20 de enero de 2020. notifications
menu desktop_windows
Internacional

Papa Francisco llega a Japón para un 'llamamiento profético al desarme'

También mostrará su cercanía a las víctimas del triple desastre de Fukushima

EFE
TOKIO, JAPÓN, domingo 24 de noviembre 2019, actualizada 9:12 am

Enlace copiado

El papa Francisco llegó a Japón para su visita de tres días y en su primer contacto con los obispos del país afirmó que se hará eco del "llamamiento profético al desarme nuclear" y mostrará su cercanía a las víctimas del triple desastre de Fukushima.

Después de su visita de tres días a Tailandia, el papa aterrizó a las 17:25 hora local en el aeropuerto internacional de Tokio y se dirigió inmediatamente a la nunciatura, donde dormirá estos días, para encontrar a los 29 obispos del país.

En su primer discurso adelantó que en su visita este domingo a Nagasaki e Hiroshima rezará "por las víctimas del bombardeo catastrófico de estas dos ciudades", y se hará eco de los "llamamientos proféticos al desarme nuclear".

"Deseo encontrar a aquellos que aún sufren las heridas de este trágico episodio de la historia humana, así como a las víctimas del "triple desastre" de Fukushima, el terremoto que causó un enorme tsunami y causó daños a la central nuclear.

Los datos oficiales hablan de más de 18,000 personas las que fallecieron o desaparecieron como consecuencia del terremoto o el tsunami que devastó la zona, pero a estas hay que añadir las otras cerca de 3,000 que fallecieron como consecuencia de enfermedades o suicidios tras haber perdido todo.

Añadió Francisco que el sufrimiento de estas personas "es un recordatorio elocuente a nuestro deber humano y cristiano de ayudar a los que sufren en el cuerpo y en el espíritu, y de ofrecer a todos el mensaje evangélico de esperanza, curación y reconciliación", así como también recordó el último devastador tifón.

El papa que llegó de manera precipitada a la reunión con los obispos bromeó diciendo que pensarían "que los argentinos eran maleducados" al no haber saludado uno por uno a los prelados a su entrada.

Comenzó recordando "la entronización del nuevo emperador (Naruhito) y el inicio de la era Reiwa" y "la simpatía y cariño por estas tierras" de su juventud cuando quiso ser misionero y no se le permitió por su operación en un pulmón.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...