07 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Columnas Social

Las palabras tienen la palabra

Los nombres falsos

Juan Recaredo
TORREÓN, COAH., martes 12 de noviembre 2019, actualizada 10:31 am


Enlace copiado

La Hija del Sol, Clemencia y La Gaviota entre muchas otras, son obras del notable escritor español del Siglo XIX Fernán Caballero. Sin embargo, ahora se sabe que Fernán Caballero no lo era, no era caballero ni de apellido ni de género pues detrás de ese nombre se ocultaba la escritora española Cecilia Bohl de Faber y Larrea. ¡Perdón! Cecilia tampoco era española o tal vez sí, pero no nació en España sino en Suiza. Ciertamente vivió en España muchos años, pero no toda su vida.

El tema de los pseudónimos a los que también les podemos llamar seudónimos, es siempre apasionante. Es muy interesante saber el verdadero nombre de los famosos para comparar como nos habíamos imaginado que era Fulano de Tal y como es ahora cuando sabemos que no se llamaba así, sino de otra manera, por lo general muy distinta.

Algunos de estos personajes célebres se han dado a conocer por un apodo que cualquiera entiende que no es su nombre. Por ejemplo "El Arcipreste de Hita", poeta castellano del siglo XIV firmaba así sus obras porque en realidad era arcipreste, que es un cargo eclesiástico y ejerció largo tiempo en Hita, una provincia española.

El Greco fue un controvertido pintor de la etapa final del Renacimiento y firmaba sus obras como Il Greco -que quiere decir "el griego" en italiano- porque era griego y tal vez también por un afán de simplificación y es que su nombre completo era casi impronunciable. Se llamaba Doménikos Theotokópoulos. No pues sin duda, era griego.

Cuando el Greco vivió en Roma, Miguel Ángel ya había muerto y al saber que había la intención de cubrir algunas figuras de "El Juicio Final" de la Capilla Sixtina porque al Papa Pío V le parecían indecentes, el Greco dijo que mejor quitaran toda la escena y que "él podría hacerla con honestidad y decencia y no inferior a ésta en cuanto a su buena ejecución". ¿Qué tal si lo dejan? Era indiscutiblemente un gran pintor pero de eso a que le permitieran destruir el trabajo de Miguel Ángel para poner el suyo, ¡pues claro que no!

Otros pseudónimos famosos son, por ejemplo el de Tirso de Molina, uno de los dramaturgos más prolíficos del Siglo de Oro, que en realidad se llamaba Fray Gabriel Téllez.

Félix Rubén García Sarmiento fue un destacado poeta nicaragüense, iniciador y máximo representante del modernismo literario en lengua española, que trascendió en la historia como Rubén Darío.

De los artistas actuales hay muchos ejemplos de los que usan nombres falsos. ¿Cuáles conoce usted?

Soy Don Juan Recaredo… compártame sus dudas y comentarios: donjuanrecaredo@gmail.com, Twitter: @donjuanrecaredo.

ME PREGUNTA:

Juanita Garcés: Escuché que se referían a un animal como un lirón, pero ¿qué es?

LE RESPONDO:

El lirón es un roedor parecido al ratón que se pasa la mayor parte de su vida durmiendo.

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA:

Era una persona tan ignorante, que para el control de la explosión demográfica propuso esterilizar a las cigüeñas.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...