20 de septiembre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Torreón

'Poder salvar vidas es lo más gratificante'

BEATRIZ A. SILVA MONDRAGÓN / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, jueves 22 de agosto 2019, actualizada 7:48 am

Enlace copiado

Con una trayectoria de 30 años, Raúl Hernández Gómez ha sido parte del honorable Cuerpo de Bomberos en Torreón. Su pasión por este oficio nació a los 11 años cuando acompañaba a su tío que era bombero en la estación Colón y ahí veía los grandes trajes, cascos, y la forma de operar de los bomberos.

"Yo a esa edad estaba en la primaria, salía de la escuela y venía a la estación acompañando a mi tío y trayendo a veces los lonches que me mandaba mi abuela a traer, me nació el amor por el oficio, yo los miraba el cómo se vestían, como salían en sus máquinas a trabajar y el escuchar las sirenas y todo lo que hay alrededor de ser bombero me empezó a emocionar", describe.

Esta experiencia, externó Hernández Gómez, le sirvió de mucho para conocer muy de cerca lo que hace un bombero, lo cual lo enamoró totalmente y fue a los 18 años, cuando de manera formal ingresó como miembro activo del departamento de bomberos, y recuerda, fue el comandante Jesús Zamora Martínez quien le dio esa oportunidad.

En la entrevista realizada al comandante, en la cual en la forma en la que hablaba de su profesión, se podía distinguir la gran pasión que le tiene y sus ganas de aprender cada día más para poder apoyar a los ciudadanos que así lo soliciten, al responder a la pregunta de ¿por qué fue que al cumplir su mayoría de edad decidió regresar a la estación para formar parte del cuerpo de bomberos?, dijo: "El salvar vidas es lo más gratificante, el poder ayudar a la gente es un verdadero honor, porque a pesar del peligro que corremos al realizar nuestro trabajo, ya estando en el campo te olvidas hasta de tu propia familia por rescatar a otras personas", ostentó.

En ese contexto, expresó que al momento de dedicarse a ser bombero, teniendo familia, es difícil para su esposa y sus cinco hijos el que su padre, el comandante Raúl Hernández, exponga diariamente la vida en los rescates que realiza. "Nosotros como bomberos debemos también de preparar a nuestras familias psicológica y emocionalmente, es difícil, porque claro que no quieren que nos pase nada, pero al final del día comprenden que este es un oficio que se realiza por vocación, en el que sí, se toman las debidas precauciones, pero jamás sabemos qué es lo que nos pueda ocurrir", describió.

CAPACITACIÓN CONSTANTE

Ahora a sus 49 años, siendo desde hace un año y ocho meses el jefe de bomberos en Torreón, el comandante recordó que desde el momento en que ingresó a la corporación, su pasión por conocer más de este oficio lo llevó a estudiar y capacitarse en temas referentes a lo que un bombero debe saber para salvaguardar la vida de las personas.

"Desde el momento en el que ingresé busque la forma de poderme capacitar más y más acerca de lo que un bombero debe saber para ayudar de manera eficiente a quien solicita de nuestro apoyo, y así ha sido de manera constante durante los largos años que aquí llevo", mencionó.

Comentó que constantemente los bomberos de Torreón se capacitan en diversas áreas, e incluso han salido fuera de la ciudad a cursos donde han aprendido acerca de rescate acuático, de derrumbes e incluso elementos de la corporación se han capacitado como "topos".

Dentro de los eventos a los que ha acudido al rescate, recuerda que uno de los más fuertes que le ha tocado fue el choque de un camión de pasajeros que quedaron prensados, esto en el trayecto de San Pedro de las Colonias, lugar donde se pidió el apoyo del cuerpo de bomberos de Torreón, donde él iba.

"Fue de verdad un sentimiento terrible el ver cómo la gente quedó prensada en el camión, el momento en el que realizamos las acciones para poder sacarlos fue muy duro, recuerdo que sacamos cerca de 13 cuerpos de niños, jóvenes y adultos que perdieron la vida", mencionó.

Finalmente manifestó que han sido muchos los que se acercan a la estación esperando pertenecer al cuerpo de bomberos, y de ellos, dijo, muchos se han ido.

"Creen que el ser bombero es tomar una manguera y echar agua, pero no, esto va más allá, el ser bombero requiere de mucha preparación como física como emocionalmente, porque estamos presentes en eventos que requieren de nuestro temple intacto, se debe tener una verdadera vocación".

Actualmente en Torreón se cuenta con 120 integrantes del cuerpo de bomberos, repartidos en las siete diferentes estaciones de la ciudad.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...