20 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

Para Empezar

De príncipes, pollos y santos

Manye Castil
TORREÓN, COAH., lunes 30 de septiembre 2019, actualizada 7:53 am


Enlace copiado

Se terminó un fin de semana que muchos no vamos a olvidar. Quizá la derrota en CU ante Pumas del líder Santos Laguna y las demasiadas victorias de visitantes en la NFL, vayan a ser datos anecdóticos por lo que se vivió en el Azteca con la lamentable y terrible entrada artera del Pollo Briseño a Giovani Dos Santos al que literalmente le hizo un agujero en su pierna derecha y la triste partida de este plano físico de nuestro Príncipe de la canción José José.

Su servidor es un traumado con la música, siento que sin música no podríamos vivir; mi género es el rock clásico pero respeto y admiro toda expresión de arte vía la música, las canciones de José José son indiscutibles piezas de arte, música que aguantó y aguantará el tiempo, letras románticas de amor y dolor magistralmente interpretadas. Tuve la suerte de ver al Príncipe en vivo en el Palenque de la feria de Gómez Palacio por ahí de 1999, José José quizá a su 35 o 40% aún pudo hacernos vibrar, su orquesta y coros se encargaban del resto que el señor ya no nos podía dar. Descanse en paz.

El Pollo Briseño fue campeón del Mundo Sub-17 en el 2011 en aquel Mundial inolvidable para los que vimos al mini Tri eliminar a los alemanes en el flamante TSM, era el capitán y líder de esa selección, como solemos hacerlo sacamos ese triunfo de su dimensión real y la presión cayó en los muchachos, casi ninguno la supo manejar.

El Pollo nunca pudo jugar regularmente en el Atlas y pasó en un movimiento de intercambio a los Tigres en donde fue desaparecido por el Tuca y su forma de trabajar que no ayuda a ningún joven mexicano. Briseño terminó en Portugal y por fin tuvo un torneo con regularidad, un once ideal patrocinado de la liga de Portugal reivindicó su carrera y le valió ser contratado por las Chivas, otra vez al Pollo se le sacaron sus logros de contexto y llegó a las Chivas con una especie de loquera y ansias por figurar que no son normales. Briseño se compró solito una losa de presión que aparte alimenta diario en unas pésimamente manejadas redes sociales, en el Clásico Nacional la bomba de tiempo en su cabeza simplemente estalló. No tengo dudas que Antonio sea buen muchacho pero estoy cierto que en este momento necesita con urgencia un psicólogo y una suspensión que le haga repensar las cosas.

Santos líder fue a CU a dar su peor partido del torneo. Los de Almada fueron justamente derrotados por unos Pumas que tampoco son ninguna maravilla. El Santos no tiene plan B, hoy lo ratificó pero no dramaticemos, esperemos qué pasa en el Volcán, gran prueba.

Manye Castil @manyecastil
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...