14 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Espectáculos

Actores se meten hasta los huesos de sus personajes

Han impactado al público por sus grandes resultados

MARGARITA NEGRETE / EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, domingo 13 de octubre 2019, actualizada 10:42 am

Enlace copiado

Joaquin Phoenix, perdió 23 kilos en sólo cuatro meses para al Joker, lo cual ocasionó en el actor alteraciones en su ánimo y conducta por el régimen tan estricto al que estuvo sometido.

Su preparación es el ejemplo de la llamada actuación de método, un conjunto de técnicas desarrolladas a partir del Sistema Stanislavski, creación del actor, director y administrador de teatro ruso Konstantín Stanislavski.

Esta técnica combina el trabajo sobre el papel, con énfasis en la investigación y experimentación de la vida del personaje, y el trabajo sobre uno mismo, haciendo hincapié en la implicación personal del actor y su responsabilidad respecto a la memoria, experiencia y visión del mundo.

Varios actores lo han usado para dar al público sus mejores trabajos, a continuación mencionaremos algunos de ellos:

Daniel Day Lewis- Lincoln

Quien definitivamente es el rey del método es el actor Daniel Day Lewis, pues en todos sus proyectos, literalmente, se mete en la piel de sus personajes.

En película La insoportable levedad del ser, aprendió checo por su cuenta, aunque la cinta estuviera en inglés. Lo hizo porque la película transcurría en la Checoslovaquia comunista, pero el filme era una adaptación americana.

Para su papel en The Last Of The Mohicans aprendió a construir canoas.

En la película que le valió su primer Oscar, My Left Foot, pasó toda la filmación en silla de ruedas porque su personaje sufría de parálisis cerebral. Allegados a la producción aseguraron que mientras estaba en el set nunca tomó un descanso.

Cuando filmó Gangs of New York contrajo neumonía y se rehusó a tomar medicamentos ya que en la época en se narraba la película estos no existían. Su entrega lo ha llevado a tener problemas con sus compañeros, como en la película There Will Be Blood, cuando el actor que interpretaba a “Eli” dejó la producción porque le asustó que Daniel nunca dejaba de actuar como su personaje, incluso cuando las cámaras no estaban filmando, motivo por el cual se enemistaron fuera del set.

Para su papel de Lincoln el actor exigía que todos lo trataran como si en verdad fuera Abraham Lincoln y mantenía el mismo estilo tono al hablar y los mismos gestos. Pero toda sus dedicación ha valido la pena pues cuenta con tres premios Oscar.

Kate Winslet - The Reader

/media/top5/otros23418256jpg.jpg

Su papel de una exguardia de un campo de concentración Nazi le valió el Oscar a Kate Winslet, quien aseguró que su implicación con el personaje fue tal, que hablaba con acento alemán durante todo el día, incluso al leerle cuentos a sus propios hijos.

La actriz reconoció que le costó varios meses volver a la normalidad.

Heath Ledger - The Dark Knight

/media/top5/otros23418259jpg.jpg

Antes de que Joaquin Phoenix cautivará con su Joker, Heath Ledger interpretó a un Guasón impulsivo pero a la vez calculador, violento pero muy inteligente, bromista pero con la capacidad de ponerse serio y asesinarte de un segundo a otro.

Contrastes tan marcados que han hecho que la crítica califique a este personaje uno de los mejores de su carrera. Pero para llegar a tal actuación, Ledger echó mano de métodos poco convencionales. El actor escribió un diario en el cual detallaba sus pensamientos cuando estaba metido en personaje. Pasó un mes completo encerrado en una habitación de hotel practicando la voz que usaría el Joker. En la escena del interrogatorio, Heath le pidió a Christian Bale que lo golpeara de verdad y con toda su fuerza para que sus actuaciones fueran más intensas y reales.

Leonardo DiCaprio - The Revenant

/media/top5/otros23417012jpg.jpg

Gracias a su papel como “Hugh Glass”, en la cinta del director mexicano Alejandro González Iñárritu, Leonardo DiCaprio pudo conseguir su tan anhelado Oscar. Para el no fue fácil llegar a los niveles de intensidad requeridos para el papel. La filmación fue ardua y accidentada, duró varios meses más de lo planeado y varios miembros del equipo renunciaron.

Leonardo hizo todo para que su personaje mantuviera la autenticidad, pues a pesar de ser vegano y ecologista de hueso colorado, accedió a comer un hígado crudo de bisonte como hace desesperadamente su personaje luego de pasar varios días hambre. Las reacciones que expresa en escena son totalmente legítimas: nauseas, animalidad y euforia, todas a ellos quedaron plasmadas en una gran escena.

Robert De Niro - Taxi Driver / Raging Bull

/media/top5/otros23416998jpg.jpg

Para adentrarse en su papel en Taxi Driver, Robert De Niro pasó varios días en una base del Ejército de los Estados Unidos ubicada en Italia. Aprendió a disparar un arma y adoptó el modo de hablar y comportarse los hombres que conoció ahí.

De regreso en Nueva York, sacó la licencia para conducir taxis y trabajó como taxista en turnos de 12 horas, lo cual le ayudó a entender el humor de su personaje.

Después para la película Raging Bull, Robert subió 27 kilos para lograr la apariencia deseada por Martin Scorsese. El sobrepeso hizo merma en su salud, provocándole problemas para respirar, hablar y le costaba trabajo mantenerse derecho. Y para la otra fase de la producción, en la que su personaje se encontraba en plena forma física, el actor tuvo que aprender a boxear de verdad.

Ganó dos de las tres peleas profesionales que llegó a protagonizar, pues se convirtió en boxeador de peso medio gracias a su entrenamiento con Jake LaMotta, el boxeador en que se basa la película, quien dijo que De Niro luchaba como profesional y que era uno de los mejores pesos medios que había visto.

Adrien Brody - El Pianista

/media/top5/otros23418343jpg.jpg

Para interpretar a Wladyslaw Szpilman en El Pianista, Adrien Brody decidió hacer varios sacrificios en su vida personal para acercarse un poco al sufrimiento del trágico pianista judío.

Brody abandonó su apartamento, desconectó su teléfono, vendió su auto y con solo dos maletas y un teclado se mudó a Europa para filmar la película. Su novia en ese momento rompió con él debido a los repentinos y drásticos cambios.

Perdió muchos kilos para verse como lo haría alguien que apenas puede dar una comida al día, como era el caso de su personaje. Lo cual lo dejó bastante débil, y según él mejoró su interpretación.

Hilary Swank -Boys Don’t Cry

/media/top5/otros23418347jpg.jpg

En la cinta Boys Don’t Cry Hilary Swank interpreta a una chica que se hace pasar por un chico. Para hacer más realista su interpretación, la actriz pasó una temporada viviendo como si ella misma fuese un hombre.

Lo llevó a tal extremo que sus propios vecinos estaban convencidos de que la actriz tenía un hermano que iba a diario a visitarla.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...