09 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Deportes

El Betis de Guardado y Lainez, busca los primeros puestos en La Liga

El cuadro bético enfrentará al Villarreal como visitante

EFE
SEVILLA, ESPAÑA, jueves 26 de septiembre 2019, actualizada 3:38 pm

Enlace copiado

Villarreal y Betis se miden en La Cerámica con el objetivo de buscar tranquilidad con la suma de los tres puntos y acercarse de esta forma a la zona alta de la clasificación.

Ambos equipos llegan en situación de igualdad con los mismos puntos, ocho, y con los mismos resultados, al acumular dos victorias, dos empates y dos derrotas.

La única diferencia estuvo en que los locales llegan de haber perdido este martes en Barcelona, mientras que el conjunto andaluz lo hace tras un triunfo ante su afición contra el Levante.

En el bando del Villarreal se mantienen las bajas de los lesionados Bruno Soriano y Alberto Moreno, a los que se podría sumar el lateral Mario Gaspar, que ya no pudo jugar en Barcelona por una lumbalgia.

Mientras que el capítulo de descartes y de posibles bajas por decisión técnica se conocerá este viernes a la hora del encuentro, ya que el Villarreal no da a conocer la lista de convocados en los partidos de local.

En este partido son posibles las rotaciones, tras dos encuentros seguidos en pocos días y el desgaste realizado por algunos jugadores, aunque no parece que el entrenador, Javi Calleja, vaya a desarmar a su equipo, por lo que de haber cambios, éstos serán puntuales.

Por ello, el once inicial podría estar formado por Sergio Asenjo en la portería, con una defensa integrada por Rubén Peña, Raúl Albiol, Pau Torres y Xavier Quintillà.

En el centro del campo formará con una línea de cinco jugadores que serían Iborra, Moi Gómez, Cazorla, Anguissa y Ekambi. Como único delantero está Gerard Moreno, aunque también tiene opciones Carlos Bacca.

El Betis de Joan Francesc Ferrer 'Rubi', por su parte, llega a Villarreal reforzado en puntos y en confianza en su apuesta de juego tras la victoria lograda en el Benito Villamarín ante el Levante (3-1), que le ha aupado a la novena posición con ocho puntos y acercado a los puestos a los que aspira al final de la temporada.

Los verdiblancos llevan cuatro partidos sin perder y han logrado ocho puntos de los últimos doce posibles, y también han ido puliendo desajustes, fundamentalmente en la parcela defensiva, que son los que suscitaron ciertos nervios y dudas en los primeros compases de la competición liguera.

Por ello, el partido de Villarreal se antoja importante para consolidar la apuesta personal de Rubi de fútbol directo y, además, para limar los despistes y fallos atrás que son los que le han costado goles y puntos, aunque el técnico catalán sí cuenta, en contrapartida y para su tranquilidad, con la calidad de sus atacantes y el estado de gracia del goleador Loren Morón, con cinco tantos.

Loren y Borja Iglesias, que se estrenó como goleador ante el Levante, tendrán continuidad en la vanguardia bética en el Estadio de La Cerámica, en la que en la zona de creación seguirán Sergio Canales y el incombustible Joaquín Sánchez por las bandas, y el portugués William Carvalho como enlace con el centro del campo.

Otra de las opciones que podría utilizar Rubi, en el caso de que quiera dosificar a sus jugadores, bien de salida o a lo largo del partido, sería la entrada del extremo Cristian Tello, quien ya ha superado su lesión muscular y ya dispuso de minutos frente al Levante.

En la medular, junto a Carvalho, bien podría continuar el mexicano Andrés Guardado o, en caso de que la apuesta sea más de contención, el de Vilasar de Mar podría incluir en su once al mediocentro defensivo Javi García para guardar las espaldas y ejercer de socio del centrocampista luso.

Otro de los cambios que podría incluir Rubi podría ser el de Emerson Aparecido en el lateral diestro en una zaga en la que le dará continuidad a Álex Moreno por el izquierdo tras su destacada actuación ante el Levante, con un eje que seguiría formado por Marc Bartra y el argelino Aïssa Mandi.

El Betis demostró ante el Levante que se va despojando de automatismos de la era Setién y que la apuesta de Rubi empieza a ser ya reconocible pese a estar en sus compases iniciales; y también que es capaz de jugar sin su estrella, el francés Nabil Fekir, que seguirá siendo baja por una lesión muscular al igual que el central brasileño Sidnei da Silva, el camerunés Wilfrid Kaptoum y el atacante Juanmi Jiménez.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...