más de doscientos y son, desde luego, de los más importantes en el planeta. Pero otra de las ventajas que poseen ciertos puertos radica en la red ferroviaria y carretera que permite el traslado de mercancías que llegan por mar. Nuevamente, aquellos que además están conectados por tierra a regiones y ciudades de alta demanda de mercancías o exportadoras, son puertos de gran impacto comercial y económico regional. Y allí cobran relevancia los ferrocarriles y las autopistas.

Por su ubicación geográfica, Mazatlán posee un gran atractivo como puerto. Sin embargo, su capacidad e infraestructura actual es limitada. Si a eso agregamos que la conexión por tierra es también un área de oportunidad, es sencillo explicar que no luzca entre los puertos más importantes de México. Pero allí es donde se hace presente la importancia que como puerto puede alcanzar Mazatlán si se invierte en la infraestructura necesaria para ofrecerlo como una alternativa eficaz para el ingreso y salida de mercancías del norte centro de México y del centro sur de Estados Unidos, destacando Texas, la segunda economía más grande de ese país.

La conexión Laguna de un gran puerto en Mazatlán obedece a la infraestructura carretera y ferroviaria que deberían complementar la integralidad competitiva del Puerto. Tanto el tren como la carretera principal hacia Estado Unidos tendría un nodo estratégico en la Comarca Lagunera. Esto no es una idea nueva, pero sí no acabada de concretar. Para la macro región que comprenderían Sinaloa, Durango y Coahuila, detonar esa gran obra es una enorme puerta hacia un futuro más promisorio en empleo y actividad económica. Mientras tanto, el verano es ocasión para seguir disfrutando de las playas que nos ofrece.

@letrasalaire
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...