10 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Abandona O'Rourke carrera a presidencia

EFE
WASHINGTON, EUA , sábado 02 de noviembre 2019, actualizada 9:58 am

Enlace copiado

El excongresista Beto O'Rourke, que convirtió el control de las armas de fuego en un eje central de su campaña presidencial, abandonó este viernes la carrera para lograr la candidatura demócrata para las elecciones de 2020 en Estados Unidos, lo que deja aún en liza a 17 candidatos.

En su cuenta oficial de Twitter, O'Rourke anunció el fin de su campaña, en la que le costó captar el apoyo de las minorías hispana y afroamericana y en la que no llegó a suscitar tanto entusiasmo como su intento en 2018 por arrebatar a los republicanos uno de los escaños de Texas en el Senado.

"Anuncio que mi servicio a este país no será como candidato o como nominado", tuiteó O'Rourke.

En una entrada en un blog, el demócrata reconoció que su campaña "no tiene los medios para avanzar con éxito".

"Aunque es difícil de aceptar, ahora tengo claro que esta campaña no tiene los medios para avanzar con éxito. Mi servicio al país no será como candidato o como el nominado. Reconocer esto ahora es lo mejor para aquellos que permanecen en la campaña; es lo mejor para el partido mientras intentamos unirnos alrededor de un candidato; es lo mejor para el país", escribió.

Apenas unos minutos después de que el demócrata anunciara su decisión, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reaccionó en Twitter: "Oh no, Beto acaba de dejar la carrera presidencial a pesar de que dijo que 'había nacido para esto'. ¡Me parece que no!", se burló el mandatario.

O'Rourke anunció su campaña en marzo e inmediatamente captó la atención de los medios y fue capaz de recaudar 6.1 millones de dólares solo en su primer día como aspirante a la Casa Blanca.

Sin embargo, conforme avanzó el tiempo y aumentaron los candidatos, el excongresista comenzó a enfrentarse a dificultades financieras.

O'Rourke intentó destacar por sus ideas para aumentar el control de armas después de la matanza de agosto en El Paso (Texas).

El demócrata, que nació en El Paso y ocupó varios puestos en su Ayuntamiento, culpó de la masacre a Trump y llegó incluso a pedir la prohibición de los rifles de asalto, una posición mucho más radical que el resto de aspirantes demócratas y que provocó un fuerte rechazo entre los republicanos, fieros defensores del derecho a portar armas protegido en la Segunda Enmienda de la Constitución.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...