22 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Sucesos

Pasó de ser vegana a alimentar a su hijo con carne cruda

Artritis reumatoide hizo que comiera carne de nuevo

EL SIGLO DE TORREÓN
jueves 18 de julio 2019, actualizada 11:38 am

Enlace copiado

Gloria Zasso es una mujer que vive en Múnich, Alemania, que hace 30 años se pasó al veganismo porque la parecía que comer carne era ‘desagradable’.

Sin embargo, problemas de salud la hicieron introducir la carne de vuelta a su dieta y ahora incluso se le da, a veces hasta cruda, a su hijo de dos años, a quien además pocas veces alimenta con frutas y verduras, detalla el diario Mirror.

Ella comenzó una dieta vegetariana a los 12 años y a los 20, decidió probar el veganismo luego de padecer constantes enfermedades como bronquitis e infecciones urinarias. "Fue en un momento en el que mucha gente hablaba sobre el veganismo como una forma de mejorar su salud, por lo que pensé en intentarlo", cuenta.

"Y funcionó. No me enfermé tanto, y en general me sentí mucho más enérgica", dijo, hasta que al dar a luz a su hijo Isaac, le diagnosticaron artritis reumatoide.

Se negó tomar Methotrexate, un medicamento usado en la quimioterapia, para tratar la enfermedad, y prefirió regresar a los productos animales en su dieta. Al notar mejoras, decidió regresar totalmente al consumo de carne.

"Ahora, Isaac y Thomas [su esposo] comen casi lo mismo que yo, y ambos parecen disfrutarlo", menciona. Así se observa también en su cuenta de Instagram, donde comparte la comida que le da a su hijo, por ejemplo carne de hamburguesa para el desayuno.

Dice que aún está en contra del maltrato animal y que seguirá comiendo lo que a ella y su familia les funciona, sea lo que esto sea.

DA.

Ver esta publicación en Instagram

I used to put emphasis on how the food looks like. Is it pretty enough? Is it colourful enough? You know, especially in the plant based community you always learn ‘eat the rainbow’, you learn this everywhere actually. Took me a while to realize that it doesn’t matter, what matter’s is the nutrient density and bioavailabilty of it. This morning’s toddler fuel was powered by raw sauerkraut, raw goats milk feta, natto, raw lamb liver, wild sardines (from the can), home made cream cheese made with raw milk with fresh garlic and dill and coconut flour bread with a thick layer of raw butter. A lil bit later he also had some eggs (was my breakfast but he of course stole most it. Always like that eh. I still remember from my own childhood that mama’s plate always tasted best ) #wapf #wapfkids ******** Ich hab’ immer gedacht, es wichtig, wie das Essen aussieht. Ist es bunt genug? Sind alle farben auf dem teller? Sieht es huebsch aus? Noch ein paar essbare Blumen dazu? Unsinn. Das ist nicht woraus es ankommt. Hohe naehrstoffdichte und eine hohe bioverfuegbarkeit dessen fuer den koerper ist entscheidend. Unser heutiges Kleinmonster aehh Kleinkind fruehstueck bestand aus natto, wild sardinen (aus der dose), selbstgemachtem rohmilch frischkaese mit frischem knoblauch und dill, sauerkraut, rohmilch ziegenfeta und roher lamm leber. Auch gab’s ein Kokosbrot mit ganz dick Rohmilchbutter. Es wurde alles restlos aufgegessen. Etwas spaeter gab’s noch ein paar Eier (war eigentlich mein Fruehstueck, aber wer kennt’s nich, Mama’s teller ist einfach immer interessant Stimmt’s, mama? )

Una publicación compartida por Gloria Zasso Munich (@shanyaraleonie) el

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...