12 de noviembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

La Columna de Rosell

RAFAEL ROSELL
domingo 20 de octubre 2019, actualizada 9:56 am


Enlace copiado

La situación del club de fútbol Tiburones rojos del Veracruz es de todos conocida y es una vergüenza que siga participando en la Liga MX y su dueño el impresentable de Fidel Kuri debería de estar expulsado de por vida del fútbol organizado, eso nos queda claro, muy claro. Pero lo que Tigres hizo en la cancha del Pirata Fuente va más allá de lo penoso, fue una muestra de egoísmo y arrogancia ante el caído, imperdonable. Hacer leña del árbol caído nunca aplica tan bien como el espectáculo bochornoso ordenado por Ricardo Ferretti que junto con Gignac traen una inquina especial contra el equipo y afición veracruzana.

¿Recuerdan las imágenes de un poseído Ferretti vociferar y empujar fuera de sí a policías en el 2017? ¿Recuerdan a Gignac celebrar un gol frente a la porra de Tiburones y prender a la tribuna escuala? Tuca y Gignac fueron de los que se quedaron más tiempo en la cancha a pesar de saber que su presencia enardecía más a los aficionados que se peleaban en las gradas del Pirata, "son 300 contra 5000, es una vergüenza" gritaba Gignac cuando la porra de Tigres era atacada por los aficionados al Tiburón. Noche que quedó grabada tanto en André-Pierre como en Ferretti, así que lo solidario la noche del viernes les duró un minuto, ¡¿Cómo que tres ¿¡imagínate¡? "Les damos un minuto y se acabó" fue la respuesta del capitán de Tigres Guido Pizarro. La pregunta es ¿que tanto daño le causaba a Tigres aguantar dos minutos más de peloteo? ¿Tocar el balón de un lugar a otro por tres minutos ¡¿era mucho pedir? Si los Tigres son especialistas en eso, mover el balón hasta desesperar al rival y terminar liquidándolo. ¿No les bastaban 87 minutos para acabar con los Tiburones moribundos?

Volvamos a la noche del 17 de febrero del 2017 jornada siete del Apertura, Gignac sigue en la cancha sumamente molesto y se niega a ingresar al vestidor, por fin lo convencen y antes de entrar al túnel le grita a los rijosos aficionados de los tiburones, "ojalá desciendan, ojalá se vayan a la segunda", como una maldición gitana. La actitud del francés el viernes pasado al anotar el segundo gol y por cierto su gol 100 en México, que deberá llevar el asterisco de la infamia como algunos récords en las Grandes Ligas. Reconstruyamos: Vargas esta de frente al arco de Jurado y decide en un ataque de solidaridad o de repartir culpas, girar, darle la espalda a la portería y cederle el balón a Gignac, que patea de primera como diciendo "síganle y les hacemos diez"" y mete el balón con un Jurado inmóvil e incrédulo ante la desfachatez del galo.

En el mundo hay varios ejemplos de solidaridad futbolística, ya sea de los jugadores o de los técnicos, en nuestro país el viernes fue de pena ajena, pero no de los jugadores de los Tiburones, a ellos no los mezclen esta vez, Kuri, la Liga y por supuesto los Tigres protagonizaron una noche bochornosa llena de mezquindad y egoísmo.

Leo a algunos indignados que dicen que los Tigres no son los villanos que el villano es Kuri, y sí, claro que sí, el villano de siempre es Kuri, pero los villanos del viernes fueron los Tigres, por Dios si cuando cae el primer gol de Vargas ya iban dos minutos, solo restaba uno más y a jugar normalmente. Algunos ingenuos pensaban que en el momento que los futbolistas del Veracruz se movieran con normalidad en la cancha, Tigres se dejaría anotar dos goles para emparejar las cosas al estilo Loco Bielsa, que va, la idea era escapar del puerto con los tres puntos sin importar los medios.

Al final de cuentas el problema persiste, pero que el campeón de la Liga MX y protagonista permanente esta última década de nuestro fútbol, se hubiera prestado con solidaridad a ser cómplice del pobre y abandonado por tres pinches minutos, sería un ejemplo que de alguna manera u otra abonaría a la presión para que ese "cáncer" del fut mexicano llamado Fidel Kuri sea proscrito de una vez y para siempre del fútbol organizado, la Liga , que finanzas sanas tiene se haga cargo de la nómina y después se la cobre como sea a Kuri, después a buscar otros dueños que respeten la gran tradición que significan los Tiburones Rojos del Veracruz, el equipo del inmortal Luis "Pirata" Fuente.

rrosell50@hotmail.com
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...