12 de diciembre de 2019. notifications
menu desktop_windows
Espectáculos

¿Geraldine Bazán quería desfigurar la cara de Irina Baeva?

El último trabajo que pidió fue que ella sufriera un accidente

EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, martes 19 de noviembre 2019, actualizada 10:20 am

Enlace copiado

Geraldine Bazán y su separación con Gabriel Soto para iniciar una relación con Irina Baeva ha dado nuevamente de qué hablar.

Supuestas fuentes revelaron a la revisita TVNotas que Bazán, madre de las dos hijas de Soto, acudió con un brujo para separar a la nueva pareja y él regresara con ella.

"Geraldine estaba muy desesperada y dijo que a toda costa quería recuperar a Gabriel, que aún era su marido. Sabía que él no era estable con ninguna mujer, que las veces anteriores que le fue infiel no pasaba de un acostón", comenta la supuesta fuente.

Además, reveló que son varios famosos quienes acuden con este brujo de Guadalajara, pues incluso mencionó que Sherlyn lo ha recomendado porque "se ha atendido muy seguido con él y ella fue quien le pidió que recibiera a Bazán porque estaba sumamente mal".

Según la publicación, Geraldine Bazán abría pedido el trabajo de "separación" el pasado mes de octubre con un calzón de Gabriel y fotos de él e Irina.

El brujo, quien le habría cobrado ocho mil pesos a la actriz, le dijo que "iba a amarrar unas velas que son figuras de un hombre y una mujer y las iba a llevar a un cementerio y las iba a enterrar 30 centímetros bajo tierra; así pronto habría peleas y disgustos entre ellos", los cuales iban a ir incrementando hasta que se enojaran de verdad y terminara la relación".

Sin embargo, el trabajo de separación se habría detenido debido a otra supuesta petición de Bazán.

"Sus palabras fueron: 'Quiero que hagas un trabajo en donde Irina sufra un accidente, para que Gabriel la deje ya para siempre, ¡no lo quiero cerca de ella", detallan para la revista.

"No, no quiero que se muera, eso no, no me has entendido. Lo que quiero es que sufra un accidente donde su carita de muñequita quede desfigurada", habría expresado Bazán al brujo.

Con una lengua de chivo, chiles, fotografías y 60 mil pesos para conseguir carne de muerto en la Semefo, el brujo podría realizar el proceso que costaba 120 mil pesos, pues es uno de los trabajos más caros y difíciles, aunque al final Geraldine se habría arrepentido pues llegó a la conclusión que no valía la pena regresar con Gabriel.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...