09 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Afirma Putin que atacantes de refinerías saudíes no lograron su objetivo

Debido a que los precios del petróleo ya se han recuperado

EFE
MOSCÚ, RUSIA, miércoles 02 de octubre 2019, actualizada 11:33 am

Enlace copiado

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, dijo hoy que no hay pruebas de que Irán esté detrás del reciente ataque a las refinerías de la petrolera saudí Aramco, al tiempo que sostuvo que aquellos que lo planificaron y perpetraron "no lograron su objetivo", porque los precios del petróleo ya se han recuperado.

"Condenamos este tipo de ataques, con independencia de quién está detrás. Es un acto destructivo que ha tenido su impacto en el mercado energético global, pero considero que aquellos que planificaron y perpetraron el ataque no lograron su objetivo", señaló Putin en la sesión plenaria de la Semana Energética de Rusia.

Indicó que tras el ataque "hubo algunas fluctuaciones en el mercado energético y Arabia Saudí perdió la mitad de su bombeo, pero esto tuvo un efecto solo a corto plazo. Prácticamente una semana después los mercados globales se recuperaron y el precio (del barril de petróleo Brent) descendió por debajo de los 60 dólares".

"De esta manera no tuvo el efecto esperado por aquellos que lo planificaron", recalcó Putin, quien se pronunció además en contra de "culpar a Irán, porque no hay pruebas reales" de que fuera responsable del ataque contra las plantas de Abqaiq y Khurais.

"Los servicios de inteligencia de EUA trabajan en interés de la política exterior estadounidense, pero no han producido ninguna prueba" sobre la supuesta implicación de Teherán en el ataque, sostuvo.

Señaló que el presidente de Irán, Hasán Rohaní, con quien Putin se reunió este martes en Ereván, "no asume ninguna responsabilidad" y dice que "no está relacionado de ninguna manera con el ataque.

Washington ha acusado a Teherán de estar detrás del ataque contra Aramco, que fue reivindicado por los rebeldes hutíes del Yemen -respaldados por Irán-, mientras que Arabia Saudí aseguró que los drones y misiles empleados eran iraníes, pero no apuntó directamente a la República Islámica.

El secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Mohamed Barkindo, dijo a su vez que el ataque "fue un "shock", pero alabó la manera en que Arabia Saudí y Aramco contuvieron la crisis, calmaron el mercado, informaron de manera transparente del impacto en su producción y volvieron a finales del mes pasado a los niveles previos de bombeo.

Para el presidente de ExxonMobil, Darren Woods, el mercado y los saudíes respondieron bien a la situación, en tanto que su homólogo en BP, Robert Dudley, calificó de "bastante extraordinaria" la respuesta de los mecanismos del mercado para estabilizar los precios.

"La solidez de los mercados (energéticos) ha sido parcialmente comprometida, pero permanece aún sólida", sostuvo Woods, en tanto que Dudley aseguró que "no hay ninguna necesidad de activar la alarma", porque las petroleras están preparadas para responder ante este tipo de situaciones.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...