19 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

Recuerdos del ayer

Sexto aniversario luctuoso

Sergio Luis Rosas
TORREÓN, COAH., miércoles 02 de octubre 2019, actualizada 8:24 am


Enlace copiado

Mañana jueves se cumple el sexto aniversario luctuoso de Rubén “El Gato’’ Chávez, fallecido repentinamente el tres de octubre del 2013 en su domicilio particular de esta ciudad, víctima de un paro cardiaco. Fue uno de los grandes exponentes del futbol lagunero, en vida militó en los equipos Laguna, Leones Negros de la Universidad de Guadalajara y Tigres UANL, habiendo sido convocado en varias ocasiones a la Selección Nacional en la década de los años ochenta.

Al término de su carrera fue entrenador de porteros del primer equipo de Santos Laguna y de Fuerzas Básicas durante 13 años. Sus enseñanzas fueron claves para que el guardameta Adrián Martínez se consolidara como titular en Santos Laguna y fuera convocado en varias ocasiones a la Selección Nacional. Además, formó a varios arqueros surgidos de la cantera de los Guerreros, quienes lograron debutar en Primera División, entre ellos Tomás Adriano, Francisco “El Panchote’’ González y Julio González.

El deceso de Rubén “El Gato’’ Chávez fue una demostración de duelo popular, siendo despedido a su última morada por familiares, amigos, ex compañeros del desaparecido equipo Laguna y del Santos Laguna, quienes se unieron en un solo sentimiento para decirle adiós a uno de los grandes ídolos del futbol mexicano, surgido de la inolvidable Ola Verde.

Debut providencial. Corría el mes de octubre de 1973, hace 46 años, y las poderosas Águilas del América vinieron al Estadio de San Isidro a enfrentar al Laguna con una constelación de estrellas, encabezadas por los “Tres Mosqueteros chilenos’’ Carlos Reynoso, Oswaldo “Pata Bendita’’ Castro y Roberto Hodge.

Al minuto 30 de tiempo corrido Oswaldo “Pata Bendita’’ Castro cobró un tiro de castigo fuera del área, lo hizo con la potencia que lo caracterizaba a la base del poste izquierdo defendido por el olímpico lagunero Rogelio Ruiz Vaquera, quien se lanzó y logró rechazar el obús del chileno, pero al contrarremate llegó Carlos Reynoso para empujar el balón al fondo de las redes, chocando en la jugada con Ruiz Vaquera.

Rogelio se conmocionó y debió abandonar el terreno de juego en el segundo tiempo, entrando en su lugar Rubén “El Gato’’’ Chávez, quien era portero suplente y recibió la oportunidad en un partido difícil, cuando su equipo perdía por un gol a cero. No era el momento idóneo para debutar a un novato, pero Claudinor Barbosa (QEPD), técnico en turno de la Ola Verde, se la jugó con Rubén y éste no lo defraudó.

Cuando ingresó “El Gato’’ Chávez hubo una serie de dudas en las tribunas de San Isidro, ya que la gente se preguntaba quién era el que había entrado en lugar de Ruiz Vaquera, mientras que la voz oficial del Estadio San Isidro anunciaba el ingreso del mundialista mexicano Enrique Borja, un artillero que imponía respeto y podía anotar en cualquier momento.

“El Gato’’ Chávez defendió en el segundo tiempo la portería Norte de San Isidro, atrás de ella estaba la sección que se conocía como La Herradura. A unos cuantos minutos de iniciada la parte complementaria Carlos Reynoso dio un gran pase a Enrique Borja, quien prendió el balón a la media vuelta y disparó al mero ángulo izquierdo de la portería defendida por “El Gato’’ Chávez, quien en gran lance desvió el balón a tiro de esquina, en lo que fue su primera atajada en el futbol profesional y el primer aplauso que cosechó a lo largo de 15 años de su brillante carrera bajo los tres postes.

La incertidumbre que había en la tribuna empezó a desaparecer y se diluyó por completo cuando en una melé en el área lagunera, el balón salió rebotado y Roberto Hodge le bombeó el tiro a Rubén, quien corrió hacia atrás para desviar el esférico a tiro de esquina, quedando atrapado en las redes de la portería por el esfuerzo realizado.

“El Gato’’ quedó tirado en el pasto con los pies atorados en la red, cuando de repente se percató de la presencia de Enrique Borja, quien le ayudó a levantarse y le preguntó “muchacho estás bien’’, al tiempo que le tomaba entre sus manos el rostro. Fue un momento inolvidable para Rubén, pues el gran ídolo del futbol mexicano confirmaba el debut de Chávez y que “lo valiente no quita lo cortés’’.

Los dos grandes lances de Rubén motivaron a sus compañeros y se lanzaron en busca del empate, el cual consiguieron en un remate de cabeza de Miguel Ángel Micó en un centro al segundo poste, un empate que supo a gloria. Así fue el debut de quien iba a ser portero titular del desaparecido equipo Laguna en las temporadas 1973-1974 y 1974-1975.

En las jornadas posteriores a su debut se consolidó y empezó a ser reconocido por sus compañeros de profesión, Rubén recordaba con satisfacción que en una visita al Cruz Azul en el Estadio Azteca fue felicitado por el inolvidable Miguel “El Gato’’ Marín, quien días después le envió a Torreón un par de guantes de reconocida marca.

Sus buenas actuaciones en su primera temporada con la inolvidable Ola Verde contribuyeron a que el equipo se salvara en la Liguilla por el no descenso que jugó contra el equipo San Luis. Al término del torneo 74-75 fue transferido inicialmente al equipo Jalisco junto con sus compañeros Víctor Elizalde y José Valerio Franco.

Finalmente “El Gato’’ Chávez llegó a los Leones Negros de la Universidad de Guadalajara, equipo con el que jugó de 1975 a 1988 y conquistó dos subcampeonatos al lado de los brasileños Roberto da Silva, Belarmino de Almeida júnior, “Nené’’, Carlos de Jesús Eusebio y Jair de Jesús Pereyra.

Durante la temporada 1983-1984 fue a préstamo a Tigres, pero al año siguiente regresó al equipo tapatío. Fueron 15 años de una brillante carrera profesional, en la que jugó alrededor de 500 partidos y en varias ocasiones fue convocado a la Selección Nacional.

Rubén destacó como un portero ágil, de grandes reflejos, buena reacción, eficiente en la salida y en el juego aéreo. Cuando llegó a los Leones Negros de la Universidad de Guadalajara disputó la titularidad con el mundialista mexicano Ignacio “El Cuate’’ Calderón, ícono del Campeonísimo Chivas, a quien el guardameta lagunero desbancó y lo orilló al retiro.

“El Gato’’ Chávez formó parte de una generación de futbolistas surgidos de la cantera del desaparecido Club Laguna que lograron trascender en equipos importantes del futbol mexicano, entre ellos Rogelio Ruiz Vaquera, Francisco “El Oso’’ Ramírez, Víctor Elizalde, José Valerio Franco, Ricardo “El Lolo’’ González, José Luis “El Chino’’ Cruz y Hugo René Rodríguez, quienes en un partido contra Unión de Curtidores hicieron posible el sueño de que la Ola Verde jugara con 11 laguneros en la cancha en un partido oficial. A seis años de su partida Rubén Chávez será siempre recordado por la afición lagunera.

¡Hasta el próximo miércoles!

Sergio Luis Rosas

sluisrosas@hotmail.com
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...