23 de agosto de 2019 notifications
menu desktop_windows
Internacional

Rusia ‘pagará por el MH17’, asegura Kiev

El avión que viajaba entre Amsterdam y Kuala Lumpur fue abatido por un misil tierra-aire

EFE
KIEV, martes 16 de julio 2019, actualizada 12:01 pm

Enlace copiado

Rusia intenta desviar la atención del derribo hace cinco años en el este de Ucrania del Boeing 777 de Malaysia Airlines, pero acabará "pagando por el MH17", declaró hoy el Ministerio de Exteriores ucraniano, en vísperas del quinto aniversario de la catástrofe en la que murieron 298 personas.

"Para desviar la atención del MH17, Rusia intenta iniciar una discusión en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre la ley del idioma ucraniano", dice un mensaje de la Cancillería publicado en Twitter.

La cartera se refería así a la discusión convocada por Rusia en el máximo órgano de seguridad de las Naciones Unidas acerca de la ley que establece el ucraniano como el único idioma oficial de Ucrania, país con numerosa población rusoparlante.

"En cambio, Rusia misma solo tiene un idioma, el de la fuerza", afirma el tuit.

Asimismo, Exteriores se muestra convencido de que, pese a los intentos de desviar la atención de la investigación del derribo del MH17, "se hará justicia" y Moscú tendrá que "pagar".

El 17 de julio de 2014, el avión de Malaysia Airlines fue derribado en el este de Ucrania, zona de un conflicto armado entre el ejército del país y separatistas prorrusos, lo que causó la muerte de las 298 personas que iban a bordo, entre ellas 193 holandeses.

El avión que viajaba entre Amsterdam y Kuala Lumpur fue abatido por un misil tierra-aire disparado desde una zona controlada por milicias separatistas prorrusas, y el Consejo de Seguridad de Holanda concluyó que se trataba de un misil Buk de fabricación rusa.

El mes pasado, el Equipo de Investigación Conjunta (JIT) apuntó a tres ciudadanos rusos y un ucraniano como implicados en el lanzamiento del misil que derribó la aeronave.

Tras conocerse el informe del JIT, la Cancillería ucraniana llamó a Moscú a "aceptar su responsabilidad en el suministro de armas (a los milicianos) y cooperar con la investigación en conformidad con la resolución 2166 del Consejo de Seguridad de la ONU del 17 de julio de 2014".

Rusia, a su vez, niega rotundamente los dos principales argumentos de la comisión de investigación: que el misil que abatió el aparato fuera lanzado desde una zona controlada por los separatistas prorrusos y que la lanzadera hubiera sido transportada desde Rusia, adonde habría vuelto tras la catástrofe.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...