15 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Homenajean a estudiantes salvadoreños reprimidos en 1975 por el Ejército

La violenta represión fue ordenada por el entonces ministro de Defensa, Carlos Humberto Romero Mena

EFE
SAN SALVADOR, martes 30 de julio 2019, actualizada 1:40 pm

Enlace copiado

Autoridades de la estatal Universidad de El Salvador (UES) homenajearon este martes a cuatro estudiantes universitarios masacrados y desaparecidos por el Ejército el 30 de julio de 1975, con la entrega de títulos póstumos a familiares.

En un emotivo evento celebrado en las instalaciones de la UES, en San Salvador, los asistentes recordaron a Reynaldo Enrique Hasbún Jiménez, Napoleón Orlando Calderón Grande, Sergio Antonio Cabrera Quintanilla y José Domingo Aldana Guerra.

Los títulos póstumos, entregados a los familiares de los jóvenes asesinados, son parte de un acto de "reparación y justicia transicional en honor a las víctimas del 30 de julio de 1975", a propósito del 44 aniversario de la matanza, según lo expresó el rector de la institución, Roger Arias.

Los homenajeados, considerados héroes y mártires, fueron masacrados y desaparecidos por miembros del Ejército de El Salvador que reprimieron una marcha en la que también fueron asesinados estudiantes de secundaria, quienes acompañaban a los universitarios.

La violenta represión fue ordenada por el entonces ministro de Defensa, Carlos Humberto Romero Mena, quien también gobernó al país centroamericano y fue el último presidente militar como parte de la dictadura instalada entre 1931 y 1979, cuyos presidentes llegaban mediante elecciones fraudulentas o golpes de Estado.

La intervención militar, efectuada con gases lacrimógenos y armas de fuego, se saldó con un número de estudiantes muertos y desaparecidos no contabilizados hasta la fecha, debido a que los agentes de seguridad bloquearon el paso al lugar y recogieron los cuerpos, según declararon en su momento algunos testigos de los hechos.

Investigaciones efectuadas posteriormente por observadores internacionales y organizaciones de derechos humanos señalan que, aunque la cifra exacta de fallecidos se desconoce, fueron alrededor de 100 personas las que se contabilizaron como muertas y desaparecidas.

Esta masacre, perpetrada años antes del estallido de la guerra civil (1980-1992), se suma a otras perpetradas por el Ejército, entre estas la matanza de El Mozote, El Calabozo y la del río Sumpul.

Durante los 12 años de guerra, en los que se enfrentaron la guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y el Ejército de este país, financiado por Estados Unidos, murieron unas 75,000 personas y desaparecieron otras 8,000.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...