15 de septiembre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Deportes

'No debí haberme rebajado con Gignac', dice Tomas Boy

Manejar su carácter es un desafío importante para el técnico

EL UNIVERSAL
GUADALAJARA, JALISCO, martes 30 de julio 2019, actualizada 2:30 pm

Enlace copiado

"Mea Culpa". El técnico del Guadalajara, Tomás Boy, se siente apenado por la imagen que dejó el pasado domingo en el partido ante Tigres, cuando se enfrascó en dimes y diretes con el delantero André-Pierre Gignac, porque dañó su imagen personal, así como la del club.

El estratega promete que no volverá a suceder este tipo de situaciones, ya que el más perjudicado es su equipo al no estar presente en la banca, ya que lo suspendieron un encuentro y todo, por un arranque de coraje.

"Soy hombre, fue una tontería de mi parte. No debí haberme rebajado, es la verdad. Es un asunto que quedó en la cancha, ahí lo dejo. Que diga misa. La verdad no lo vi (que lo retó a los golpes Gignac)".

Aceptó el técnico rojiblanco que su personalidad le ha jugado malas pasadas, la cual tendrá que modificar, porque así lo requiere la institución, además de que tiene que aplicar ya la experiencia adquirida y espera que no lo provoquen, algo que tiene seguro sucederá.

"El desafío, es no engancharme, es una constante de siempre. El viernes no estoy en la banca, el equipo ha brincado ese charquito que no necesita tenerme en la banca, pero no me pagan para tenerme a fuera. El castigo es merecido. Puedo decir que tontamente me enganché, pero lo que sucedió en la cancha, están las imágenes y lo dejo en la cancha. No quiero hablar más al respecto, en ese sentido".

Manejarse a la altura de la institución es otro reto que tendrá el técnico, "es un desafío de todos los días, me ha pasado en los equipos y me ha pasado aquí, pero no volverá a suceder. ¿Cómo hacer? Trabajar sobre uno mismo, porque necesito estar cerca de mis jugadores, es importante, no me contrataron para estar en la tribuna. Es evidente que debe haber una sustancial mejoría de mi parte".

Saber manejar su carácter es un desafío importante para el técnico, quien visiblemente apenado por lo sucedido, dijo que el tema está cerrado, porque él no es quién para pedir que también se castigue a Gignac, ya que no lo vio cuando lo retó a golpes y en todo caso, la Liga MX tendría que analizar esa parte, no él.

"Lo de la suspensión es merecida porque no debe ser, me enganché tontamente, no debo llevar a esos términos los alegatos. Después, no hay nada que decir, no volverá a suceder".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...