Nosotros no cruzamos la frontera, la frontera nos cruzó a nosotros

Blogs de El Siglo

Nosotros no cruzamos la frontera, la frontera nos cruzó a nosotros

PUBLICIDAD

Escrito por Diana Miriam Alcántara Meléndez 11 de noviembre de 2010

Esas son las palabras que Sartana, el personaje que encarna Jessica Alba, pronuncia en un momento crucial de la nueve película de Robert Rodríguez: Machete.

Hay tantas cosas que decir referentes a esta película que es difícil saber por dónde y con qué comenzar.  Como que el actor, y primo segundo de Rodríguez, Danny Trejo, ha interpretado al personaje Machete con anterioridad, tres de ellas dentro de la franquicia de Spy Kids; o que el proyecto comenzó como uno de los trailers falsos dentro de Grindhouse (EUA, 2007).

De acuerdo, tal vez sea mejor confesar que soy fanática de Robert Rodríguez, para muchos su estilo difícil de definir y agradar; su repertorio incluye películas de niños como Spy Kids (EUA, 2001) y Shorts (EUA, 2009),  o relatos que tienen que ver con criaturas sobrenaturales, como en Aulas Peligrosas (EUA, 1998) o Del Crepúsculo al Amanecer (EUA, 1996), pero sobre todo, cine gore, sangriento y de bajo presupuesto al estilo Tarantino; de ahí la variedad de producciones, entre las que también se encuentran Sin City (EUA, 2005), Planet Terror (EUA, 2007) y ahora, Machete (EUA, 2010). Perfecto, y por si acaso no nos habíamos dado cuenta, Rodríguez suele trabajar con los mismos actores, con frecuencia incluye dentro de su equipo de producción a familiares que trabajen en diferentes áreas del cine, y además, es frecuente notar ese constante toque latino/mexicano dentro de sus películas.

¿Y entonces, Machete? Bien, la historia trata de un Ex Federal, Machete, que es contratado para asesinar a un Senador de los Estados Unidos, pero la misión no es más que una trampa para implicar a una sociedad secreta que ayuda a inmigrantes dentro del país, así que sin más, es tiempo de tomar venganza.

La historia puede estar llena de clichés, litros y litros de sangre, escenas en las que cada personaje se luce en su pelea contra la injusticia y todo lo que una B-movie (película de bajo presupuesto) puede significar.  Dentro del mundo de los conocedores, la película también puede tratarse de un fallido intento por la acción y las peleas con cuchillos, hay quienes dirán que se pasa de sangre, de muertos y de incoherencias, la clásica macho-movie en la que el protagonista  lo puede todo, con todo y contra todos. Y no estarían equivocados, porque de eso se trata la película, de una diversión de 105 minutos en la que se nos permiten tomar con menor seriedad y angustia temas como la situación política actual, la frontera y las armas.

Desde mi punto de vista la película es una propuesta refrescante si se es fan de este tipo de cine. Machete es una película para disfrutar, sin tomársela muy en serio y, sin embargo, tiene mucho que decir. Me encontré con no ser la única que reía en el cine cuando se hacían referencias a temas como la frontera y los inmigrantes. Aunque al estar rodeada de extranjeros sí fui la única que rió cuando un matón con un mal español pregunta al personaje de Michelle Rodríguez: ¿Hablas inglés? A lo que ella en inglés perfecto responde: Depende de la pregunta.

De verdad, no se trata de un doble mensaje ni de ningún subtexto, a mi punto de vista el contenido  y la historia son tan serios como nosotros queramos tomárnoslos. Porque si a esas vamos a mi me hubiera encantado que los personajes que se dicen mexicanos por lo menos hablaran como mexicanos y no con un obvio acento extranjero. Pero bueno, no nos pueden complacer a todos.

El cine permite la variedad de opiniones, puntos de vista e historias; Machete es una propuesta más de la oferta cinematográfica, pero una propuesta creativa, provocadora, sugerente. Con un elenco que incluye nombres tan atractivos como Jessica Alba, Michelle Rodríguez, Lindsay Lohan, Danny Trejo, Robert De Niro y Steven Seagal. Los invito a buscar Machete en la cartelera y dejar que cruce nuestros límites, tal vez nos haga ir más allá de nuestras fronteras culturales.

6,449 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD